¡Has­ta siem­pre, pro­fe!

ES­TE PRO­FE­SOR ES DE DIEZ Se aca­ba el cur­so y ce­rra­mos eta­pa con un homenaje a esos pro­fes que en­se­ñan a sa­ber y a cre­cer. En­tra­mos en cua­tro au­las don­de se res­pi­ra un fee­ling muy no­ta­ble...

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: YO­LAN­DA GAR­CÍA, ANA ABE­LEN­DA Y CÁN­DI­DA ANDALUZ

Se acer­ca el fin de cur­so, y el mo­men­to del ten­tem­pié ma­ti­nal en la cla­se de Pi­lar Ei­jo López (Xo­ve), pro­fe­so­ra en el CEIP Plu­ri­lin­güe San­ta Ri­ta de Gal­do, en Vi­vei­ro. Ella es la tu­to­ra de sex­to de in­fan­til. Sin em­bar­go, los pe­ques, con sus man­di­lo­nes de cua­dros ver­des —que ya no usa­rán en el cur­so 2017-2018— es­tán ya más pen­dien­tes de la cá­ma­ra del fo­tó­gra­fo que del man­jar que hay den­tro de sus mo­chi­las. Aun­que se les no­ta que tie­nen al­go de ham­bre, a unos más que a otros. No hay na­da co­mo la me­rien­da que pre­pa­ra ma­má o pa­pá pa­ra aguan­tar la lar­ga ma­ña­na an­tes del mediodía (en el cen­tro hay co­me­dor). Son 17 alum­nos, 8 niños y 9 ni­ñas. Les fal­tan días pa­ra de­cir adiós a in­fan­til y ho­la a pri­ma­ria, des­pués del sal­to al mar de las va­ca­cio­nes. Sep­tiem­bre mar­ca­rá pa­ra ellos un cam­bio de ci­clo. ¡Se nos ha­cen ma­yo­res es­tos pe­ques! Snifff...

«APREN­DO MOI­TO DE­LES» El au­la se pa­re­ce al mun­do de los niños, es­tá lle­na de co­lo­ri­do, le­tras y nú­me­ros ta­ma­ño XXL, di­bu­jos en los que ellos sa­can su in­ten­so mun­do in­te­rior, me­si­tas y si­lli­tas, zo­na de aseo en ver­sión hob­bit, la pi­za­rra en la que Pi­lar di­bu­ja su sa­ber pa­ra ex­ten­der­lo a los niños, los la­pi­ce­ros a to­pe de ma­te­rial, las es­tan­te­rías con las obras maes­tras de ca­da me­nor... To­do ello son es­tí­mu­los que les ayu­dan a cre­cer tan­to en lo cog­ni­ti­vo co­mo en lo crea­ti­vo y a sa­car lo me­jor de sí mis­mos. Y ese ha si­do y si­gue sien­do el afán dia­rio de es­ta pro­fe­so­ra que, con­fie­sa abier­ta­men­te, qui­so re­pe­tir la ca­rre­ra de Ma­gis­te­rio, con­va­li­dan­do asig­na­tu­ras, pa­ra ha­cer la es­pe­cia­li­dad de in­fan­til, en A Co­ru­ña. An­tes ha­bía he­cho la de Ma­te­má­ti­cas en Lu­go, pe­ro, di­ce, «ao coin­ci­dir­me dar cla­se en in­fan­til, estar cos ne­nos en­can­tou­me!».

«Sus» niños son Die­go, Je­sús, Ma­nuel, Uxía, Mar­ta, Ya­ni­ra, Lu­cas, Lau­ra, Ce­ci­lia, Ain­hoa Fer­nán­dez, Luis, Ye­ray, Bruno, Ain­hoa Lamelas, Aman­da, Da­nie­la y Lois. «É un gru­po bas­tan­te uni­for­me», in­di­ca. Son 17 jo­yi­tas, 17 dia­man­tes sin pu­lir aún que al clic de la cá­ma­ra pa­ra la fo­to de ri­gor son la es­pon­ta­nei­dad en es­ta­do pu­ro. Pi­lar evi­ta que la se­sión se nos re­vo­lu­cio­ne. «¿Os gus­ta la pro­fe?» Sue­na un «¡¡¡síííííí!!!» que tras­pa­sa las pa­re­des del cen­tro. «¿La vais a echar de me­nos?», les pre­gun­to. Unos di­cen va­rios síes bien en­fa­ti­za­dos, pe­ro otro con­fie­sa: «Yo la veo siem­pre en ve­rano». Ella les di­ce que aún se van a en­con­trar por los pa­si­llos, en la pista de­por­ti­va, en el hall... Aun­que, se­gu­ro, ya no se­rá lo mis­mo que pa­sar con ellos ho­ras y ho­ras y ho­ras. «Eu apren­do moi­to de­les —di­ce la maes­tra— e gús­ta­me ver­lles as ca­ras de agra­de­ce­men­to e de sa­tis­fac­ción. Son moi sin­ce­ros e din a ver­da­de. Os máis maio­res xa te­ñen máis pi­car­día. A ver­da­de é que te ab­sor­ben to­tal­men­te. Den­de que pe­cho a por­ta, non me acor­do nin dos meus pro­ble­mas da ca­sa». Uno de los de­ta­lles que dan idea de lo im­por­tan­te que es la fi­gu­ra del pro­fe­sor en los pri­me­ros años de es­co­la­ri­za­ción, y más en ca­sos co­mo es­te en que se no­ta el fee­ling, es el tiem­po que es­tos pe­ques pa­san en el co­le. Al­gu­nos ven más a Pi­lar que a sus pa­dres: «De fei­to, al­gúns dos meus alum­nos me te­ñen cha­ma­do ‘ma­má’ ou ‘abue­la’». «Pois eu sei dal­gun­ha ne­na da súa cla­se —le con­tes­to— que á súa nai cha­mou­na Pi­li o ou­tro día». Pi­lar son­ríe... «Si, al­gún me cha­ma Pi­li e iso que nin­guén me cha­ma Pi­li. ¡In­clu­so a ve­ces me te­ñen cha­ma­do ‘pa­pá’!». Aho­ra la que ríe soy yo. De vez en cuan­do ellos la aga­sa­jan con flo­res, con di­bu­jos en los que la re­tra­tan, con ese es­ti­lo de la es­té­ti­ca tan úni­co de la in­fan­cia, y esa frase má­gi­ca: «Te quie­ro».

Es­ta pro­fe ha da­do ya cla­se a niños muy pe­que­ños en dis­tin­tos rin­co­nes de Ga­li­cia: «So­bre to­do po­la Ma­ri­ña. On­de máis lon­xe es­ti­ven foi nun­ha uni­ta­ria en Carballido (A Fon­sa­gra­da). Aquí en Gal­do le­vo 20 anos». Otro de los fac­to­res que ha­cen que los la­zos se es­tre­chen es que es­te es un colegio fa­mi­liar, y así lo cer­ti­fi­can tam­bién al­gu­nos pa­dres. «Dá­me pe­na que aca­be xa con eles, aín­da que nos imos ver e se­gue ha­ben­do un víncu­lo en­tre nós», se­ña­la. Ahí se­gui­rá el pró­xi­mo cur­so, ya no con es­te gru­po. Se­rán otras las ca­ras di­mi­nu­tas, ale­gres y es­pe­cia­les que ve­rá en el au­la. «Vi­vo con moi­ta sa­tis­fac­ción en­con­trar­me anos des­pois cos que fo­ron meus alum­nos», aña­de. Aún es pron­to pa­ra que los de sex­to de in­fan­til del CEIP San­ta Ri­ta de Gal­do se­pan ya cuál se­rá su fu­tu­ro: «Bueno... aquí xa hai al­gún po­li­cía, un fut­bo­lis­ta... E al­gun­ha pro­fe­so­ra ta­mén». Co­mo Pi­lar.

FO­TO: XAI­ME RAMALLA

FO­TO: XAI­ME RAMALLAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.