El fu­tu­ro de la ban­ca es­pa­ño­la

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD -

Mu­chos son los co­men­ta­rios, ríos de tin­ta y las es­pe­cu­la­cio­nes que se vier­ten ca­da día so­bre la evo­lu­ción del sec­tor fi­nan­cie­ro, y más con­cre­ta­men­te so­bre la ban­ca de nues­tro país en par­ti­cu­lar. Sin em­bar­go hay al­gu­nos he­chos cons­ta­ta­bles dig­nos de te­ner en cuen­ta y de es­pe­cial sig­ni­fi­ca­ción a la ho­ra de efec­tuar un aná­li­sis, que pa­sa­mos a de­ta­llar: la uti­li­za­ción del mó­vil en Es­pa­ña ha cre­ci­do en es­te úl­ti­mo año en el en­torno de un 60 %; la ban­ca on

li­ne se ha in­cre­men­ta­do tam­bién cer­ca de un 60 %; y los ca­je­ros au­to­má­ti­cos los en­con­tra­mos por to­das par­tes mien­tras In­ter­net es ese com­pa­ñe­ro de via­je que con­tro­la el cam­bio de nues­tros há­bi­tos y pre­fe­ren­cias a una ve­lo­ci­dad sor­pren­den­te.

Si a to­do es­to le aña­di­mos nue­vos pro­ta­go­nis­tas en el jue­go como las fin­tech, la nor­ma­ti­va re­gu­la­do­ra y los ti­pos de in­te­rés, po­de­mos con­ve­nir que los re­tos de nues­tra ban­ca se lla­man: pro­duc­ti­vi­dad, ren­ta­bi­li­dad y su­per­vi­ven­cia. La re­es­truc­tu­ra­ción ban­ca­ria es­tá sien­do es­pec­ta­cu­lar y fre­né­ti­ca en nues­tro país: la re­duc­ción de ofi­ci­nas des­de el 2008 ron­da el 30 %. He­mos pasado de 46.000 a 30.000 y el nú­me­ro de em­plea­dos ha caí­do de 280.000 a me­nos de 200.000.

An­te to­da es­ta te­si­tu­ra de trans­for­ma­cio­nes que las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras es­tán aco­me­tien­do, ca­be pre­gun­tar­se: ¿qué fu­tu­ro les es­pe­ra? ¿ha­brá ma­yor ato­mi­za­ción en el sec­tor? ¿qué pa­pel ju­ga­rán los mi­lle­nials en es­te en­tra­ma­do? ¿qué en­ti­da­des se lle­va­rán el ga­to al agua y da­rán en la dia­na pa­ra cap­tar y fi­de­li­zar clien­tes? Aún a ries­go de equi­vo­car­me, efec­tua­ré al­gu­nas con­si­de­ra­cio­nes so­bre el pre­sen­te y fu­tu­ro de nues­tro sec­tor ban­ca­rio de las que es­toy fir­me­men­te con­ven­ci­do: 1) El mo­de­lo fi­nan­cie­ro con­ti­nua­rá trans­for­mán­do­se a un rit­mo ex­po­nen­cial. 2) La ex­plo­ta­ción ade­cua­da de los da­tos que ha­gan las en­ti­da­des apro­ve­chan­do la big da­ta, acer­tan­do con las ne­ce­si­da­des del clien­te, se­rá trans­cen­den­tal en su de­ve­nir fu­tu­ro. 3) Con­ti­nua­rá la trans­for­ma­ción y re­duc­ción de ofi­ci­nas, en las que con un mí­ni­mo de ac­ti­vos se ge­ne­ra­rá un me­jor ser­vi­cio con va­lor aña­di­do. Quien me­jor se po­si­cio­ne, pre­va­le­ce­rá en el fu­tu­ro. 4) El di­se­ño y trans­for­ma­ción de la ban­ca elec­tró­ni­ca y vir­tual adap­ta­da a las ne­ce­si­da­des del clien­te pa­ra to­dos y ca­da uno de los productos ju­ga­rá un pa­pel cru­cial. 5) Las ofi­ci­nas y los em­plea­dos se tie­nen que adap­tar a ve­lo­ci­dad cru­ce­ro a las ne­ce­si­da­des y de­man­das de los mi­lle­nials y del res­to de clien­tes. 6) El va­lor aña­di­do apor­ta­do por un ase­so­ra­mien­to pun­tual y ren­ta­ble pa­ra el clien­te ten­drá que ver­se com­pen­sa­do con el co­bro de de­ter­mi­na­das pres­ta­cio­nes de ser­vi­cio como ya acon­te­ce en otros paí­ses. 7) Los ti­pos de in­te­rés, que han al­can­za­do ya mí­ni­mos his­tó­ri­cos, con­ti­nua­rán su­bien­do len­ta­men­te apor­tan­do a las en­ti­da­des un ba­lón de oxi­geno pa­ra com­pen­sar al­go sus cos­tes de es­truc­tu­ra, so­bre los que con­ti­núan tra­ba­jan­do.

En de­fi­ni­ti­va, aque­llas en­ti­da­des que con un mí­ni­mo de ac­ti­vos y con una ban­ca elec­tró­ni­ca ágil, fle­xi­ble y ope­ra­ti­va que sean ca­pa­ces de pres­tar el ser­vi­cio ade­cua­do allí don­de te en­cuen­tres son las que pre­va­le­ce­rán. En­tre­tan­to ve­re­mos, muy pro­ba­ble­men­te, ato­mi­zar más al sec­tor en bus­ca de ta­ma­ño, eco­no­mías de es­ca­la, si­ner­gias, pro­duc­ti­vi­dad y su­per­vi­ven­cia. Es lo que nos to­ca en es­te si­glo en el que no sa­be­mos si las má­qui­nas es­tán al ser­vi­cio del ser hu­mano o és­te es un eje más de un mo­de­lo eco­nó­mi­co que pa­re­ce no tie­ne mar­cha atrás.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.