UN CO­CHE IMA­GEN DE SU ÉPO­CA

APO­DA­DO «EL DIOS GRIE­GO» POR SUS CO­LA­BO­RA­DO­RES, ALEC ISSIGONIS PO­SEÍA UNA EX­CEP­CIO­NAL CA­PA­CI­DAD PARA PLAN­TEAR LAS SO­LU­CIO­NES TÉC­NI­CAS NE­CE­SA­RIAS PARA PRO­POR­CIO­NAR A LOS AU­TO­MÓ­VI­LES QUE DESA­RRO­LLA­BA LA UTI­LI­DAD QUE TER­MI­NA­RÍA POR CON­VER­TIR­LOS, DU­RAN­TE TRES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - REPORTAJE - Por Ig­na­cio Fe­rrei­ro Gon­zá­lez

En sep­tiem­bre de 1922, la Ar­ma­da bri­tá­ni­ca co­la­bo­ra­ba en la eva­cua­ción de la po­bla­ción grie­ga de la ciu­dad de Es­mir­na, que tras el con­flic­to en­tre Gre­cia y Tur­quía que si­guió a la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial que­da­ría de­fi­ni­ti­va­men­te ba­jo do­mi­nio tur­co. En­tre los eva­cua­dos se en­con­tra­ba un jo­ven a pun­to de cum­plir 16 años —ha­bía na­ci­do el 18 de no­viem­bre de 1906—, que tiempo más tar­de se­ría nom­bra­do Ca­ba­lle­ro de la Or­den del Im­pe­rio Bri­tá­ni­co por su con­tri­bu­ción a la in­dus­tria na­cio­nal del au­to­mó­vil: Ale­xan­der Ar­nold Cons­tan­ti­ne Issigonis.

Tras­la­da­do ini­cial­men­te a Mal­ta, tras el fa­lle­ci­mien­to de su pa­dre via­ja­rá con su ma­dre a In­gla­te­rra en 1923, don­de se ins­ta­la­rán de­fi­ni­ti­va­men­te. Cur­sa­rá es­tu­dios de in­ge­nie­ría me­cá­ni­ca en la Bat­ter­sea Poly­tech­nic, sin lle­gar a ter­mi­nar­los por sus es­ca­sas ap­ti­tu­des para las ma­te­má­ti­cas, que com­ple­men­ta­rá con otros en la Uni­ver­si­dad de Lon­dres.

Su pri­mer tra­ba­jo, co­mo de­li­nean­te para la em­pre­sa lon­di­nen­se de com­po­nen­tes de au­to­mo­ción de Ed­ward Gi­llett, en­tre 1928 y 1930, le per­mi­ti­rá re­la­cio­nar­se con otros fa­bri­can­tes y le su­pon­drá una ofer­ta para in­cor­po­rar­se a la Roo­tes Mo­tors de Co­ventry, de don­de pa­sa­rá a la Mo­rris Mo­tors Limited de Cow­ley en 1936. Con de­par­ta­men­tos in­de­pen­dien­tes para desa­rro­llar ca­da par­te de sus au­to­mó­vi­les, la la­bor de Issigonis para Mo­rris co­men­za­rá por el di­se­ño de ejes tra­se­ros y sus­pen­sio­nes, tras lo cual irá asu­mien­do ma­yo­res res­pon­sa­bi­li­da­des has­ta ocu­par­se del desa­rro­llo com­ple­to de uno de sus mo­de­los más em­ble­má­ti­cos, el Mo­rris Mi­nor, un pro­yec­to an­te­rior a la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial pe­ro que no ve­ría la luz has­ta años des­pués de la fi­na­li­za­ción del con­flic­to, pre­sen­tán­do­se en el Sa­lón del Au­to­mó­vil del

« El Mi­ni es el mo­de­lo de ma­yor éxi­to de la au­to­mo­ción bri­tá­ni­ca, con más de 5 mi­llo­nes de uni­da­des

Lon­dres de 1948. Se con­ver­ti­ría en el pri­mer au­to­mó­vil de la in­dus­tria bri­tá­ni­ca del que se fa­bri­ca­rían más de 1 mi­llón de uni­da­des, man­te­nién­do­se en pro­duc­ción has­ta 1971.

Du­ran­te las dé­ca­das de los 30 y 40, Issigonis com­pe­ti­rá ade­más con con­si­de­ra­ble éxi­to en prue­bas de au­to­mo­vi­lis­mo, ini­cial­men­te al vo­lan­te de un Aus­tin Se­ven Ulster mo­di­fi­ca­do por él mis­mo, y pos­te­rior­men­te con mo­de­los para los que di­se­ña­ba y cons­truía sus pro­pias sus­pen­sio­nes y sis­te­mas de di­rec­ción; una va­lio­sa ex­pe­rien­cia que apli­ca­ría tam­bién en sus tra­ba­jos para la in­dus­tria.

La fu­sión de Mo­rris con Aus­tin en 1952 para for­mar Bri­tish Mo­tor Cor­po­ra­tion lle­va­rá a Issigonis a de­jar la em­pre­sa e in­cor­po­rar­se a Al­vis, para la que di­se­ña­ría un mo­de­lo con mo­tor V8 y un avan­za­do sis­te­ma de sus­pen­sión, pe­ro el aban­dono de es­te pro­yec­to por par­te de Al­vis le ha­rá

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.