«Me ofre­cí a tra­ba­jar gra­tis, pe­ro ni así me lla­ma­ban»

TA­TIA­NA REGUEIRA AR­QUI­TEC­TA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA -

Ta­tia­na Regueira (Ar­tei­xo, 1986) sa­lía de la UdC en el 2012 co­mo fla­man­te ar­qui­tec­ta. Ha­bía ter­mi­na­do uno de los gra­dos «du­ros» en uno de los peo­res mo­men­tos. «So­lo con­se­guí ha­cer unas prác­ti­cas en un es­tu­dio de tres me­ses. Por su­pues­to, no re­mu­ne­ra­das». Des­pués lle­ga­ron una pa­na­de­ría y una tien­da. «Lo in­ten­té, en­vié cien­tos de cu­rrícu­los, pe­ro sin éxi­to. So­lo me lla­mó una empresa, pe­ro na­da. Y eso que no me im­por­ta­ba el di­ne­ro. He lle­ga­do a ofre­cer­me pa­ra tra­ba­jar de be­ca­ria, pe­ro ni gra­tis me lla­ma­ban». Re­cién em­pe­za­do el 2013 lle­gó la aven­tu­ra. Se fue con su no­vio a Reino Uni­do —él lle­va­ba dos años en pa­ro— y lo hi­zo sin tra­ba­jo. Su pri­mer des­tino: Bir­ming­ham. «Te­nía ilu­sión, pe­ro tam­bién des­con­cier­to. Em­pe­cé a tra­ba­jar de nanny por las tar­des. Por la ma­ña­na lim­pia­ba tres ca­sas. En no­viem­bre me lla­ma­ron de un es­tu­dio me­diano». Era su pri­me­ra ex­pe­rien­cia de lo su­yo en Bir­ming­ham. Y sí, le pa­ga­ban. «’Yo ven­go gra­tis’, le di­je a mi je­fe. Y él me con­tes­tó ‘me­nos de 9 li­bras la ho­ra no pue­do dar­te’. Era más de lo que es­pe­ra­ba». Re­cuer­da esa ex­pe­rien­cia co­mo al­go ma­ra­vi­llo­so. Muy si­mi­lar es el re­cuer­do del se­gun­do es­tu­dio: «Era una de las firmas más co­no­ci­das de la ciu­dad. Fui muy afor­tu­na­da. Me en­se­ña­ron mu­chí­si­mo». ¿Có­mo lle­gó en­ton­ces Ta­tia­na a Nue­va Ze­lan­da? «Tras el

bre­xit se em­pe­zó a res­pi­rar in­cer­ti­dum­bre». Ta­tia­na en­vió so­li­ci­tu­des al otro la­do del mun­do. En Ca­na­dá o Nue­va Ze­lan­da bus­ca­ban ar­qui­tec­tos. «¡Me res­pon­die­ron cua­tro em­pre­sas!» Y así ter­mi­nó en Auc­kland. «Tra­ba­jo en una de las firmas más co­no­ci­das. Mo­de­lo en 3D usan­do he­rra­mien­tas BIM, coor­dino y ges­tiono pro­yec­tos. En lo eco­nó­mi­co he da­do un sal­to, pe­ro la vi­da aquí tam­bién es más ca­ra». Ta­tia­na se plan­tea, co­mo to­dos, vol­ver. Se da cin­co años. «No voy a exi­gir un sa­la­rio igual, pe­ro sí pro­por­cio­nal. Me gus­ta­ría un em­pleo fi­jo, fle­xi­ble, en el que pue­da or­ga­ni­zar mis ho­ra­rios».

En Nue­va Ze­lan­da tra­ba­ja en uno de los es­tu­dios más co­no­ci­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.