Te­mas de Cun­tis ofre­ce un es­pa­cio úni­co y di­fe­ren­cia­do

Las Ter­mas de Cun­tis or­ga­ni­za bo­das en un en­torno na­tu­ral a ori­llas del río Ga­llo

La Voz de Galicia (Arousa) - Especial2 - - Portada - N. D. AMIL

Son mu­chas los pre­pa­ra­ti­vos pa­ra una pa­re­ja de no­vios que de­ci­de dar un pa­so ade­lan­te y ca­sar­se. Ves­ti­dos, in­vi­ta­dos, via­je, pe­ro so­bre to­do dón­de ce­le­brar­lo. En los úl­ti­mos años, mu­chas de es­tas du­das se re­suel­ven en las Ter­mas de Cun­tis. Un en­torno na­tu­ral pri­vi­le­gia­do aten­di­do por una se­rie de pro­fe­sio­na­les que lle­van más de 25 años cum­plien­do sue­ños, un cuar­to de si­glo de ex­pe­rien­cia en la or­ga­ni­za­ción de bo­das. A es­tas al­tu­ras ya tra­ba­jan pa­ra los ca­si trein­ta ban­que­tes nup­cia­les, 22 co­mu­nio­nes, ade­más de cin­co bau­ti­zos y tres bo­das de oro. En de­fi­ni­ti­va, mu­cho tra­ba­jo pa­ra que to­do sal­ga bien. No se de­ja na­da al azar. Las ins­ta­la­cio­nes dis­po­ne de una zo­na ajar­di­na­da, con am­plios es­pa­cios ver­des y mu­cha ve­ge­ta­ción, ideal pa­ra los cóc­te­les, ade­más de los sa­lo­nes o la car­pa, un es­pa­cio acris­ta­la­do muy ex­clu­si­vo.

Los gus­tos de la gen­te ape­nas han cam­bia­do en los úl­ti­mos años a la ho­ra de es­co­ger fe­cha. Agos­to, ju­lio y ju­nio son, por es­te or­den, los me­ses más de­man­da­dos, pe­ro sep­tiem­bre es­tá em­pe­zan­do a ga­nar pro­ta­go­nis­mo y ca­da vez son más los que op­tan por es­te mes pa­ra sus ce­le­bra­cio­nes. O Xar­dín das Ter­mas se en­car­ga­rá de la pre­pa­ra­ción de la fies­ta, don­de ofre­cen to­dos los ser­vi­cios, que van des­de el ban­que­te, la ce­re­mo­nia, fo­to­gra­fía, música, trans­por­te, de­co­ra­ción, glo­bos, fo­to­ma­tón, gai­tei­ros, ma­ria­chis, in­vi­ta­cio­nes per­so­na­li­za­das, al­qui­ler de co­ches, de­ta­lles de bo­das, hin­cha­bles, cui­da­do­res de ni­ños... un am­plio ca­tá­lo­go pa­ra que na­da que­de a la im­pro­vi­sa­ción y el clien­te que­de sa­tis­fe­cho.

Im­por­tan­cia gas­tro­nó­mi­ca

Des­de las Ter­mas de­di­can es­pe­cial cui­da­do a la par­te gas­tro­nó­mi­ca con aten­ción a los pro­duc­tos de tem­po­ra­da tan­to en las car­nes, co­mo los ma­ris­cos o pes­ca­dos. Aú­nan tra­di­ción y van­guar­dia pa­ra ser ca­da vez más com­pe­ti­ti­vos en un as­pec­to vi­tal pa­ra la pa­re­ja, que ade­más es­co­ge el me­nú en su to­ta­li­dad.

No hay un plan­tea­mien­to igual pa­ra to­dos los even­tos, son los pro­pios con­tra­yen­tes los que es­co­gen el me­nú den­tro de la ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de Ter­mas de Cun­tis. Es un ser­vi­cio per­so­na­li­za­do con cocina pro­pia, don­de res­tau­ra­do­res con años de ex­pe­rien­cia y ha­bi­tua­dos a es­tas ce­re­mo­nias di­se­ñan me­nús que no de­jan in­di­fe­ren­te a los co­men­sa­les en uno de los días que re­co­da­rán to­da la vi­da.

Pe­ro no so­lo por el as­pec­to gas­tro­nó­mi­co las Ter­mas es­tán en­tre los es­pa­cios más de­man­da­dos, el en­can­to na­tu­ral de la zo­na es un atrac­ti­vo im­por­tan­te pa­ra las pa­re­jas, que quie­ren ce­le­brar su en­la­ce a ori­llas del Ga­llo y en uno de los re­fe­ren­tes del tu­ris­mo ter­mal del país. No so­lo se pue­de ha­cer el ban­que­te, si los no­vios lo con­si­de­ran opor­tuno tam­bién se pue­de desa­rro­llar en el en­torno de los jar­di­nes la ce­re­mo­nia ci­vil. To­do se ha­ce por cri­te­rios de ca­li­dad y los de­seos de los no­vios.

Los en­car­ga­dos de la or­ga­ni­za­ción de even­tos en las Ter­mas des­ta­can lo que pa­ra ellos es una de sus ma­yo­res cua­li­da­des «el tra­to per­so­nal, el ser­vi­cio in­te­gral que ofre­ce­mos pa­ra que ese día sea es­pe­cial».

FO­TO T.C.

Las ce­le­bra­cio­nes se or­ga­ni­zan al me­dio­día y por la no­che en un en­torno na­tu­ral, don­de la ilu­mi­na­ción jue­ga un gran pa­pel.

FO­TO RA­MÓN LEI­RO

Una pa­re­ja de no­vios, tras el en­la­ce ce­le­bra­do en las Ter­mas de Cun­tis

El co­me­dor acris­ta­la­do se en­tre­la­za con el en­torno na­tu­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.