Una his­to­ria a tus pies

LLE­GÓ A GA­LI­CIA DES­DE PE­RÚ hu­yen­do de un desamor y aho­ra di­bu­ja los sue­ños de otras per­so­nas en un tra­ba­jo ar­te­sa­nal que la su­mer­ge en otros mun­dos y por el que ha aban­do­na­do su ca­rre­ra de Tu­ris­mo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE GENTE - TEX­TO: DO­LO­RES VÁZ­QUEZ

Sin de­cír­se­lo a na­die, pa­ra com­pro­bar si real­men­te sus di­se­ños fun­cio­na­ban, fue co­mo Jen­nie An­gu­lo se em­bar­có en Lat­ti­ta Za­pas, un pro­yec­to de ar­te­sa­nía pa­ra los pies. Ha­bía lle­ga­do a Ga­li­cia pa­ra una es­tan­cia de seis me­ses, con la in­ten­ción de que la dis­tan­cia cu­ra­ra un desamor en su Pe­rú na­tal, pe­ro ya lle­va aquí on­ce años y los úl­ti­mos cua­tro de­di­ca­dos a plas­mar las his­to­rias de otros en za­pa­ti­llas ori­gi­na­les y úni­cas. El nom­bre de la mar­ca vie­ne del ape­la­ti­vo con que la lla­man sus so­bri­nas, las pri­me­ras «clien­tas» de una fir­ma que en es­te tiem­po no ha pa­ra­do de cre­cer y de la que sa­le anual­men­te una pro­duc­ción de en­tre 80 y 90 pa­res de di­se­ños sin­gu­la­res. «Yo vi­vo de Fa­ce­book, creé una tien­da on­li­ne pa­ra com­pro­bar si las za­pa­ti­llas gus­ta­ban», re­la­ta. Las re­des y el bo­ca a bo­ca hi­cie­ron el res­to, que fue su­fi­cien­te pa­ra que de­ja­ra su tra­ba­jo y se de­di­ca­ra en ex­clu­si­va a un pro­yec­to que, ad­mi­te, la ab­sor­be y apa­sio­na al 100 %.

Mo­de­los de­di­ca­dos a mas­co­tas fue­ron sus pri­me­ros en­car­gos. «Me en­con­tré con per­so­nas que ele­gían a sus ani­ma­les por­que los ha­bían acom­pa­ña­do en en­fer­me­da­des, tris­te­zas, en ale­grías, em­ba­ra­zos, bo­das, en co­sas tan bo­ni­tas...», ex­pli­ca so­bre un pro­ce­so crea­ti­vo que la lle­va a tras­la­dar to­dos es­tos sen­ti­mien­tos a un pro­yec­to tex­til al que de­di­ca no me­nos de una semana.

Se de­fi­ne co­mo de­ta­llis­ta y de ahí que ca­da en­car­go su­pon­ga pa­ra ella un pro­ce­so de apren­di­za­je so­bre cues­tio­nes tan dis­pa­res co­mo un jue­go de la Pla­yS­ta­tion, los Po­ké­mon, los Ra­mo­nes, Guns N’ Ro­ses... Las pro­pues­tas son va­rio­pin­tas y co­mo muestra en­se­ña unas za­pa­ti­llas pa­ra un jo­ven apa­sio­na­do del tun­ning. «Es­to es un Nis­san 500 z, con mo­tor tur­bo...», di­ce en ran­go ya de ex­per­ta.

DOS ME­SES DE ES­PE­RA

Jen­nie asu­me to­do el pro­ce­so, des­de el di­se­ño has­ta el pin­ta­do, la to­ma de fo­to­gra­fías y la con­fec­ción de la bol­sa que des­pués per­so­na­li­za y en la que en­vía ca­da par de za­pa­ti­llas. «De­bi­do a los pe­di­dos que ten­go, ac­tual­men­te el tiem­po de entrega es de dos me­ses», di­ce an­tes de co­men­tar que aho­ra en­tra en la tem­po­ra­da de pe­ti­cio­nes que más le gus­ta, la de las za­pa­ti­llas pa­ra las no­vias. «Qui­zás por­que el año pa­sa­do me he casado...», des­li­za a modo de jus­ti­fi­ca­ción.

Tra­ba­ja, prin­ci­pal­men­te, so­bre za­pa­ti­llas Dun­lop, por­que le per­mi­ten apro­ve­char me­jor el es­pa­cio y ofre­cer di­se­ños más gran­des. «Se pue­den me­ter en la la­va­do­ra, no les pa­sa na­da», ex­pli­ca pa­ra quien te­ma por una in­ver­sión que ron­da los 200 eu­ros el par. Y co­mo muestra, res­ca­ta un mo­de­lo con un di­se­ño de Star Wars rea­li­za­das pa­ra un ni­ño que con­ti­núan en­te­ras pe­se al uso que les ha da­do el cha­val. En­tre sus clien­tes hay mu­cho fan mu­si­cal y afi­cio­na­do a los có­mics, que ven la opor­tu­ni­dad per­fec­ta de tras­la­dar esos mun­dos a sus pies. Los di­se­ños de Lat­ti­ta Za­pas ca­mi­nan ya por to­da Es­pa­ña y tam­bién por el ex­tran­je­ro, prin­ci­pal­men­te por Ale­ma­nia y EE.UU., aun­que el pro­ce­so ar­te­sa­nal, re­co­no­ce Jen­nie, com­pli­ca el po­der lle­gar a más pú­bli­co.

FO­TO: ÁN­GEL MAN­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.