“Le ha­go es­pa­gue­tis por su cum­ple”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE GENTE - TEX­TO: PA­TRI­CIA GAR­CÍA

Violeta, una pe­rri­ta con man­chas ne­gras y ca­ra de bue­na, y la co­ru­ñe­sa Da­nie­la Arias se co­no­cie­ron ha­ce ya cin­co años. “En mi ca­sa siem­pre vi­ví con ani­ma­les. Ga­tos, pe­rros, tor­tu­gas, al­gún háms­ter… Así que cuan­do me in­de­pen­di­cé qui­se te­ner una pe­rri­ta pe­que­ña que me acom­pa­ña­se a to­das par­tes. Y así fue co­mo lle­gó Violeta a mi vi­da”, re­cuer­da Da­nie­la.

Se en­con­tra­ron en una pro­tec­to­ra de ani­ma­les en Fe­rrol. Violeta te­nía en­ton­ces sie­te me­ses. “An­tes de ve­nir­se con­mi­go se es­ca­pó dos se­ma­nas de la pro­tec­to­ra. Cuan­do lle­gó a ca­sa nos fui­mos acos­tum­bran­do la una a la otra po­co a po­co”. Des­de en­ton­ces, Violeta es la rei­na de la ca­sa de Da­nie­la. “Siem­pre prio­ri­zo sus ne­ce­si­da­des y es ella la que mar­ca los ho­ra­rios y las ru­ti­nas”, ex­pli­ca Da­nie­la.

LA ESTRELLA DE LA PAN­DI­LLA

Da­nie­la y Violeta se han vuel­to in­se­pa­ra­bles. “Cuan­do sal­go a la ca­lle siem­pre vie­ne con­mi­go. De com­pras, al tra­ba­jo, de via­je… In­clu­so la he lle­va­do a con­cier­tos. Si voy sin ella me sien­to ra­ra”. Por el tra­ba­jo de Da­nie­la, Violeta es una ha­bi­tual del ca­fé Va­len­tín, en A Co­ru­ña. Y allí, có­mo no, tam­bién es la rei­na del lu­gar. Tro­ci­tos de solomillo, ca­ri­cias, be­sos… Violeta es la más mi­ma­da del bar. “Es muy co­no­ci­da por­que sa­le to­das las se­ma­nas en el Fa­ce­book del Va­len­tín. Cuan­do ba­ja­mos por A Co­ru­ña mu­cha gen­te la pa­ra por­que quie­re sa­lu­dar­la”.

Cuen­ta Da­nie­la que Violeta “tie­ne un ca­rác­ter es­pe­cial que ha­ce que to­do el mun­do se sien­ta bien con ella”. Tan­to que en­tre sus ami­gos tam­bién es la estrella: “Es la mas­co­ta de la pan­di­lla, to­dos la quie­ren”. En ca­sa, Da­nie­la con­fie­sa que a ve­ces le con­sien­te al­gún capricho. “De vez en cuan­do le de­jo que duer­ma con­mi­go y por su cum­plea­ños suelo pre­pa­rar­le una co­mi­da es­pe­cial, co­mo un pla­to de es­pa­gue­tis, que es su co­mi­da fa­vo­ri­ta!”. A dia­rio ba­jan a pa­sear por la Ciu­dad Vie­ja. Allí Violeta se en­cuen­tra con otros ami­gos pe­rru­nos. “Ella es­co­ge con quién ju­gar, co­mo los se­res hu­ma­nos. Violeta es la que de­ci­de”. Co­mo una rei­na.

FO­TO: MAR­COS MÍ­GUEZ

VIOLETA

ES­TA PE­RRI­TA ES LA REI­NA

DE LA CA­SA DE DA­NIE­LA, QUIEN CUEN­TA: “SI VOY SIN

ELLA, ME SIEN­TO RA­RA”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.