In­di­tex y el mal del «re­tail»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - VE­NAN­CIO SALCINES Vi­ce­pre­si­den­te del Club Fi­nan­cie­ro Atlán­ti­co

Pa­sean­do con mi es­po­sa, la veo en­tre­ga­da al te­lé­fono. «¿Con quién ha­blas?», le pre­gun­to. «Con na­die, es­toy aca­ban­do de ha­cer la com­pra de la semana. Un se­gun­do. Ya es­tá». El lu­nes en ca­sa, era un sá­ba­do. Lle­go a mi cla­se de la fa­cul­tad de Eco­no­mía de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña y les pre­gun­to a los alum­nos: «¿Cuán­tos de us­te­des com­pran ro­pa a tra­vés del te­lé­fono mó­vil?» Dos ter­cios le­van­tan la mano. ¡Dos ter­cios! Mi hi­jo pe­que­ño, aún no ha­bla, se di­ri­ge a la te­le­vi­sión, aga­rra el man­do, me lo da y le­van­ta la ca­be­za. Su ges­to, pa­ra que sin­to­ni­ce su ca­nal fa­vo­ri­to. Le pon­go las no­ti­cias, vuel­ve a le­van­tar­se, y vuel­ve a dar­me el man­do. Es un na­ti­vo di­gi­tal, pe­ro los otros, mi es­po­sa, mis alum­nos, no na­cie­ron así y se trans­for­ma­ron. Han sal­ta­do de es­ta­do y, con ello, de pa­ra­dig­ma.

Las gran­des mar­cas de re­tail, esen­cial­men­te el tex­til, ele­gían las me­jo­res ca­lles de ca­da ciu­dad y se ubi­ca­ban, se afin­ca­ban en los ca­na­les de pa­so. Des­de esas po­si­cio­nes es­tra­té­gi­cas ro­ba­ban la aten­ción del con­su­mi­dor. Y es­te, a su vez, com­pra­ba en esos es­ta­ble­ci­mien­tos por co­mo­di­dad. Le sa­tis­fa­cían sus ne­ce­si­da­des. El due­ño del cen­tro era el due­ño del mer­ca­do. Hoy, to­do es dis­tin­to. Pue­des ha­cer la com­pra en una ca­de­na bri­tá­ni­ca de ali­men­ta­ción y pe­dir que te sir­van en una al­dea de O Cou­rel. Pue­des ir a las bou­ti­ques más eli­tis­tas del mun­do y al día si­guien­te te­ner tu pa­que­te en ca­sa. No hay cen­tro. No hay due­ño del cen­tro. No hay líder. ¿O sí? De es­to se tra­ta el vier­nes ne­gro de In­di­tex. Es­to es lo que quie­ren sa­ber los mer­ca­dos. Ellos ya sa­ben que es el líder mun­dial pa­ra cien­tos de mi­llo­nes de per­so­nas, pe­ro... ¿Tam­bién lo es pa­ra mis alum­nos? ¿Lo se­rá pa­ra mi hi­jo? Es­ta es la pre­gun­ta y el gi­gan­te de Ar­tei­xo to­da­vía no ha res­pon­di­do. ¿Por qué? ¿Por­que lo va a ha­cer cuan­do pre­sen­te re­sul­ta­dos? ¿Por­que no es­pe­ra­ba esa pre­gun­ta y no tie­ne la res­pues­ta ela­bo­ra­da? ¿Por­que es­tá sien­do tor­pe en su po­lí­ti­ca de co­mu­ni­ca­ción? No lo sé, lo que sé es que en to­da la semana ha si­do in­ca­paz de re­mon­tar su va­lor en bol­sa y que la cau­sa es su si­len­cio.

Algo ha cam­bia­do. Re­cuer­de el 2018, por­que en es­te año se ha em­pe­za­do a es­cri­bir una nue­va his­to­ria pa­ra el re­tail, y es­ta em­pe­zó el trein­ta de enero, el día en que H&M anun­ció que afron­ta­ría el ma­yor cie­rre de tien­das en más de diez años. Pa­ra mu­chos, es­te anun­cio su­po­ne que el apo­ca­lip­sis que es­tá vi­vien­do el re­tail ame­ri­cano ya ha lle­ga­do a Eu­ro­pa. Las tien­das fí­si­cas de la com­pa­ñía sue­ca es­tán mos­tran­do una fuer­te de­bi­li­dad, tan­ta, que el cre­ci­mien­to de las ven­tas elec­tró­ni­cas ya no com­pen­sa la caí­da en pre­sen­cial. El stock se acu­mu­la, se cie­rran tien­das, hay que am­pliar el pe­río­do de re­ba­jas, los már­ge­nes caen. Un círcu­lo vi­cio­so y los mer­ca­dos le pre­gun­tan a H&M si sa­be có­mo sa­lir del mis­mo. Se le da un vo­to de con­fian­za, pe­ro la sos­pe­cha ya es rei­na de su vi­da. Die­ci­nue­ve de fe­bre­ro. Ese día, Wal-Mart per­dió 25.000 mi­llo­nes de eu­ros de ca­pi­ta­li­za­ción, un 10,18 %, pro­vo­can­do una caí­da en el Dow Jones del 0, 6 % ¿Y cuál es el pro­ble­ma? Su uni­dad de co­mer­cio elec­tró­ni­co, que aun cre­cien­do al 24 %, cre­ce me­nos de la mi­tad que el año pa­sa­do. Es de­cir, algo fre­na su cre­ci­mien­to, y en es­to es en lo que se fi­ja­ron los ana­lis­tas. Otro gi­gan­te pa­de­cien­do el mis­mo mal.

La semana pa­sa­da, In­di­tex in­for­ma a de­ter­mi­na­dos ana­lis­tas de que las ven­tas cre­ce­rán, pe­ro me­nos de lo es­pe­ra­do, y no so­lo las ven­tas, sino tam­bién el ebit­da, es de­cir, su ca­pa­ci­dad pa­ra ge­ne­rar ne­go­cio tam­bién es­tá afec­ta­da. Los mer­ca­dos la mi­ran y ha­bla del ti­po de cam­bio y del com­por­ta­mien­to del cli­ma en el úl­ti­mo tri­mes­tre, pe­ro ese ar­gu­men­ta­rio, aun sien­do co­rrec­to, no con­ven­ce. Lo que quie­ren sa­ber es la evo­lu­ción de su co­mer­cio elec­tró­ni­co y el es­ta­do de sa­lud de sus tien­das fí­si­cas. Quie­ren sa­ber si tam­bién pa­de­ce, co­mo Wal Mart, el mal del re­tail. Quie­ren sa­ber y aún no sa­ben.

| ARND WIEGMANN

H&M anun­ció ha­ce unos días el ma­yor cie­rre de tien­das del úl­ti­mo de­ce­nio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.