LA MODA SOS­TE­NI­BLE SE HA­CE UN HUECO

La moda sos­te­ni­ble co­mien­za a ha­cer­se un hueco Su au­ge es un mo­do de re­con­ver­tir y mo­der­ni­zar el te­ji­do industrial de mu­chos ta­lle­res to­ca­dos en su día por la des­lo­ca­li­za­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­ría Ce­drón

El fe­nó­meno de la moda sos­te­ni­ble, co­no­ci­da a ni­vel in­ter­na­cio­nal co­mo «slow fas­hion», ha ate­rri­za­do con fuer­za en Galicia, don­de ya es po­si­ble lo­ca­li­zar va­rios pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les de éxi­to. Su fi­lo­so­fía, li­gar la pro­duc­ción tex­til a la na­tu­ra­le­za con una res­pon­sa­bi­li­dad eco­ló­gi­ca, com­pro­me­ti­da y éti­ca.

No ha­ce mu­cho tiem­po, pue­de que unos trein­ta años, no re­sul­ta­ba ex­tra­ño en Galicia ir a la mo­dis­ta, pa­ra ha­cer­se un ves­ti­do, o al sas­tre, pa­ra en­car­gar un pan­ta­lón. Ocu­rría, so­bre to­do, en las vi­llas, don­de la al­ter­na­ti­va de ir a unos gran­des al­ma­ce­nes era más li­mi­ta­da. Aque­lla era una moda co­ci­na­da a fue­go len­to. Ha­bía que ir, ele­gir y, con suer­te, des­pués de un par de prue­bas, la pren­da po­día ves­tir­se. Ese há­bi­to ge­ne­ra­li­za­do pa­só a for­mar par­te del pa­sa­do o del te­rri­to­rio de unos po­cos a los que la in­dus­tria de fa­bri­ca­ción en ca­de­na no da lo que bus­can. Lo hi­zo tras el des­em­bar­co de gran­des ca­de­nas co­mo In­di­tex, H&M o Man­go que aca­ba­ron con­ver­ti­das en gi­gan­tes al lan­zar mu­chas co­lec­cio­nes al año a pre­cios eco­nó­mi­cos. Fren­te a esa ten­den­cia al fast fas­hion, en Galicia em­pie­za a cre­cer una nue­va ten­den­cia den­tro del mun­do de la moda. Es el slow fas­hion, un tér­mino acu­ña­do en el 2008 por la ac­ti­vis­ta, em­pren­de­do­ra y pro­fe­so­ra de Sos­te­ni­bi­li­dad en el Lon­don Co­lle­gue of Fas­hion, Ka­te Flet­cher.

Su fi­lo­so­fía es li­gar la moda a la na­tu­ra­le­za con una res­pon­sa­bi­li­dad eco­ló­gi­ca, com­pro­me­ti­da, éti­ca y, por su­pues­to, sos­te­ni­ble. El que se su­ma al mo­vi­mien­to tie­ne que usar te­ji­dos or­gá­ni­cos, ade­más de res­pon­sa­bi­li­zar­se de que la pro­duc­ción sea éti­ca y cer­ca­na. En Galicia son va­rias las em­pre­sas que se han su­ma­do. Y no les va mal. Pa­ra­le­la­men­te, es una for­ma de dar una vuel­ta a ese te­ji­do em­pre­sa­rial for­ja­do por de­ce­nas de ta­lle­res que su­frie­ron la to­ma del mer­ca­do mun­dial por Chi­na a par­tir del 1 de enero del 2005 al le­van­tar los aran­ce­les a la ex­por­ta­ción.

«Fui­mos unos de los pri­me­ros en ha­blar de moda y sos­te­ni­bi­li­dad. Es­ta es otra for­ma de pen­sar la moda, co­mo algo sos­te­ni­ble que, ade­más de ser ten­den­cia ab­so­lu­ta, con­tri­bu­ye a no de­jar mo­rir el te­ji­do industrial que hay en Galicia», ex­pli­ca Ma­ría Al­ma­zán, di­rec­to­ra de La­ti­tu­de, un proyecto glo­bal na­ci­do en Com­pos­te­la con un di­se­ño van­guar­dis­ta con­ce­bi­do co­mo una he­rra­mien­ta pa­ra desa­rro­llar la in­dus­tria tex­til eu­ro­pea des­de la sos­te­ni­bi­li­dad apo­yan­do a la in­dus­tria lo­cal. Ella cree que pue­de con­tri­buir a crear una in­dus­tria tex­til ga­lle­ga mo­der­na. Ade­más, aña­de que su mar­ca «mues­tra có­mo no to­da la ro­pa sos­te­ni­ble tie­ne que ser con mo­ti­vos ét­ni­cos».

Man­da­ca­rú, fun­da­da en el 2006, fue otra de las pri­me­ras en to­mar la vía de lo or­gá­ni­co. Joa­quín Fa­ce fue el que la pu­so en mar­cha, y pron­to se su­ma­ron a la em­pre­sa Mi­guel Gran­jean y Ana Fon­toi­ra. «Em­pe­za­mos con­fec­cio­nan­do ca­mi­se­tas de co­lor pro­du­ci­das en un al­go­dón or­gá­ni­co un po­co más grue­so de lo ha­bi­tual», ex­pli­ca Ana, que aña­de que el año pa­sa­do die­ron un giro a su web «pa­ra em­pe­zar a ha­cer ca­mi­se­tas uni­sex con fon­do blan­co y di­se­ños de tres crea­ti­vos di­fe­ren­tes pa­ra ofre­cer una ma­yor va­rie­dad al clien­te. Usa­mos tin­tes na­tu­ra­les al agua y al­go­dón or­gá­ni­co pa­ra su con­fec­ción en In­dia por­que aquí no lo hay. La es­tam­pa­ción se ha­ce to­tal­men­te en Galicia». Los quí­mi­cos no exis­ten. Pe­ro más allá de eso, tam­bién han pen­sa­do en que el pac­ka­ging coor­di­ne con la idea en que se ba­sa el mo­vi­mien­to. «Las ca­mi­se­tas se en­tre­gan en unas car­pe­tas de car­tón re­ci­cla­do que lue­go pue­den usar­se pa­ra guar­dar do­cu­men­tos. La eti­que­ta don­de se des­cri­be el ori­gen y las con­di­cio­nes pa­ra tra­tar el pro­duc­to es de pa­pel re­ci­cla­do de al­go­dón e in­clu­ye unas se­mi­llas que ger­mi­nan tras echar­les agua. La idea es ce­rra el círcu­lo y que se vea la tra­za­bi­li­dad de la pro­duc­ción». Ade­más, por ca­da una de ellas com­pra­da en la web do­nan un eu­ro a la oe­ne­gé Creart.

Pro­du­cir de un mo­do eco­ló­gi­co es la idea que mue­ve a Xu­lián Cha­pe­la e Iría Gar­cía en su proyecto Xi­ro. En su ca­sa de Moa­ña di­se­ñan pan­ta­lo­nes or­gá­ni­cos cu­ya pro­duc­ción se rea­li­za ín­te­gra­men­te en ta­lle­res de San­tia­go. «Nos me­ti­mos en es­to por una cues­tión de va­lo­res. Éra­mos ha­bi­tua­les de los pro­duc­tos eco­ló­gi­cos, veía­mos que ha­bía un ex­ce­so en el con­su­mo de ro­pa, algo que no es sos­te­ni­ble. Que­ría­mos ha­cer un mo­de­lo más res­pon­sa­ble», ex­pli­ca Iría. De esa in­quie­tud na­ció Xi­ro, en el 2015.

Algo pa­re­ci­do es lo que opi­nan los her­ma­nos Fran y Pa­tri­cia Soto, tam­bién pro­fe­so­ra de la es­cue­la de Es­tu­dios Su­pe­rio­res de Di­se­ño y Moda de Galicia (Es­dem­ga). Ha­ce ya vein­te años mon­ta­ron en Vi­go La Ca­na­lla, una mar­ca que es­tá den­tro de la Pla­ta­for­ma Ga­le­ga de Moda Sos­ti­ble (MOV3). «Nues­tra in­quie­tud es ha­cer las co­sas de otra for­ma», apun­ta Fran, pa­ra el que la sos­te­ni­bi­li­dad pa­sa tam­bién por ra­len­ti­zar el con­su­mo des­pro­por­cio­na­do de pren­das que hay aho­ra. «Des­pués del pe­tró­leo, el tex­til es la in­dus­tria más con­ta­mi­nan­te. Te­ne­mos que crear con­cien­cia de ello».

El tér­mino fue acu­ña­do en el 2008, pe­ro en Galicia ya ha­bía em­pre­sas que tra­ba­ja­ban de ese mo­do an­tes

«Nos me­ti­mos en es­to por una cues­tión de va­lo­res, que­ría­mos ha­cer un mo­de­lo más res­pon­sa­ble»

2

LA­TI­TU­DE. Ma­ría Al­ma­zán es la di­rec­to­ra de es­ta mar­ca de di­se­ños van­guar­dis­tas que rom­pe es­te­reo­ti­pos

MER­CE­DES MORALEJO

1

LA CA­NA­LLA.

Fran y Pa­tri­cia echa­ron a an­dar su proyecto ha­ce vein­te años en Vi­go. Am­bos apues­tan por pren­das más du­ra­de­ras.

LUZ CON­DE

3

XI­RO. Los res­pon­sa­bles de es­ta com­pa­ñía de va­que­ros, Xu­lián e Iría, han ins­ta­la­do su es­tu­dio en su ca­sa de Moa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.