El pri­mer acu­sa­do en el ca­so ERE nie­ga aho­ra que ha­bla­ra de «fon­do de rep­ti­les»

La Voz de Galicia (Arousa) - - España - C. CUERDO

Fue el epi­cen­tro del ca­so de los ERE frau­du­len­tos pa­ga­dos con di­ne­ro pú­bli­co: el di­rec­tor ge­ne­ral de Tra­ba­jo que de­ter­mi­na­ba pa­ra dón­de sa­lían las ayu­das y a quién pa­gar­las, in­clui­da su sue­gra, que nun­ca tra­ba­jó pa­ra nin­gu­na em­pre­sa be­ne­fi­cia­ria. Ja­vier Gue­rre­ro, sin em­bar­go, nie­ga aho­ra la ma­yor. «Nun­ca ha­blé de fon­do de rep­ti­les», di­jo, ne­gan­do la exis­ten­cia de una suer­te de fon­dos re­ser­va­dos pa­ra pa­gar las ayu­das so­cio­la­bo­ra­les y com­prar la paz so­cial a gol­pe de ta­lo­na­rio, por­que, ase­gu­ra aho­ra en el jui­cio, to­do se hi­zo con­for­me a la le­ga­li­dad y ba­jo el mis­mo sis­te­ma de ayu­das que usa­ba el Go­bierno cen­tral.

Du­ran­te dos días, Gue­rre­ro se ha ne­ga­do en el jui­cio a ra­ti­fi­car sus an­te­rio­res de­cla­ra­cio­nes en se­de ju­di­cial o po­li­cial, don­de ha­bló de la opa­ci­dad de las ayu­das, di­jo que to­do el Go­bierno an­da­luz co­no­cía el sis­te­ma y usó la ex­pre­sión «fon­do de rep­ti­les» pa­ra de­sig­nar la par­ti­da de don­de sa­lía el di­ne­ro pú­bli­co. Aho­ra afir­ma que hu­bo «erro­res y con­cep­tos ter­gi­ver­sa­dos que no han sa­li­do de su bo­ca», aun­que sí con­ce­dió que el Go­bierno de Cha­ves y él mis­mo ac­tua­ron con «ho­nes­ti­dad» y preo­cu­pa­dos por una si­tua­ción com­ple­ja por el cie­rre de mu­chas fá­bri­cas en Andalucía y des­pi­dos ma­si­vos.

To­do le­gal

Así, a pre­gun­tas de su le­tra­do sub­ra­yó que exis­tía una par­ti­da pre­su­pues­ta­ria pa­ra abo­nar las ayu­das y que se «cum­plían to­dos los re­qui­si­tos le­ga­les y ga­ran­tías», ade­más de re­sal­tar que esa par­ti­da se apro­ba­ba año tras años en las di­fe­ren­tes le­yes de pre­su­pues­tos. Una le­ga­li­dad que tam­bién de­fen­dió el ex­con­se­je­ro de Em­pleo Jo­sé An­to­nio Vie­ra, quien in­sis­tió en que, al en­car­gar­se de la par­te po­lí­ti­ca y no ges­to­ra, en­ten­día que to­dos los ex­pe­dien­tes que le lle­ga­ban a la fir­ma con­ta­ban con los di­fe­ren­tes pa­ra­bie­nes de to­dos los de­par­ta­men­tos, in­clui­da la In­ter­ven­ción.

«No te­ne­mos fon­dos re­ser­va­dos», ase­ve­ró Gue­rre­ro, sub­ra­yan­do a con­ti­nua­ción que la Cá­ma­ra de Cuen­tas no pu­so nin­gu­na pe­ga ni re­pa­ro has­ta que el ca­so sal­tó a la luz pú­bli­ca. En la mis­ma lí­nea, su su­pe­rior, Vie­ra, re­cor­dó que a él no le lle­ga­ron «alar­mas» de que el pro­ce­di­mien­to mar­co que se es­ta­ble­ció en el 2001 es­tu­vie­ra «fue­ra de la le­ga­li­dad».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.