Ate­rra­dos por el zika

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - EN PORTADA - Por Mar­cos Fi­dal­go

EL PRIN­CI­PAL TE­MOR DE AU­TO­RI­DA­DES, ATLE­TAS Y TU­RIS­TAS NO ES LA VIO­LEN­CIA DE RIO, EL RE­TRA­SO EN LAS OBRAS O LA CON­TA­MI­NA­CIÓN EN LA BAHÍA. EN BRA­SIL EL MIE­DO TIE­NE FOR­MA DE MOS­QUI­TO: LO QUE MÁS SE TE­ME ES EL ZIKA

Fa­bio Sil­va cuen­ta que en el Ho­tel Ga­li­cia una fun­cio­na­ria se in­fec­tó por el virus del Zika. «Ela que­dou cin­co días de bai­xa, pe­ro des­pois vol­tou nor­mal­men­te ao tra­ba­llo». En su opi­nión, el zika no de­be ser un problema pa­ra las olim­pia­das. «An­tes do Mun­dial ta­mén ha­bía moi­to te­mor po­las obras inaca­ba­das e po­las pro­tes­tas, pe­ro ao fi­nal foi un­ha das me­llo­res co­pas». Ami­gos de In­grid que con­tra­je­ron el zika le di­je­ron que es más sua­ve y me­nos de­bi­li­tan­te que el den­gue, pre­sen­te en los ve­ra­nos de Bra­sil ya ha­ce trein­ta años, y que tam­bién es trans­mi­ti­do por el mos­qui­to Ae­des aegy­pti. No obs­tan­te, los es­tu­dios han ase­gu­ra­do que el zika es más con­ta­gio­so, ya que, ade­más de ser ino­cu­la­do por el mos­qui­to, pue­de trans­mi­tir­se tam­bién por trans­fu­sio­nes de san­gre, por el se­xo y has­ta por el be­so. Ade­más del te­rror que pro­vo­ca la mi­cro­ce­fa­lia que los fe­tos de las em­ba­ra­za­das que tu­vie­ron el zika du­ran­te la ges­ta­ción es­tán más su­je­tos a con­traer, y que pro­vo­ca re­tra­sos men­ta­les irre­ver­si­bles.

En­tre las se­des de com­pe­ti­cio­nes de los jue­gos olím­pi­cos, la que ofre­ce más di­fi­cul­ta­des pa­ra el con­trol del zika es la de Deo­do­ro, don­de se rea­li­za­rán mu­chas prue­bas al ai­re li­bre, como las de re­mo y de moun­tain bi­ke. Se­gún Mar­cus Vi­ni­cius Fe­rrei­ra, res­pon­sa­ble de las ac­cio­nes en la ciu­dad con­tra el Ae­des aegy­pti, el cen­tro hí­pi­co es otra preo­cu­pa­ción de es­ta zo­na. «Los lu­ga­res con ca­ba­llos son muy com­pli­ca­dos, ya que el agua pa­ra­da en los es­ta­blos pue­de ser­vir de criadero pa­ra el mos­qui­to», de­cla­ró él a la pren­sa.

En cam­bio, en el ba­rrio de la Ba­rra da Ti­ju­ca, don­de es­tá el Par­que Olím­pi­co y la vi­lla de los atle­tas, los ries­gos son con­si­de­ra­dos me­no­res, pues­to que los man­gla­res, las áreas inun­da­das y la ve­ge­ta­ción del lu­gar atraen a otros ti­pos de mos­qui­tos, aunque las obras pa­ra los jue­gos pue­dan ha­ber cam­bia­do al­go en el eco­sis­te­ma.

Trein­ta días an­tes del ini­cio de los jue­gos se me­di­rá la can­ti­dad de mos­qui­tos en los cen­tros de­por­ti­vos pa­ra de­fi­nir la ne­ce­si­dad o no de ac­cio­nes es­pe­cí­fi­cas de fu­mi­ga­ción. Como se­rá in­vierno y las tem­pe­ra­tu­ras es­ta­rán más ba­jas, Mar­cus Vi­ni­cius cree que la in­ci­den­cia del mos­qui­to se­rá me­nor. «Has­ta cuan­do tu­vi­mos epi­de­mia de den­gue en Río, siem­pre hu­bo un des­plo­me en los números en los me­ses de ju­lio y agos­to, cuan­do se ce­le­bran los jue­gos». El ex­per­to, ade­más, tra­tó de tran­qui­li­zar a aque­llos que te­men ir a Río pa­ra asis­tir a la olim­pia­da: «Pue­den ve­nir, sí».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.