«Aho­ra, el úni­co va­lor se­gu­ro es el co­no­ci­mien­to»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Ro­sa Es­té­vez

La pro­fun­di­dad de los cam­bios que nos es­pe­ran a la vuel­ta de la es­qui­na es tal que «cual­quie­ra que sea cons­cien­te de las im­pli­ca­cio­nes que van a te­ner en nues­tras vi­das, sien­te vér­ti­go». Pa­la­bra de Luis Mi­guel Va­re­la, de­cano de la fa­cul­tad de Fí­si­cas de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go de Com­pos­te­la. La cuar­ta re­vo­lu­ción industrial di­bu­ja un es­ce­na­rio sin pre­ce­den­tes en la his­to­ria. Hay em­pleos que des­apa­re­ce­rán, otros que es­tán por crear­se. To­do lo só­li­do se des­va­ne­ce en el ai­re, y has­ta el ai­re se trans­for­ma. En se­me­jan­te con­tex­to es fá­cil de­jar­se lle­var por el pá­ni­co. Pe­ro re­sul­ta po­co útil. «Es­ta­mos en me­dio de un torrente, no ve­mos ni si­quie­ra las ori­llas, no sa­be­mos dón­de es­ta­mos», ex­pli­ca Va­re­la, que se apo­ya en ese sí­mil pa­ra ex­pli­car que, en es­tos mo­men­tos, de lo que se tra­ta es de afe­rrar­se a al­go se­gu­ro, con­tun­den­te, ro­tun­do, que nos per­mi­ta se­guir a flo­te y mar­car rum­bo una vez ha­ya­mos su­pe­ra­do la zo­na de rá­pi­dos. Ese sal­va­vi­das es el co­no­ci­mien­to. «En tiem­pos de tri­bu­la­cio­nes hay que apos­tar por los va­lo­res se­gu­ros. Y esos son las ti­tu­la­cio­nes que son real­men­te sa­be­res», di­ce Luis Mi­guel Va­re­la. Ese, ex­pli­ca, es el con­se­jo que da a to­dos aque­llos que se en­cuen­tran en el tran­ce de ini­ciar ca­mino ha­cia un fu­tu­ro tan lleno de in­cer­ti­dum­bres.

Y es que el co­no­ci­mien­to abre las puer­tas de la crea­ti­vi­dad. Ese va a ser, di­ce, el sal­va­vi­das del fu­tu­ro. «Lo que va a ha­cer que tu em­pleo no sea des­trui­do es que sea fuer­te­men­te crea­ti­vo. Tie­nes que ser más lis­to que la má­qui­na. La má­qui­na va a po­der ha­cer las co­sas más rá­pi­do y pro­ba­ble­men­te me­jor que tú, por eso ne­ce­si­tas en­ten­der có­mo fun­cio­nan y ser ca­paz de ha­cer co­sas que es­tén fue­ra de su al­can­ce», re­la­ta. ¿Y có­mo se lo­gra eso? Con un pro­fun­do co­no­ci­mien­to ma­te­má­ti­co, y so­bre to­do, con la ca­pa­ci­dad de apli­car ese co­no­ci­mien­to a la reali­dad, un te­rri­to­rio del que his­tó­ri­ca­men­te se han ocu­pa­do los fí­si­cos. Por eso, ex­pli­ca, no es na­da ra­ro en­con­trar­nos, hoy en día, con fí­si­cos que tra­ba­jan en to­dos los ám­bi­tos que ya han abier­to las nue­vas tec­no­lo­gías: des­de la ci­ber­se­gu­ri­dad al aná­li­sis de da­tos.

Ca­da vez son más los es­tu­dian­tes que se dan cuen­ta de la si­tua­ción y que abra­zan «ti­tu­la­cio­nes clá­si­cas en las que se ase­gu­ran sa­be­res», ex­pli­ca Va­re­la. Eso ha­ce que ca­rre­ras co­mo Fí­si­cas ten­gan una «de­man­da abru­ma­do­ra» y que ca­da vez ha­ya más es­tu­dian­tes que se que­dan fue­ra. So­bre esa pri­me­ra ba­se, só­li­da y ro­bus­ta, de co­no­ci­mien­to, se po­drán tra­zar dis­tin­tos ca­mi­nos. «a par­tir de ahí hay que es­pe­cia­li­zar­se en cues­tio­nes que ar­ti­cu­len la nue­va so­cie­dad», ex­pli­ca. Des­de la inex­cu­sa­ble for­ma­ción en compu­tación, ro­bo­ti­za­ción, bio­téc­ni­ca...

CONS­CIEN­TE DEL RE­TO

Es di­fí­cil es­tar pre­pa­ra­do pa­ra ha­cer fren­te a al­go que aún no sa­be­mos de­ma­sia­do bien có­mo nos afec­ta­rá. En to­do ca­so, a jui­cio del de­cano de Cien­cias Fí­si­cas, «la uni­ver­si­dad es cons­cien­te del re­to que afron­ta y es­tá orien­tán­do­se pa­ra ha­cer­le fren­te». De nue­vo, tro­pie­za con un pro­ble­ma: la vo­la­ti­li­dad de to­do lo que ocu­rre. Y an­te eso, de nue­vo, re­ce­ta cal­ma. «Hay que mo­ver­se so­bre se­gu­ro. Lle­va su tiem­po adap­tar­se a la reali­dad, y pri­me­ro la so­cie­dad tie­ne que di­ge­rir lo que es­tá ocu­rrien­do. Na­die sa­be aún cuál va a ser la nue­va so­cie­dad, cuá­les van a ser sus ne­ce­si­da­des... Den­tro de unas dé­ca­das po­dre­mos em­pe­zar a te­ner cla­ro qué es lo que ha pa­sa­do aquí», re­la­ta. Pue­de que no ten­ga­mos tiem­po que per­der. Pe­ro pue­de que no ha­ya me­jor ma­ne­ra de in­ver­tir­lo que afe­rrán­do­nos, con fuer­za, al co­no­ci­mien­to.

«Lo que va a im­pe­dir que tu em­pleo sea des­trui­do es que sea fuer­te­men­te crea­ti­vo»

| SANDRA ALON­SO

Va­re­la acon­se­ja es­pe­cia­li­zar­se en las cues­tio­nes que ar­ti­cu­lan la so­cie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.