“Sa­ber que el fu­tu­ro se­rá po­si­ti­vo nos man­tie­ne en pie”

DAYME AROCENA CAN­TAN­TE DE JAZZ.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mundo -

“Cu­ba si­gue igua­li­ta de linda”, res­pon­de es­ta san­te­ra cubana cuan­do se le pregunta por el de­ve­nir de la vi­da en su país tras el acer­ca­mien­to con EE.UU. y la muer­te de Fi­del Cas­tro. “Cu­ba es la is­la del te­so­ro. El fu­tu­ro siem­pre se­rá po­si­ti­vo, eso es lo que nos man­tie­ne en pie. La vi­da si­gue su cur­so y los cam­bios só­lo son un mo­ti­vo pa­ra con­ti­nuar”. Dayme se ha con­ver­ti­do en una de las nue­vas re­fe­ren­cias del jazz en la is­la, des­pués

de años so­ñan­do con es­ce­na­rios. “Mis pa­dres con­ser­van fo­tos mías can­tán­do­le a los ju­gue­tes con un tu­bo de des­odo­ran­te co­mo mi­cró­fono. Ven­go de una fa­mi­lia de aman­tes de la mú­si­ca. Na­cí en una ca­si­ta en San­tos Suá­rez, La Ha­ba­na, don­de vi­vía­mos mu­chas per­so­nas. Así conocí la rum­ba y la tim­ba de los 90, bai­lan­do y can­tan­do en­tre pri­mos y tíos”. Reali­zó es­tu­dios de mú­si­ca clá­si­ca y se gra­duó co­mo di­rec­to­ra de co­ros, pe­ro por el ca­mino des­cu­brió el jazz y el fle­cha­zo fue pa­ra siem­pre. “Yo ya te­nía en el cuer­po el bi­chi­to de la mú­si­ca po­pu­lar. Y aho­ra ha­go jazz, pe­ro es mi jazz, el que yo com­pon­go, con mis in­fluen­cias, mis raí­ces, con mi cu­ba­nía, con mi idio­sin­cra­sia”. Esa tar­je­ta de iden­ti­dad con­ven­ció al pro­duc­tor bri­tá­ni­co Gi­lles Pe­ter­son, que lanzó des­de Lon­dres una ca­rre­ra en so­li­ta­rio que la ha lle­va­do a Nue­va York, Nue­va Or­leans, Pa­rís, Áms­ter­dam, Lon­dres, To­kio, Ma­drid… “Es im­pre­sio­nan­te ha­ber lle­ga­do a to­do el mun­do des­de mi is­li­ta en el cen­tro del mar”. A ella nun­ca le ten­tó la po­si­bi­li­dad de es­ta­ble­cer­se fue­ra, co­mo han he­cho tan­tos en las úl­ti­mas dé­ca­das. “La mi­gra­ción es un fe­nó­meno que se ba­sa en el be­ne­plá­ci­to per­so­nal de ca­da uno. Por eso no de­jo mi tie­rra, mi ins­tin­to siem­pre me lle­va a ca­sa, pues ahí soy fe­liz”. Su son­ri­sa am­plia, sus pies des­cal­zos so­bre el es­ce­na­rio y el co­lor blan­co de su in­du­men­ta­ria com­po­nen la ima­gen de Dayme. “Yo amo mi co­lor ne­gro. A mí me die­ron las he­rra­mien­tas pa­ra luchar, y el ser mu­jer y ne­gra so­lo lo ha­ce más pa­sio­nal, por­que me ha to­ca­do de­fen­der, más que un ta­len­to co­mún, una cau­sa glo­bal”. En el fu­tu­ro quie­re crear una fun­da­ción pa­ra mu­je­res del jazz. “Mi mi­sión en es­ta vi­da es mu­si­cal. El men­sa­je es sim­ple: ins­pi­rar a otras per­so­nas que creen en lo im­po­si­ble, mu­je­res so­bre to­do, que a ve­ces de­ja­mos pa­sar las mejores opor­tu­ni­da­des. A ellas les di­go que, así co­mo un hom­bre no tie­ne miedo, tam­po­co lo ten­gan ellas. Ni al es­ce­na­rio, ni a pa­sar pe­nas, ni a equi­vo­car­se y em­pe­zar de nue­vo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.