BAR­DEM, ¿QUÉ «PAI­SA»?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - CINE • EL ÉXITO - JOSE LUIS LO­SA

Pablo Es­co­bar es uno de los per­so­na­jes de fas­ci­na­ción os­cu­ra más en­vol­ven­te de la se­gun­da mi­tad del pa­sa­do si­glo. Lo era mu­cho an­tes de que la fac­to­ría de mo­das uni­for­mi­za­do­ras de Net­flix idea­se Nar­cos. Tie­ne su im­por­tan­cia re­sal­tar que en el ger­men de Nar­cos hay un bra­si­le­ño, Jo­sé Pa­dil­ha, ex­per­to en abor­dar las re­la­cio­nes de la de­lin­cuen­cia en ma­sa y el po­der y su fuer­za coer­ci­ti­va. Pa­dil­ha ga­nó un Oso de Oro por Tro­pa de éli­te, en la que re­la­ta­ba el pul­so en­tre un ca­pi­tán del ejér­ci­to y las ban­das de tra­fi­can­tes en las fa­ve­las de Río. Y en Nar­cos ti­ra­ba de su ac­tor-fe­ti­che, Wag­ner Mou­ra, pa­ra que se em­be­bie­se de lo que pu­do ha­ber si­do Es­co­bar, sin im­por­tar que su idio­ma fue­ra un por­tu­ñol vo­lun­ta­rio­so.

La es­truc­tu­ra de guion de Nar­cos era tan den­sa que el as­cen­so y caí­da de Es­co­bar mi­li­me­tra­ba el la­be­rin­to po­lí­ti­co de la Co­lom­bia del fie­rro y los si­ca­rios: la de los mag­ni­ci­dios de tres can­di­da­tos pre­si­den­cia­les a las elec­cio­nes de 1990, Ga­lán, Pi­za­rro y Ja­ra­mi­llo. La del pre­si­den­te por ac­ci­den­te Cé­sar Ga­vi­ria, un Yo, Clau­dio sin cu­ya si­nuo­sa per­so­na­li­dad es im­po­si­ble en­ten­der la es­ca­la­da de la ten­sión ha­cia el te­rro­ris­mo del car­tel de Me­de­llín. La de los Pe­pes, los pa­ra­mi­li­ta­res de Cas­ta­ño, que au­pa­ron al ma­ca­bro Ál­va­ro Uri­be a la pre­si­den­cia.

Ese ca­lei­dos­co­pio tan abi­ga­rra­do co­mo la Co­lom­bia de aque­llas dos dé­ca­das fi­na­les del si­glo XX ocu­pa 20 ho­ras de es­tu­dia­do me­tra­je en Nar­cos. Por eso, a cuen­to de qué es­te Ja­vier Bar­dem que per­pe­tra Lo­ving Pablo y lo zan­ja con una tra­ma de sal­to de la ra­na en dos ho­ras. Que se ex­pre­sa en in­glés y so­lo uti­li­za el tan so­no­ro len­gua­je pai­sa pa­ra lla­mar «go­no­rrea» a sus in­ter­lo­cu­to­res. Es­te Bar­dem que ven­de su in­te­gri­dad ar­tís­ti­ca por ma­la mer­ca y que nos in­yec­ta tal re­cha­zo que de­ve­ni­mos ter­tu­lia­nos de al­gu­na emi­so­ra de ra­dio de la de­re­cha ex­tre­ma. Y eso no es per­do­na­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.