Trump y el re­flu­jo glo­bal

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Car­los Mar­tí­nez

En es­tas pri­me­ras se­ma­nas de man­da­to de Do­nald Trump, los ana­lis­tas eco­nó­mi­cos y los po­li­tó­lo­gos se han puesto de acuer­do en re­sal­tar la pa­ra­do­ja de que sea el país im­pul­sor de la glo­ba­li­za­ción, el que pu­so un Ken­tucky Fried Chic­ken en la pla­za de Tia­nan­men a fi­na­les de los ochen­ta, el que aho­ra da mar­cha atrás y re­fun­da el pro­tec­cio­nis­mo.

En reali­dad no es tan sen­ci­llo co­mo es­to y, por el con­tra­rio, po­dría ser que Trump y su to­que de re­ti­ra­da sean sig­nos de un tiem­po en el que la glo­ba­li­za­ción em­pie­za a fla­quear por de­mé­ri­tos pro­pios. En un lar­go aná­li­sis, The Eco­no­mist se­ña­la­ba la se­ma­na pa­sa­da que aque­llas com­pa­ñías que po­nían ban­de­ras co­mo la de Iwo Ji­ma en pla­zas in­sos­pe­cha­das es­tán hoy en la re­ta­guar­dia de los mer­ca­dos de va­lo­res nor­te­ame­ri­ca­nos y que du­ran­te el 2016 las in­ver­sio­nes trans­fron­te­ri­zas de las gran­des mul­ti­na­cio­na­les ha­brán caí­do en­tre un 10 y un 15 %, pa­ra tor­cer a la ba­ja una ten­den­cia al es­tan­ca­mien­to que vie­ne des­de el 2007. La ta­sa de re­torno de la in­ver­sión di­rec­ta en el ex­tran­je­ro, que se ve­nía mo­vien­do en­tre el 10 y el 15 % anual en­tre los años no­ven­ta y el 2000, se li­mi­ta hoy al 5 % de pro­me­dio pa­ra las 700 mul­ti­na­cio­na­les que ha es­tu­dia­do el dia­rio nor­te­ame­ri­cano.

Las cau­sas son va­ria­das. El tiem­po ha ero­sio­na­do el es­que­ma de la gran cor­po­ra­ción que apor­ta des­de su ri­co país de ori­gen ca­pi­tal, di­rec­ti­vos y co­no­ci­mien­to al país emer­gen­te, que a su vez pro­por­cio­na ma­te­rias pri­mas, mano de obra ba­ra­ta y con­su­mi­do­res tam­bién emer­gen­tes. Los sa­la­rios de esos paí­ses ob­je­ti­vo han subido, y los con­su­mi­do­res han en­con­tra­do en mu­chas oca­sio­nes ven­ta­jas en la com­pe­ten­cia local, que apren­de de­pri­sa. So­bre to­do a par­tir de la cri­sis glo­bal, las em­pre­sas que des­lo­ca­li­zan su pro­duc­ción se han ga­na­do el sam­be­ni­to de cau­sar de­sem­pleo en el país de ori­gen, lo que ha da­do lu­gar a me­di­das com­pen­sa­to­rias de dis­tin­to ti­po. Si el aná­li­sis es cer­te­ro, Trump no ac­túa co­mo el na­cio­na­lis­ta bru­to de la ca­ri­ca­tu­ra, sino co­mo un ac­tor tí­pi­co de es­tos tiem­pos de re­flu­jo en la glo­ba­li­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.