El mi­ra­bel se abre pa­so en la des­pen­sa

O Ro­sal es el lu­gar de ori­gen de una fru­ta lle­ga­da des­de Ale­ma­nia en ple­na Guerra Ci­vil

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - SABOR - MA­NU OTERO

El ve­rano es épo­ca de ci­rue­las, me­lo­co­to­nes, nec­ta­ri­nas, ce­re­zas y ca­da vez más, de mi­ra­be­les. Una pe­que­ña fru­ta to­da­vía des­co­no­ci­da pa­ra el gran pú­bli­co que se ex­por­ta des­de O Ro­sal pa­ra to­da Es­pa­ña. «Ten as­pec­to de amei­xa, a car­no­si­da­de da ce­rei­xa e o sa­bor é un­ha mes­tu­ra de froi­tas con óso moi in­ten­sa». Lo di­ce Sal­va­dor Mar­tí­nez que ges­tio­na des­de ha­ce más de una dé­ca­da una de las po­cas em­pre­sas cen­tra­das en la pro­duc­ción y co­mer­cia­li­za­ción de es­ta jo­ya es­ti­val del sur de Ga­li­cia. Froi­tas do Ro­sal po­ne el se­llo a los fru­tos que to­da­vía se pue­den en­con­trar en los prin­ci­pa­les su­per­mer­ca­dos del país, pe­ro tam­bién a las mer­me­la­das y al­mí­ba­res que se dis­tri­bu­yen du­ran­te to­do el año en es­ta­ble­ci­mien­tos gour­met es­pe­cia­li­za­dos en pro­duc­tos eco­ló­gi­cos. Por­que la agri­cul­tu­ra sin pes­ti­ci­das es otra de las señas de identidad de es­te gru­po in­te­gra­do por dos so­cios que se en­car­ga del cui­da­do de más de 8 hec­tá­reas de plan­ta­ción.

«O mi­ra­bel é un­ha ár­bo­re moi agra­de­ci­da», con­tex­tua­li­za Mar­tí­nez an­tes de des­ve­lar el récord con­se­gui­do es­ta tem­po­ra­da. «Te­mos 3.000 ár­bo­res e a pro­duc­ción des­te ano es­ti­vo en­tre as 30.000 e 40.000 to­ne­la­das», se­ña­la el pro­duc­tor. Ca­si el do­ble de lo co­se­cha­do el año pa­sa­do. La ines­pe­ra­da y abru­ma­do­ra co­se­cha les hi­zo di­fí­cil co­lo­car to­dos los mi­ra­be­les en el mer­ca­do. «Aín­da non te­mos mer­ca­do suficiente pa­ra to­da a pro­duc­ción. Foi un ano ex­cep­cio­nal», ca­li­fi­có el pro­pie­ta­rio de Froi­tas do Ro­sal.

La parte que no lo­gra­ron ven­der en fres­co la des­ti­nan aho­ra a la pro­duc­ción de con­ser­vas. Tan­to mer­me­la­das co­mo en al­mí­bar, pa­ra lo que cuen­tan con la ayu­da de em­pre­sas lo­ca­les que les ce­den un es­pa­cio de sus na­ves pa­ra el pro­ce­sa­mien­to y dis­tri­bu­ción de la mer­can­cía.

Aun­que abun­dan­te, el mi­ra­bel es un pro­duc­to de tem­po­ra­da y su apa­ri­ción en el mer­ca­do es fu­gaz, de unos 20 o 30 días. «Ago­ra po­de­ran­se ato­par os úl­ti­mos nos mer­ca­dos», ex­pli­ca Mar­tí­nez. El pe­río­do ha­bi­tual de co­se­cha es el com­pren­di­do en­tre el 15 de ju­lio y el 10 de agos­to, aun­que es­tas fe­chas pue­den va­riar en fun­ción de las con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas. «Ese é o pe­rio­do de re­co­lli­da por ho­ras de sol e ma­du­ra­ción, pe­ro co cam­bio cli­má­ti­co imos ten­do sor­pre­sas. Hou­bo anos de co­me­zar o 1 de xu­llo e o ano pa­sa­do co­me­za­mos o 15 de agos­to», ma­ti­za.

Con el ob­je­ti­vo de dar a co­no­cer la fru­ta, ase­gu­ra Sal­va­dor que el mi­ra­bel es muy ver­sá­til. Ade­más de de­gus­tar­lo en fres­co y en con­ser­va, tam­bién es un com­ple­men­to per­fec­to en la co­ci­na. «Cal­quer cou­sa que fa­gas vai saír un­ha al­go ri­co por­que ten un sa­bor moi bo», re­mar­ca Mar­tí­nez que po­ne co­mo ejem­plo la pre­pa­ra­ción del chef del res­tau­ran­te Pe­pi­ño, de Alla­riz. «Iván Mén­dez ga­ñou un pre­mio cun mag­num de mi­ra­bel. Co­mo un xea­do que por den­tro le­va pa­té de pa­to con mer­me­la­da de mi­ra­bel e lo­go cho­co­la­te e amén­doa», des­cri­be es­ta de­li­cia cu­li­na­ria.

Pe­ro pa­ra los me­nos vir­tuo­sos de los fogones, re­co­mien­da el pro­duc­tor uti­li­zar­lo co­mo guar­ni­ción pa­ra cual­quier ti­po de car­ne, pa­ra com­ple­tar en­sa­la­das o in­clu­so pa­ra acom­pa­ñar ape­ri­ti­vos co­mo que­sos u otras fru­tas.

El mi­ra­bel es una fru­ta en cre­ci­mien­to, «ca­da vez ten maior de­man­da», ase­gu­ra Sal­va­dor Mar­tí­nez que promete no ce­sar en su em­pe­ño de pro­mo­cio­nar su pro­duc­to allá por don­de va­ya, pe­ro lo que mu­chos des­co­no­cen es que su ate­rri­za­je en Ga­li­cia se de­be a la ac­ción de Jo­sé Sán­chez, un maes­tro de es­cue­la de la épo­ca de la Guerra Ci­vil.

En el 1936 lle­ga­ron a ma­nos de Sán­chez, na­tu­ral de So­ria, afin­ca­do en O Ro­sal y ex­per­to en hor­ti­cul­tu­ra; las dos pri­me­ras plan­tas de mi­ra­bel. Di­cen que un ve­cino ma­ri­ne­ro le tra­jo de Ale­ma­nia, unos pe­que­ños fru­tos muy pa­re­ci­dos a las ci­rue­las, unos ejem­pla­res que ja­más se ha­bían vis­to en Es­pa­ña. El mi­ra­bel, tí­pi­co Al­sa­cia, zo­na fron­te­ri­za de Ale­ma­nia y Fran­cia, arrai­gó con fuer­za en la tie­rra de O Ro­sal. Tan­to que Sán­chez abrió una em­pre­sa pa­ra co­mer­cia­li­zar­lo y sen­tó las ba­ses pa­ra la se­gun­da ju­ven­tud que vi­ve aho­ra es­ta fru­ta. Des­de en­ton­ces, las fin­cas del Bai­xo Mi­ño fue­ron sien­do co­lo­ni­za­das por los mi­ra­be­les has­ta con­ver­tir el lu­gar en una re­fe­ren­cia na­cio­nal de la pro­duc­ción de es­ta fru­ta.

«Des­de un­ha es­qui­na de Ga­li­cia con­se­gui­mos che­gar a to­da Es­pa­ña», va­lo­ra Sal­va­dor Mar­tí­nez que se mar­ca co­mo prin­ci­pal ob­je­ti­vo pro­fe­sio­na­li­zar su em­pre­sa pa­ra lle­gar a nue­vos dis­tri­bui­do­res y se­guir pro­mo­cio­nan­do el sím­bo­lo de O Ro­sal.

El mi­ra­bel: apa­rien­cia de ci­rue­la, car­no­si­dad de ce­re­za y el sa­bor dul­ce de las fru­tas con hue­so

La co­se­cha de es­te año se acer­có a las 40.000 to­ne­la­das, ca­si el do­ble de los pro­du­ci­do en tem­po­ra­das an­te­rio­res

XOÁN CAR­LOS GIL

Sal­va­dor Mar­tí­nez es uno de los so­cios de Froi­tas do Ro­sal, que pro­du­ce mi­ra­be­les |

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.