Dis­cre­pan­cias so­bre si ex­plo­ta­rá o no una bur­bu­ja de la mo­ne­da vir­tual

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - M. Be­ra­men­di

El cre­ci­mien­to de los va­lo­res de em­pre­sas vin­cu­la­das a In­ter­net hi­zo que con el cam­bio de si­glo es­ta­lla­ra la co­no­ci­da co­mo bur­bu­ja pun­to­com. En aquel pe­río­do, com­pren­di­do en­tre 1997 y el 2001, las co­ti­za­cio­nes se ha­bían lle­ga­do a in­flar un 1.000 %, muy por de­ba­jo de la os­ci­la­ción ex­pe­ri­men­ta­da aho­ra por el bit­coin. Es­to es lo que lle­va a mu­chos ex­per­tos a te­ner la cer­te­za de que la bur­bu­ja es­ta­lla­rá. La cues­tión es sa­ber cuán­do. La al­ta vo­la­ti­li­dad de es­ta mo­ne­da di­gi­tal la ha­ce pre­sa pro­pi­cia pa­ra los es­pe­cu­la­do­res, que ven en esa fá­cil os­ci­la­ción un mo­do per­fec­to de ga­nar di­ne­ro de for­ma rá­pi­da. Pe­ro es­te no es el único ries­go exis­ten­te: el prin­ci­pal es que la mo­ne­da no tie­ne de­trás un ban­co cen­tral que guíe sus pa­sos. Es­to, pa­ra al­gu­nos, se ha in­ter­pre­ta­do co­mo una ven­ta­ja: no exis­te una éli­te que di­ri­ja la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, que pue­da de­ci­dir apre­cia­cio­nes o de­va­lua­cio­nes. Y sin em­bar­go, otras vo­ces ven en es­ta fal­ta de res­pal­do el cal­do de cul­ti­vo per­fec­to pa­ra el des­con­trol, al co­rres­pon­der la ope­ra­ti­va a los pro­pios usua­rios.

Pa­ra com­pren­der es­to, tal vez con­ven­ga vol­ver al pun­to de par­ti­da. ¿Qué es el bit­coin? Una mo­ne­da di­gi­tal des­cen­tra­li­za­da en la que nin­gún ban­co ni go­bierno ejer­ce un con­trol, que pue­de ser trans­fe­ri­ble de per­so­na a per­so­na y que pre­ten­de ser uti­li­za­do co­mo me­dio de pa­go y re­ser­va de va­lor. Al es­tar la ofer­ta li­mi­ta­da y te­ner va­lor, hay un pre­cio de mer­ca­do. Sin em­bar­go, esa co­ti­za­ción de­pen­de de la con­fian­za que ten­gan los ciu­da­da­nos y de los in­ver­so­res en que efec­ti­va­men­te es­te ac­ti­vo va­ya a sos­te­ner con el pa­so del tiem­po.

«La úni­ca ra­zón pa­ra com­prar o ven­der bit­coin es ha­cer di­ne­ro, que es la ver­da­de­ra de­fi­ni­ción de es­pe­cu­la­ción y bur­bu­ja fi­nan­cie­ra», ha di­cho re­cien­te­men­te Tid­ja­ne Thian, el má­xi­mo res­pon­sa­ble de Cre­dit Suis­se.

OTRAS VO­CES

Al­gu­nos ven en las reac­cio­nes con­tra la mo­ne­da una cas­ca­da de ar­gu­men­tos pro­pi­cia­da por el mie­do a man­te­ner vie­jos ni­chos de ne­go­cio ya con­so­li­da­dos. De ahí, a su mo­do de ver, que se lan­cen cons­tan­tes pa­ra des­pres­ti­giar la crip­to­mo­ne­da. Jon Ma­to­nis es eco­no­mis­ta es­pe­cia­li­za­do en di­ne­ro elec­tró­ni­co y su ca­rre­ra ha in­clui­do el desem­pe­ño de al­tos car­gos en Su­mi­to­mo Bank, VI­SA, Ve­riSign y Hush­mail. «Bit­coin es el dis­rup­tor por ex­ce­len­cia, pues­to que no so­lo vuel­ve ob­so­le­tos a los gran­des ju­ga­do­res en el cam­po del pro­ce­sa­mien­to de pa­gos, co­mo Vi­sa, Mas­ter­Card y Pay­Pal, sino que im­pug­na la exis­ten­cia mis­ma de una au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria», sos­tie­ne.

Al­gu­nos de los que de­fien­den la mo­ne­da di­gi­tal con­si­de­ran que no es­ta­lla­rá la bur­bu­ja por­que el bit­coin es ajeno al sis­te­ma fi­du­cia­rio, no se pue­de crear deu­da con él y su va­lor no de­pen­de de un ban­co cen­tral. Al­gu­nos pro­nos­ti­ca­ron que ex­plo­ta­ría el glo­bo na­da más na­cer, y to­da­vía no lo ha he­cho, tal y co­mo re­cuer­dan los de­fen­so­res de es­ta crip­to­mo­ne­da. Ase­gu­ran, ade­más, que es una red trans­pa­ren­te y abier­ta.

AD­VER­TEN­CIAS

Es­to cho­ca con los con­se­jos da­dos por al­gu­nas ins­ti­tu­cio­nes re­gu­la­do­ras, in­clu­so en Es­pa­ña. Es­ta mis­ma se­ma­na, el pre­si­den­te de la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res (CNMV), Se­bas­tián Al­be­lla, ha re­co­men­da­do a los in­ver­so­res mi­no­ris­tas no ad­qui­rir bit­coins y ha pues­to el acen­to en que las pla­ta­for­mas que co­mer­cia­li­zan crip­to­mo­ne­das no es­tán re­gu­la­das. «La preo­cu­pa­ción del su­per­vi­sor es de pro­tec­ción de los in­ver­so­res, da­do que los con­su­mi­do­res es­tán in­vir­tien­do de mo­do «des­or­de­na­do», ad­vier­te Al­be­lla, quien ase­gu­ra, ade­más, que la CNMV no es­tá en con­tra de las nue­vas tec­no­lo­gías apli­ca­das al sec­tor fi­nan­cie­ro ni de las mo­ne­das vir­tua­les, que son «un fe­nó­meno muy in­tere­san­te». El pre­si­den­te del su­per­vi­sor ha des­ta­ca­do el «pe­li­gro o ex­tra­or­di­na­rio ries­go» que en­tra­ña la in­ver­sión en es­te ti­po de ac­ti­vos, al tiem­po que ha lla­ma­do la aten­ción so­bre el he­cho de que los clien­tes no es­tán «pro­te­gi­dos» ni por el Fon­do de Ga­ran­tía de De­pó­si­tos ni por otra fi­gu­ra.

El pro­pio pre­si­den­te de la CNMV ha re­co­men­da­do a los in­ver­so­res mi­no­ris­tas no com­prar bit­coins

Se tra­ta de una mo­ne­da di­gi­tal des­cen­tra­li­za­da que nin­gún ban­co cen­tral ni nin­gún go­bierno con­tro­la

| REU­TERS

En un es­ta­ble­ci­mien­to de Sin­ga­pur ya se pue­de pa­gar un ca­fé con bit­coin

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.