El van­da­lis­mo vuel­ve a cau­sar da­ños en los mo­li­nos de Amen­do

La ter­ce­ra olea­da de des­tro­zos des­de el ve­rano po­ne en la cuer­da flo­ja el fu­tu­ro de es­te pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co de Ca­rrei­ra

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - BARBANZA-MUROS-NOIA - ÁL­VA­RO SE­VI­LLA C. QUEIJEIRO

So­lo han pa­sa­do dos me­ses des­de la úl­ti­ma vez que el van­da­lis­mo pa­só co­mo un ven­da­val por los mo­li­nos de Amen­do. Sin tiem­po pa­ra que los due­ños re­pa­ra­sen los da­ños oca­sio­na­dos, los bár­ba­ros re­gre­sa­ron es­ta se­ma- na pa­ra dis­gus­to de los ve­ci­nos de Ca­rrei­ra, que en­cuen­tran en es­te en­cla­ve un re­man­so de paz. Con es­ta úl­ti­ma olea­da ya son tres des­de el ve­rano y la pro­pie­ta­ria del in­mue­ble más afec­ta­do, Án­xe­les Cru­xei­ras, con­fir­ma que, de se­guir así, ve im­po­si­ble afron­tar su man­te­ni­mien­to.

La ri­bei­ren­se ex­pli­ca que so­li­ci­tó una en­tre­vis­ta con el pre­si­den­te del par­que na­tu­ral pa­ra pe­dir­le ayu­da, aun­que to­da­vía si­gue es­pe­ran­do su res­pues­ta. Si no en­cuen­tra una mano ami­ga, se plan­tea ta­piar am­bas puer­tas y des­preo­cu­par­se de un bien que ac­tual­men­te so­lo le da dis­gus­tos.

Si en la an­te­rior in­cur­sión re­ven­ta­ron una de las puer­tas, ma­de­ras En la ima­gen de la iz­quier­da se pue­den apre­ciar las te­jas que fue­ron arran­ca­das en la cu­bier­ta. A la de­re­cha, he­rra­mien­tas pa­ra ela­bo­rar el pan y un pa­nel in­for­ma­ti­vo que aca­ba­ron re­ven­ta­dos.

del in­te­rior y he­rra­mien­tas ar­te­sa­na­les pa­ra ha­cer el pan, en es­ta oca­sión apro­ve­cha­ron pa­ra des­tro­zar el te­ja­do, arran­car va­rias de­ce­nas de te­jas y uno de los pa­sa­ma­nos que hay en el in­te­rior. En la pri­me­ra re­pa­ra­ción se pre­veía gas­tar unos 500 eu­ros, y en es­ta el mon­tan­te se­rá si­mi­lar.

Fue­ron los ve­ci­nos de Ca­rrei­ra

quie­nes se mos­tra­ron más im­pli­ca­dos por man­te­ner vi­vo es­te pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co. Des­de ha­ce unos años, en el lu­gar se rea­li­za la ro­me­ría de Amen­do, un ac­to que atrae a de­ce­nas de fa­mi­lias. Por ello, pa­ra que no sea Cru­xei­ras quien afron­te so­la to­dos los gas­tos, ha­ce unas se­ma­nas se reali­zó una ca­mi­na­ta so­li­da­ria pa­ra

re­cau­dar fon­dos. Por for­tu­na, ese di­ne­ro aún no se uti­li­zó.

«Ti­ve­mos sor­te por­que se o re­pa­ra­sen, xa te­ría­mos que vol­ver a gas­tar máis», re­co­no­ció la pro­pia Án­xe­les Cru­xei­ras, que se mos­tró aba­ti­da. Mien­tras no lle­gan so­lu­cio­nes, el fu­tu­ro de los mo­li­nos de Amen­do se man­ten­drá en la cuer­da flo­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.