GA­LI­CIA, AN­TE LOS RE­TOS DE SU PRE­SEN­CIA EX­TE­RIOR

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Pa­tri­cio Sán­chez Pa­tri­cio Sán­chez es Sub­di­rec­tor del Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia.

Ga­li­cia ha lo­gra­do con­so­li­dar su po­ten­cial ex­te­rior. El año pa­sa­do fue la se­gun­da co­mu­ni­dad con ma­yor su­pe­rá­vit co­mer­cial. La foto fi­ja, no obs­tan­te, pre­sen­ta al­gu­nas ano­ma­lías. Pa­tri­cio Sán­chez, sub­di­rec­tor del Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia, ana­li­za es­tos re­tos.

Ga­li­cia lo­gró con­so­li­dar el año pa­sa­do su po­ten­cial ex­por­ta­dor: fue la se­gun­da co­mu­ni­dad, tras el País Vas­co, con una ma­yor ba­lan­za co­mer­cial. Pe­ro no to­do son bon­da­des en es­ta ra­dio­gra­fía. La ex­ce­si­va de­pen­den­cia de al­gu­nos mer­ca­dos, la con­cen­tra­ción en sec­to­res co­mo el tex­til o la au­to­mo­ción y la li­mi­ta­da ci­fra de com­pa­ñías que ven­den en ter­ce­ros paí­ses, en bue­na me­di­da a cau­sa del es­ca­so ta­ma­ño del te­ji­do em­pre­sa­rial ga­lai­co, re­pre­sen­tan de­bi­li­da­des que la co­mu­ni­dad de­be ate­nuar de ca­ra al fu­tu­ro.

Uno de los cam­bios más im­por­tan­tes de la eco­no­mía gallega de las úl­ti­mas dé­ca­das lo cons­ti­tu­ye su in­ter­na­cio­na­li­za­ción. Es­te pro­ce­so evi­den­cia que, en un mun­do cada vez más glo­bal, to­do lo re­la­ti­vo al sec­tor ex­te­rior re­sul­ta de­ter­mi­nan­te pa­ra el éxi­to em­pre­sa­rial.

La ne­ce­si­dad de abrir­se a los mer­ca­dos ex­te­rio­res se jus­ti­fi­ca por dos ti­pos de ar­gu­men­tos: los reac­ti­vos y los proac­ti­vos. Den­tro de los pri­me­ros, pue­den se­ña­lar­se as­pec­tos ta­les co­mo la re­cu­pe­ra­ción de las ven­tas o la di­ver­si­fi­ca­ción de ries­gos. En cuan­to a los se­gun­dos, apa­re­cen po­si­bi­li­da­des más di­ver­sas que van des­de la bús­que­da de mer­ca­dos con ma­yor po­ten­cial de cre­ci­mien­to has­ta el apro­ve­cha­mien­to de eco­no­mías de es­ca­la, pa­san­do por el tras­la­do de ac­ti­vi­da­des a ubi­ca­cio­nes más com­pe­ti­ti­vas. Com­ple­men­ta­ria­men­te, y co­mo ne­xo de unión a to­dos ellos, con­vie­ne re­cor­dar la ma­yor fa­ci­li­dad pa­ra ad­qui­rir nue­vos re­cur­sos y nue­vas ca­pa­ci­da­des.

En es­te mar­co, nos en­con­tra­mos con ac­ti­vi­da­des y ra­mas em­pre­sa­ria­les que di­fí­cil­men­te po­drían ser en­ten­di­das sin una cla­ra vo­ca­ción ha­cia mer­ca­dos geo­grá­fi­cos dis­tin­tos de los de la lo­ca­li­za­ción ori­gi­nal de la em­pre­sa. De es­te mo­do, se de­jan atrás las épo­cas don­de las ini­cia­ti­vas em­pre­sa­ria­les se li­mi­ta­ban a un ám­bi­to de ac­tua­ción lo­cal y se man­te­nían de es­ta ma­ne­ra por mu­cho tiem­po.

Así pues, las em­pre­sas ga­lle­gas con ma­yor orien­ta­ción ex­por­ta­do­ra han ex­pe­ri­men­ta­do du­ran­te los úl­ti­mos años un me­jor com­por­ta­mien­to en cuan­to a su ac­ti­vi­dad y re­sul­ta­dos en com­pa­ra­ción con aque­llas cu­ya ci­fra de ne­go­cios se con­cen­tra en el mer­ca­do in­te­rior. Hoy en día, Ga­li­cia cuen­ta con re­fe­ren­tes a es­ca­la in­ter­na­cio­nal que son ju­ga­do­res de pri­me­ra lí­nea, co­mo por ejem­plo en el sec­tor pes­que­ro, tex­til o au­to­mo­ción.

A es­ca­la ma­cro­eco­nó­mi­ca, un vis­ta­zo a las cuen­tas eco­nó­mi­cas de Ga­li­cia po­ne de ma­ni­fies­to el cada vez ma­yor pe­so del sec­tor ex­te­rior en la eco­no­mía gallega. La cri­sis eco­nó­mi­ca in­ci­de di­rec­ta­men­te en una fuer­te con­trac­ción de la de­man­da in­ter­na y en su con­tri­bu­ción ne­ga­ti­va al cre­ci­mien­to agre­ga­do del PIB, que se ve ate­nua­da por la apor­ta­ción po­si­ti­va del sec­tor ex­te­rior en­tre el 2008 y el 2013. Si el ini­cio de la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca en el 2014 vie­ne de­ter­mi­na­do por el im­pul­so de la de­man­da in­ter­na, su con­so­li­da­ción a par­tir del 2016 se ca­rac­te­ri­za por ser un cre­ci­mien­to más equi­li­bra­do. En con­cre­to, tan­to la de­man­da in­ter­na co­mo ex­ter­na con­tri­bu­yen po­si­ti­va­men­te al in­cre­men­to agre­ga­do del PIB en tér­mi­nos reales.

Por lo que se re­fie­re al co­mer­cio ex­te­rior con ter­ce­ros paí­ses, el año pa­sa­do de­be con­si­de­rar­se cla­ra­men­te fa­vo­ra­ble pa­ra Ga­li­cia. Por ter­cer año con­se­cu­ti­vo, en el 2017 las ex­por­ta­cio­nes ga­lle­gas ba­tie­ron su ré­cord. En con­cre­to, las ex­por­ta­cio­nes en Ga­li­cia su­pe­raron la ba­rre­ra de los 21.000 mi­llo­nes de eu­ros, sien­do la sex­ta co­mu­ni­dad que más ex­por­ta del con­jun­to del Es­ta­do.

Otra cir­cuns­tan­cia que re­fuer­za el po­ten­cial ex­por­ta­dor ga­lle­go es que fue la se­gun­da co­mu­ni­dad au­tó­no­ma de Es­pa­ña con ma­yor su­pe­rá­vit co­mer­cial (so­lo por de­trás del País Vas­co). Es­ta di­fe­ren­cia de lo que se ex­por­ta con res­pec­to a lo que se im­por­ta al­can­zó ca­si los 4.500 mi­llo­nes de eu­ros y sir­vió pa­ra con­so­li­dar el cre­ci­mien­to de es­ta mag­ni­tud ini­cia­do en el 2014.

De­trás de es­tas ci­fras record se en­cuen­tra al­gu­na de­bi­li­dad que es im­por­tan­te te­ner pre­sen­te. La pri­me­ra de ellas tie­ne que ver con el nú­me­ro de em­pre­sas. En con­cre­to, en el 2017 las em­pre­sas ex­por­ta­do­ras en Ga­li­cia su­pe­raron las 6.700, de las cua­les me­nos de 2.500 lo eran de for­ma re­gu­lar. Es­ta ci­fra se en­cuen­tra bas­tan­te por de­ba­jo de la me­dia na­cio­nal, pues­to que aún le fal­ta­rían 1.300 em­pre­sas pa­ra es­tar en la me­dia es­pa­ño­la. Ese ob­je­ti­vo de al­can­zar las 8.000 fir­mas ex­por­ta­do­ras es­tá muy con­di­cio­na­do por el ta­ma­ño em­pre­sa­rial. Las em­pre­sas en Ga­li­cia son de ta­ma­ño re­du­ci­do, lo que di­fi­cul­ta su sa­li­da al ex­te­rior. Por ello, en la me­di­da que se con­si­guie­ra in­cre­men­tar su ta­ma­ño, se fa­ci­li­ta­ría no­ta­ble­men­te su in­ter­na­cio­na­li­za­ción.

Otra de las de­bi­li­da­des vie­ne da­da por la ex­ce­si­va con­cen­tra­ción, tan­to en lo que se re­fie­re a los sec­to­res ex­por­ta­do­res co­mo a los mer­ca­dos de des­tino. La Unión Eu­ro­pea ab­sor­be tres cuar­tas par­tes de los bie­nes que sa­len de Ga­li­cia, lo cual su­po­ne una ex­ce­si­va de­pen­den­cia de nues­tro en­torno más in­me­dia­to. Ade­más, los de­no­mi­na­dos mer­ca­dos emer­gen­tes aún pa­re­cen ex­ce­si­va­men­te le­ja­nos pa­ra bue­na par­te de nues­tro en­tra­ma­do em­pre­sa­rial. Igual­men­te, el 75 % de las ex­por­ta­cio­nes ga­lle­gas se con­cen­tran en cua­tro sec­to­res: ma­nu­fac­tu­ras de con­su­mo, au­to­mo­ción, bie­nes de equi­po y ali­men­ta­ción. La iden­ti­fi­ca­ción aquí del tex­til y el au­to­mó­vil es ca­si in­me­dia­ta y, nue­va­men­te, la po­ca di­ver­si­fi­ca­ción no es una no­ti­cia bue­na.

TO­MA DE DE­CI­SIO­NES

To­do lo se­ña­la­do jus­ti­fi­ca la ne­ce­si­dad de pro­fun­di­zar en el es­tu­dio de la in­ter­na­cio­na­li­za­ción co­mo fac­tor cla­ve de la es­tra­te­gia em­pre­sa­rial pa­ra fa­ci­li­tar la to­ma de de­ci­sio­nes acer­ta­das por par­te de los res­pon­sa­bles em­pre­sa­ria­les. En es­ta lí­nea, ca­be se­ña­lar el tra­ba­jo de la Zo­na Fran­ca de Vi­go me­dian­te su In­for­me eco­nó­mi­co y de com­pe­ti­ti­vi­dad, don­de se ana­li­za anual­men­te la in­ter­na­cio­na­li­za­ción em­pre­sa­rial a tra­vés de su In­di­ca­dor Ar­dán de Em­pre­sa Glo­bal. Me­dian­te una encuesta es­pe­cí­fi­ca, es­te es­tu­dio iden­ti­fi­ca las em­pre­sas ga­lle­gas que des­ta­can en es­te ám­bi­to, así co­mo sus prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas.

Los re­sul­ta­dos per­mi­ten dis­po­ner de un per­fil de la em­pre­sa in­ter­na­cio­na­li­za­da que da cuen­ta de sus prin­ci­pa­les ras­gos. En par­ti­cu­lar, des­ta­can dos fac­to­res co­mo los de­ter­mi­nan­tes en el éxi­to de las mis­mas. El pri­me­ro de ellos con­sis­te en ha­ber re­ci­bi­do al­gún ti­po de apo­yo fi­nan­cie­ro pa­ra la exportación por par­te de al­gún ti­po de ad­mi­nis­tra­ción. El se­gun­do re­si­de en la ex­pe­rien­cia, es­to es, el nú­me­ro de años que se lle­ven rea­li­zan­do ope­ra­cio­nes en mer­ca­dos ex­te­rio­res. Asi­mis­mo, tam­bién es po­si­ble iden­ti­fi­car fac­to­res que fa­vo­re­cen los pro­ce­sos de in­ter­na­cio­na­li­za­ción ta­les co­mo el in­cre­men­to en el nú­me­ro de paí­ses des­tino de las ex­por­ta­cio­nes y en el nú­me­ro de clien­tes ex­tran­je­ros.

En de­fi­ni­ti­va, el sec­tor ex­te­rior cons­ti­tu­ye ya uno de los prin­ci­pa­les pi­la­res so­bre los que se sos­tie­ne el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía gallega. Por ello, es pre­ci­so tra­ba­jar en con­so­li­dar los sec­to­res que han si­do pio­ne­ros en es­te ti­po de es­tra­te­gias, apren­der de los cla­ros ejem­plos de éxi­to y to­mar bue­na no­ta de las di­fi­cul­ta­des exis­ten­tes. El mun­do (co­mer­cial) es cada vez más pe­que­ño y las em­pre­sas ga­lle­gas no de­ben te­ner ba­rre­ras en su cre­ci­mien­to.

ILUS­TRA­CIÓN: MA­RÍA PEDREDA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.