El sol in­vi­ta a dis­fru­tar de los pa­ra­jes na­tu­ra­les de la co­mar­ca

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - BARBANZA-MUROS-NOIA - A.L./J.M.S/X.R.A.

La co­mar­ca bar­ban­za­na pue­de pre­su­mir de ate­so­rar nu­me­ro­sos re­co­ve­cos con pai­sa­jes de en­sue­ño y ru­tas tu­rís­ti­cas de las que dis­fru­tar du­ran­te los pró­xi­mos cua­tro días.

PORTO DO SON

En­tre his­to­ria y are­na. Una de las vi­si­tas obli­ga­das es el cas­tro de Ba­ro­ña, el asen­ta­mien­to de la Edad de Hie­rro me­jor con­ser­va­do de Ga­li­cia. La pri­vi­le­gia­da si­tua­ción del en­cla­ve —cons­trui­do en una pe­nín­su­la y al la­do de la pla­ya— lo con­vier­ten en un lu­gar per­fec­to pa­ra pa­sear.

LOUSAME

Bosque de pre­mio. Otra op­ción es per­der­se en uno de los me­jo­res bos­ques del mun­do se­gún la ONU. La re­cu­pe­ra­ción de es­te en­torno na­tu­ral rea­li­za­da por los co­mu­ne­ros de Fro­xán lo han con­ver­ti­do en un lu­gar con en­can­to.

A PO­BRA

Pis­ci­nas na­tu­ra­les. Re­co­rrer e in­clu­so ba­ñar­se en las pis­ci­nas na­tu­ra­les que de­ja el río Pe­dras a su pa­so es uno de los iti­ne­ra­rios que se pue­den ele­gir en A Po­bra, que tam­bién cuen­ta con un mirador en A Cu­ro­ta que ofre­ce unas vis­tas es­pec­ta­cu­la­res.

RIAN­XO

En­tre hó­rreos y ríos. En la vi­lla rian­xei­ra se pue­de des­cu­brir uno de los hó­rreos más gran­des de Ga­li­cia —si­tua­do en Ara­ño—, rea­li­zar una ru­ta de senderismo si­guien­do el río Te, o in­clu­so par­ti­ci­par en la ca­mi­na­ta que ten­drá lu­gar es­te do­min­go pa­ra co­no­cer As Tres Cru­ces.

BOI­RO

Fer­ven­za. Aun­que la se­quía ha res­ta­do al­go de be­lle­za a es­te pa­ra­je, la fer­ven­za de Ca­dar­no­xo si­gue te­nien­do un gran en­can­to na­tu­ral, al igual que el es­tua­rio del río Co­ro­ño.

RIBEIRA

Du­nas y mi­ra­do­res. Ade­más del par­que na­tu­ral de Co­rru­be­do —con sus cua­tro ki­ló­me­tros de du­nas, sus la­gu­nas de agua dulce y sa­la­da, y su flo­ra au­tóc­to­na—, en es­ta pa­rro­quia ri­bei­ren­se tam­bién se en­cuen­tra el dol­men de Axei­tos. El mirador da Pe­dra da Ra o el paseo ma­rí­ti­mo de Co­ro­so tam­bién son pa­ra­jes que va­le la pe­na des­cu­brir.

MU­ROS

Pie­dras y mar. El cas­co his­tó­ri­co mu­ra­dano es uno de los más bo­ni­tos de la co­mar­ca, con sus ca­lles ado­qui­na­das que me­re­cen cru­zar­se a pie. La ma­jes­tuo­si­dad del mon­te Lou­ro o la pla­ya de San Francisco tam­bién son en­cla­ves pri­vi­le­gia­dos.

NOIA

A los pies del Tam­bre. Atra­ve­sar el puen­te col­gan­te so­bre el Tam­bre y re­co­rrer los sen­de­ros que par­ten de la cen­tral eléc­tri­ca es una de las al­ter­na­ti­vas pa­ra co­no­cer un pe­da­zo de Noia.

CAR­NO­TA

Fa­ro con vis­tas. Los cie­los des­pe­ja­dos de es­tos días in­vi­tan a co­no­cer el mon­te Pin­to o acer­car­se al fa­ro de La­ri­ño, don­de el ama­ne­cer y el atar­de­cer re­ga­lan pre­cio­sas vis­tas. Tam­bién se pue­de rea­li­zar una ru­ta por los hó­rreos de Car­no­ta y Li­ra.

MA­ZA­RI­COS

Senderismo. La car­ba­llei­ra de An­lla­res es otro rin­cón ver­de pri­vi­le­gia­do, ya que es uno de los bos­ques au­tóc­to­nos me­jor con­ser­va­dos de Ga­li­cia si­tua­do al pie del río Xa­llas. El en­torno es pro­pi­cio pa­ra prac­ti­car senderismo o pa­ra rea­li­zar una co­mi­da cam­pes­tre con to­da la fa­mi­lia.

OU­TES

Paseo flu­vial. Pa­ra sus ve­ci­nos, el paseo flu­vial do río Ti­nes es un au­tén­ti­co pa­raí­so que hay que vi­si­tar en Serra de Ou­tes, al igual que el pa­zo de Tam­bre o la pla­ya de Bro­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.