SEND2ME PA­RA RE­CI­BIR UN PA­QUE­TE SIN TE­NER QUE ES­TAR EN CA­SA

Tres vi­gue­ses in­ven­tan unas ca­jas in­te­li­gen­tes que per­mi­ten la re­cep­ción de bul­tos sin que ha­ya na­die en ca­sa Se cal­cu­la que las em­pre­sas de lo­gís­ti­ca pier­den 30 mi­llo­nes al año a cau­sa de las en­tre­gas fa­lli­das

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Sa­ra Ca­bre­ro

Son los bu­zo­nes del fu­tu­ro. Los ca­si­lle­ros más tra­di­cio­na­les da­rán pa­so en los pró­xi­mos años a otras op­cio­nes que am­plia­rán con­si­de­ra­ble­men­te las po­si­bi­li­da­des de re­cep­ción de co­rreo. Y vien­do el cam­bio que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do la for­ma de con­su­mo de los ciu­da­da­nos, la mu­ta­ción es to­do un acier­to. En una so­cie­dad ca­da vez más ha­bi­tua­da a rea­li­zar sus com­pras a tra­vés de In­ter­net y a re­ci­bir los bie­nes y ser­vi­cios en ca­jas de car­tón a la puer­ta de ca­sa, tres ga­lle­gos de­ci­die­ron po­ner so­lu­ción a uno de los pro­ble­mas que más pro­ta­go­nis­mo em­pie­za a co­brar: el de la re­cep­ción fa­lli­da de pa­que­tes.

An­drés Bus­te­lo, To­ño Fra­ga y Ja­vier No­guei­ra son los res­pon­sa­bles de Send2Me, un bu­zón re­vo­lu­cio­na­rio que pue­de cam­biar por com­ple­to la in­dus­tria de la lo­gís­ti­ca de pa­que­te­ría. Su pro­to­ti­po de bu­zón in­te­li­gen­te per­mi­te re­ci­bir pe­di­dos sin ne­ce­si­dad de es­tar en ca­sa. Send2Me fun­cio­na a tra­vés de un sis­te­ma de cla­ves de un so­lo uso que se ges­tio­nan a tra­vés de una apli­ca­ción pa­ra el mó­vil. Una vez rea­li­za­do el pe­di­do, el usua­rio tie­ne que in­tro­du­cir el có­di­go per­so­nal que tie­ne su bu­zón jun­to con su nom­bre en el for­mu­la­rio de en­vío que en­con­tra­mos de ma­ne­ra ha­bi­tual en las pá­gi­nas web. La tec­no­lo­gía de es­tos tres ga­lle­gos ge­ne­ra en ese mo­men­to una cla­ve de un so­lo uso que el men­sa­je­ro de­be in­tro­du­cir en el bu­zón pa­ra que la com­puer­ta se abra. Una vez de­po­si­ta­da la mer­can­cía y ce­rra­da la puer­ta del ca­si­lle­ro in­te­li­gen­te, se ge­ne­ra una fir­ma elec­tró­ni­ca y un avi­so en el mó­vil del clien­te.

To­da es­ta sen­ci­lla tec­no­lo­gía lo que su­po­ne es en reali­dad la in­men­sa co­mo­di­dad de no te­ner que es­tar en ca­sa pa­ra re­ci­bir un pe­di­do. «¿Cuán­to va­le hoy en día una ho­ra de nues­tro tiem­po? Si ca­da vez que nos lle­ga un pa­que­te y no es­ta­mos en ca­sa te­ne­mos que des­pla­zar­nos has­ta la cen­tral de la lo­gís­ti­ca a bus­car­lo, es­tás per­dien­do di­ne­ro por el des­pla­za­mien­to, pe­ro so­bre to­do es­tás per­dien­do tiem­po, y hoy en día es oro», re­su­me To­ño Fra­ga, uno de los ar­tí­fi­ces de un in­ven­to que es­tá em­pe­zan­do a ins­ta­lar pro­yec­tos pi­lo­to en al­gu­nos ho­ga­res pa­ra pro­bar sus re­sul­ta­dos y de­mos­trar la via­bi­li­dad de un pro­duc­to que po­dría re­vo­lu­cio­nar to­do el sis­te­ma. Por­que Send2Me no so­lo ofre­ce so­lu­ción pa­ra la re­cep­ción de pe­di­dos, sino tam­bién pa­ra la de­vo­lu­ción de pro­duc­tos que ya no que­re­mos. El pro­ce­so fun­cio­na de igual ma­ne­ra, pe­ro a la in­ver­sa. La app ge­ne­ra un có­di­go único de re­cep­ción pa­ra que el men­sa­je­ro re­co­ja el pe­di­do aun­que el clien­te no se en­cuen­tre en ca­sa.

Pe­ro Send2Me no es so­lo una so­lu­ción pa­ra los con­su­mi­do­res. Las em­pre­sas lo­gís­ti­cas tam­bién pue­den sa­car mu­cho par­ti­do de es­tos ca­si­lle­ros. «Las en­tre­gas fa­lli­das su­po­nen una pér­di­da apro­xi­ma­da de 30 mi­llo­nes de eu­ros al año pa­ra las em­pre­sas lo­gís­ti­cas. En­tre un 20 y un 25 % de lo que lle­va un re­par­ti­dor en el ca­mión de re­par­to vuel­ve al cen­tro lo­gís­ti­co. Por lo que es­te ti­po de soluciones tam­bién pue­den aho­rrar mu­cho di­ne­ro a las com­pa­ñías en­car­ga­das de re­par­tir los pa­que­tes», ex­pli­ca An­drés Bus­te­lo.

ME­NOS DE 150 EU­ROS

El bu­zón tra­di­cio­nal, que lle­va ya ins­ta­la­do en nues­tra ru­ti­na más de cin­cuen­ta años, ca­da vez res­pon­de me­nos a nues­tras ne­ce­si­da­des. Y la so­lu­ción plan­tea­da por mu­chas em­pre­sas de sus­ti­tuir a los re­par­ti­do­res por dro­nes tam­po­co da so­lu­ción al pro­ble­ma de las en­tre­gas fa­lli­das. Soluciones co­mo la de Send2Me pue­den ser una fór­mu­la sen­ci­lla y efi­caz a un pro­ble­ma ca­da vez más ha­bi­tual. Y lo que es más in­tere­san­te, no es de­ma­sia­do cos­to­sa. «Du­ran­te los pri­me­ros años de im­plan­ta­ción siem­pre es igual. Los mó­vi­les o las te­le­vi­sio­nes al prin­ci­pio eran muy ca­ros y lue­go su pre­cio fue de­mo­cra­ti­zán­do­se. Con es­tos bu­zo­nes pa­sa­rá lo mis­mo. Aho­ra mis­mo te­ne­mos es­ti­ma­do que su pre­cio es de 180 eu­ros, pe­ro cuan­do ha­ga­mos ti­ra­das ma­yo­res irá ba­jan­do y en cua­tro o cin­co años es po­si­ble que cues­te unos 60 eu­ros», ase­gu­ra Bus­te­lo, que abre la puer­ta a que en un fu­tu­ro, cuan­do las lo­gís­ti­cas se den cuen­ta del aho­rro que les pue­de su­po­ner es­te ti­po de soluciones, sean es­tas com­pa­ñías las que fi­nan­cien par­te de la ins­ta­la­ción de es­tos loc­kers.

Bus­te­lo, No­guei­ra y Fra­ga han cui­da­do has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle de sus bu­zo­nes y tie­nen so­lu­ción has­ta pa­ra preo­cu­pa­cio­nes co­mo el man­te­ni­mien­to ener­gé­ti­co de es­tos apa­ra­tos. Los ca­si­lle­ros son ener­gé­ti­ca­men­te in­de­pen­dien­tes. Fun­cio­nan con ba­te­rías de lar­ga du­ra­ción que cu­bren las en­tre­gas de en­tre seis me­ses y un año uti­li­zán­do­lo de for­ma nor­mal.

Su idea, por aho­ra, es­tá di­ri­gi­da a los clien­tes que ha­bi­tan en vi­vien­das uni­fa­mi­lia­res, pe­ro las po­si­bi­li­da­des que tie­nen son in­men­sas. Es­tos tres em­pren­de­do­res no des­car­tan ex­ten­der su idea, pro­bar­la en pi­sos o in­clu­so adap­tar­la a otras ne­ce­si­da­des de los clien­tes. El fu­tu­ro so­lo apun­ta ha­cia arri­ba.

Send2Me tam­bién per­mi­te ha­cer el pro­ce­so a la in­ver­sa: de­vol­ver pa­que­tes sin ne­ce­si­dad de es­tar pre­sen­te

La idea de To­ño Fra­ga, Ja­vier No­guei­ra y An­drés Bus­te­lo pre­ten­de ayu­dar a aho­rrar mu­cho tiem­po y re­cur­sos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.