AGEN­DA DE PA­LA­CIO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - REPORTAJE - POR AL­MU­DE­NA MAR­TÍ­NEZ-FORNÉS

EEl go­bierno ja­po­nés ha em­pe­za­do a re­vi­sar la le­gis­la­ción pa­ra fa­ci­li­tar la ab­di­ca­ción del em­pe­ra­dor Akihi­to, que ha tras­la­da­do su de­seo de de­jar el Trono en «los pró­xi­mos años». Aun­que el anun­cio fue des­men­ti­do por la agen­cia ofi­cial del im­pe­rio, el eje­cu­ti­vo ni­pón ya ha en­car­ga­do a un equi­po que ela­bo­re un bo­rra­dor pa­ra mo­di­fi­car la Ley de la Ca­sa Im­pe­rial, que a día de hoy no re­co­ge la op­ción de ab­di­car.

La ra­zo­na­ble de­ci­sión del em­pe­ra­dor ha re­su­ci­ta­do el gran pro­ble­ma que afli­ge a la fa­mi­lia im­pe­rial de Ja­pón: su ex­clu­yen­te lí­nea de su­ce­sión a la co­ro­na. La ley es tan res­tric­ti­va que, sin un gol­pe de bue­na suer­te, la di­nas­tía más an­ti­gua del pla­ne­ta po­dría lle­gar a ex­tin­guir­se, a pe­sar de que en es­tos mo­men­tos la fa­mi­lia im­pe­rial es­tá in­te­gra­da por 20 miem­bros, de los que 14 son mu­je­res y seis, hom­bres, in­clu­yen­do al em­pe­ra­dor. Sin em­bar­go, so­lo uno de ellos, el prín­ci­pe Hi­sahi­to, de nue­ve años, pue­de ga­ran­ti­zar la con­ti­nui­dad, pa­ra lo que de­be­rá te­ner al me­nos un hi­jo va­rón cuan­do al­can­ce la edad adul­ta. La ley ja­po­ne­sa no so­lo ex­clu­ye de la su­ce­sión a las mu­je­res, sino que tam­bién obli­ga a las prin­ce­sas a aban­do­nar la fa­mi­lia im­pe­rial cuan­do con­traen ma­tri­mo­nio, sal­vo que lo ha­gan con otro miem­bro de la fa­mi­lia, al­go que no ocu­rre en la prác­ti­ca. Por lo tan­to, aun­que ellas ten­gan hi­jos va­ro­nes, sus hi­jos es­tán ex­clui­dos. En otras pa­la­bras, so­lo pue­den ocu­par el trono los hi­jos o nie­tos por vía pa­ter­na del em­pe­ra­dor. A sus 56 años, Na­ruhi­to so­lo ha te­ni­do una hi­ja, Ai­ko, de 14 años, y si no se re­for­ma la ley, la prin­ce­sa ten­drá que de­jar ser miem­bro de la fa­mi­lia im­pe­rial cuan­do con­trai­ga ma­tri­mo­nio. Akis­hino, de 50 años, es pa­dre de dos hi­jas, Ma­ko y Ka­ko, y del va­rón Hi­sahi­to, en el que es­tán pues­tas to­das las es­pe­ran­zas de con­ti­nui­dad. La lle­ga­da al mundo de Hi­sahi­to, 16 años des­pués de que sus pa­dres con­tra­je­ran ma­tri­mo­nio, su­pu­so un enor­me alivio pa­ra su fa­mi­lia y pa­ra el pue­blo ja­po­nés.

EN MA­NOS DE UN PRÍN­CI­PE DE NUE­VE AÑOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.