Es­tas pa­re­jas son un cho­llo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE GEN TE - TEX­TO: ANA ABELENDA

EL ÉXI­TO ES CO­SA DE DOS Ellos sí pue­den de­cir que lo su­yo fun­cio­na, en el tra­ba­jo y en ca­sa. Mr. Won­der­ful es un ejem­plo de que el amor es la me­jor de las em­pre­sas. En­tra­mos en tres re­la­cio­nes que lo po­nen a prue­ba. ¿Quie­res ca(n)sar­te con­mi­go? Pues ma­nos a la obra. An­gi y Ja­vi

MR. WON­DER­FUL Son un se­ñor equi­po, na­da me­nos que Mr. Won­der­ful. “Tra­ba­ja­mos co­do con co­do, la cla­ve es­tá en el res­pe­to y en sa­ber des­co­nec­tar. En ca­sa so­mos pa­pá y ma­má”

Jun­tos­son im­pa­ra­bles. Tan­to que han he­cho del mun­do un lu­gar ma­ra­vi­llo­so ven­dien­do co­sas bo­ni­tas, o más bien, mo­ral pa­ra tus días. Son Mr. Won­der­ful, la mar­ca que ha lle­va­do la fi­lo­so­fía del buen ro­llo a cua­der­nos, cha­pas, ima­nes, cojines, ta­zas de ca­fé e in­clu­so a la No­ci­lla («Me tie­nes en el bo­te», di­cen en el va­so rey de las me­rien­das). ¿Adón­de no ha lle­ga­do el márketing de la fe­li­ci­dad? Su se­llo es in­con­fun­di­ble, por más imi­ta­do­res que ha­yan sa­li­do ba­jo la pie­dra de su éxi­to. An­gi y Ja­vi pa­re­cen ha­ber­le pues­to pi­las Du­ra­cell al po­der de la pa­la­bra, que en sus ma­nos no se aca­ba. Y eso que los dos tie­nen cla­ro que «pa­ra con­quis­tar a una per­so­na lo que im­por­ta no son las pa­la­bras, son los he­chos». «Hoy es un buen día pa­ra tener un buen día», «La vi­da es una ma­ra­vi­lla de­ba­jo de una som­bri­lla» o «So­lo los me­jo­res abue­los tie­nen nie­tos ge­nia­les» son al­gu­nos de los men­sa­jes de es­te Mís­ter que ha sur­gi­do de una unión que ha­ce la fuer­za. Ja­vi po­ne la ilustración; An­gi, la co­mu­ni­ca­ción y la esen­cia, en es­te tán­dem que ase­gu­ra que la cla­ve del éxi­to es es­ta: «No bus­car el éxi­to, sino creer en tu pro­yec­to, echar­le ho­ras y pa­sión». Así que es­te cho­llo de pa­re­ja fun­cio­na con mu­cho «choio» a la ga­lle­ga, con res­pe­to, es­pa­cios pro­pios y tiem­po de des­co­ne­xión. «Mr. Won­der­ful es una ex­ten­sión de nues­tra for­ma de ser —cuen­tan a YES—. Tra­ba­ja­mos co­do con co­do, vi­vi­mos jun­tos y te­ne­mos dos ni­ñas pre­cio­sí­si­mas. La cla­ve es­tá en el res­pe­to y en sa­ber des­co­nec­tar. Cuan­do lle­ga­mos a ca­sa so­mos pa­pá y ma­má». Ellos sí pue­den con­fun­dir a gus­to tra­ba­jo y pla­cer. ¿Fun­cio­nan igual co­mo pa­re­ja en ca­sa que co­mo equi­po pro­fe­sio­nal? «Lle­va­mos muy bien lo de ser pa­re­ja y tra­ba­jar jun­tos. Des­de el prin­ci­pio, te­nía­mos ga­nas de ha­cer un pro­yec­to jun­tos, así que le he­mos pues­to el mis­mo es­fuer­zo, ho­ras y ca­ri­ño los dos des­de el pri­mer día. Cuan­do sa­li­mos del es­tu­dio nues­tras dos hi­jas se en­car­gan de que no pen­se­mos en el tra­ba­jo, y nos de­di­que­mos ple­na­men­te a ellas y a no­so­tros». ¿An­gi, Ja­vi te tie­ne en el bo­te... co­mo di­ce la No­ci­lla Mr. Won­der­ful? «Es mi ma­ri­do… ¡qué te voy a con­tar! Un ser ex­cep­cio­nal, un ma­ri­do diez y un pa­dra­zo», ase­gu­ra ella. Quien duer­me fe­liz, pa­ra qué quie­re sue­ños. «No­so­tros nun­ca de­ja­mos de so­ñar, de día y de noche. «¿Qué se­ría la vi­da sin sue­ños?». Cual­quier co­sa me­nos Won­der­ful.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.