EL SWISH SWISH

ES­TÁ DE MO­DA. TE ENSEÑAMOS CÓ­MO SE BAI­LA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: MA­RÍA VIDAL

ES­TE MO­VI­MIEN­TO

VI­RAL te en­gan­cha­rá aun­que no lo quieras. Ha­brá po­cos que al ter­mi­nar de leer es­ta pá­gi­na no in­ten­ten mo­ver­se co­mo un pén­du­lo. ¿Se­rás ca­paz?

Si­tie­nes a al­guien a tu al­re­de­dor en­tre 8 y 15 años no so­lo sa­brás de qué te ha­blo, sino que se­gu­ro que po­drás de­mos­trar­lo. A es­tas al­tu­ras el swish swish ya ha al­can­za­do la ca­te­go­ría de bai­le vi­ral, co­mo el Gan­gnam

Style o La Ma­ca­re­na. Y los que lo bai­lan, di­cen que es adic­ti­vo. Es­ta cla­se de bai­le mo­derno de la es­cue­la Dan­za­de de A Co­ru­ña es el me­jor ter­mó­me­tro. So­lo hay que ver có­mo se mue­ven, con y sin mú­si­ca, Mí­riam, An­tía, Pau­la, Carolina, Lu­cía, Car­men, Noa, Cla­ra, Ma­rio­la, Daniela, Pau­la, Inés, So­fía, Be­lén, Lu­cía, Blan­ca y Ma­tías (per­dó­nen­me por es­ta re­tahí­la de nom­bres pe­ro no po­día en­con­trar­me el sá­ba­do por la ma­ña­na con una ca­ri­ta de­cep­cio­na­da al ver que al­guno no es­ta­ba en la lis­ta). A la pre­gun­ta de si es fá­cil, no es­tán de acuer­do. Unos di­cen que sí, otros que no. Al­gu­nos que si tie­nes los bra­zos lar­gos es me­jor, cla­ro que es­ta es una ven­ta­ja que se tie­ne o no se tie­ne. O la tie­nes des­de la ca­si­lla de sa­li­da, o ya pue­des prac­ti­car con lo que hay. Raquel Paz, la pro­fe y una de las di­rec­to­ras de la aca­de­mia, con­fie­sa que es­te mo­vi­mien­to ha pe­ga­do fuer­te en­tre los ni­ños y que si por ellos fue­se, es­ta­rían en bu­cle con el swish swish. «Pe­ro tam­bién sa­ben que no pue­de ser, en cla­se hay que ha­cer otras co­sas», re­cuer­da. Sin em­bar­go, ex­pli­ca Raquel, es­te bai­le vi­ral les vie­ne muy bien pa­ra me­jo­rar la coor­di­na­ción, así que no hay mal que por bien no venga.

Es­te fe­nó­meno vi­ral tie­ne nom­bre y ape­lli­do: Ru­sell Hor­ning, más co­no­ci­do co­mo el ni­ño de la mo­chi­la. Es­te jo­ven de 14 años de Law­ren­ce­vi­lle, un pue­ble­ci­to de Geor­gia, em­pe­zó a col­gar ví­deos en In­ter­net pa­ra mos­trar al mun­do su par­ti­cu­lar don, que no era otro que mo­ver los bra­zos rá­pi­da­men­te y en di­rec­ción con­tra­ria a la de la ca­de­ra. Las vi­si­tas se dis­pa­ra­ron, tan­to que la si­tua­ción se le fue de las ma­nos cuan­do la mis­mí­si­ma Rihan­na, usó uno de los ví­deos de es­te chi­co pa­ra ce­le­brar sus ocho no­mi­na­cio­nes a los Grammy. Es­to fue so­lo el prin­ci­pio. Po­co des­pués, Ka­te Perry re­cla­mó a es­te bai­la­rín en el es­ce­na­rio en el úl­ti­mo pro­gra­ma de Sa­tur­day Night Li­ve. Mi­ra que es di­fí­cil, pe­ro es­te ado­les­cen­te con su mo­chi­la a cues­tas con­si­guió ro­bar el pro­ta­go­nis­mo a la ac­tual pa­re­ja de Or­lan­do Bloom. Es­ta ac­tua­ción sir­vió pa­ra bau­ti­zar el bai­le con uno de los te­mas de la ar­tis­ta es­ta­dou­ni­den­se, Swish swish.

PA­RE­CE FÁ­CIL, PE­RO...

Al­go tie­ne es­te mo­vi­mien­to que en­gan­cha, por­que si no, es­tos bai­la­ri­nes co­ru­ñe­ses no lo bai­la­rían en ca­sa, en el co­le, en la ca­lle, y has­ta en la ducha. Raquel ma­ti­za que el re­to es­tá en con­se­guir rea­li­zar el mo­vi­mien­to cuan­to más rá­pi­do me­jor. «Pa­re­ce fá­cil, pe­ro no lo es. Es muy di­fí­cil la coor­di­na­ción. La cla­ve es imi­tar el mo­vi­mien­to de un pén­du­lo, los bra­zos una vez ha­cia de­lan­te y otra vez ha­cia atrás, mien­tras que la ca­de­ra ba­lan­cea al ex­tre­mo con­tra­rio», co­men­ta Pau­la. Es­ta pro­fe de mo­derno acos­tum­bra­da a li­diar con las can­cio­nes de mo­da, ase­gu­ra que hu­bo bai­les que tu­vie­ron su mo­men­to, pe­ro no tan­to co­mo es­te. ¿Por qué? «Que la mú­si­ca sea divertida, que lo pue­dan bai­lar tan­to ni­ños y ni­ñas, y sus pa­dres por de­trás ayu­da», aña­de. Sí, sí, por­que no se crean que es­to es una mo­da es­co­lar de cor­to re­co­rri­do. «Síiii, mi ma­dre lo bai­la, pe­ro la ver­dad no le sa­le muy bien», di­ce una alum­na muy sin­ce­ra. La gran ma­yo­ría re­co­no­ce que sus pa­dres se han de­ja­do lle­var por es­te rit­mo, y que en sus ca­sas se ha in­ten­ta­do va­rias ve­ces la co­reo­gra­fía, aun­que no siem­pre con suer­te.

Ten­gas los bra­zos gran­des o pe­que­ños, in­tén­ta­lo, por­que ca­si to­dos pi­can pa­ra lo­grar el mo­vi­mien­to de mo­da.

FO­TO: ÁN­GEL MAN­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.