Una ce­le­bra­ción con sa­bor agri­dul­ce

El con­flic­to ca­ta­lán mo­ti­vó que la Guar­dia Ci­vil li­mi­ta­se los ac­tos de la pa­tro­na a los ri­tos re­li­gio­sos

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - BARBANZA-MUROS-NOIA - Á. SE­VI­LLA / J. M. SAN­DE

La ce­le­bra­ción de Pi­lar del 2017 se re­cor­da­rá du­ran­te años. Lo ha­rá por­que, en es­ta oca­sión, la fe­cha mar­ca­da con ca­ri­ño por el cuer­po de la Guar­dia Ci­vil pa­ra ho­me­na­jear a su pa­tro­na tu­vo un sa­bor agri­dul­ce. Man­dos y agen­tes, con un ojo pues­to en la si­tua­ción que vi­ven los com­pa­ñe­ros que es­tán des­ti­na­dos en Ca­ta­lu­ña, de­ci­die­ron li­mi­tar los ac­tos a las ce­re­mo­nias re­li­gio­sas. El vino es­pa­ñol que ca­da año com­par­ten agen­tes y vecinos de la co­mar­ca, y que sir­ve pa­ra re­cor­dar las anéc­do­tas de los úl­ti­mos me­ses, ten­drá que es­pe­rar a otra oca­sión.

A pe­sar de que el con­flic­to ca­ta­lán nu­bló la fes­ti­vi­dad, los miem­bros del ins­ti­tu­to ar­ma­do pu­die­ron com­pro­bar que la so­cie­dad bar­ban­za­na si­gue abra­zán­do­los. En Noia, Boi­ro, Muros, Ou­tes, Por­to do Son y Ribeira, los vecinos acu­die­ron pa­ra desear­les la me­jor de las suer­tes en un tra­ba­jo a ve­ces in­gra­to, pe­ro que es­con­de mu­chas his­to­rias dig­nas de hé­roes de car­ne y hue­so. Fue en la igle­sia boi­ren­se de San­ta Baia don­de se vi­vió uno de los mo­men­tos más aplaudidos y emo­ti­vos de to­das las ce­le­bra­cio­nes que hu­bo en la co­mar­ca.

En la me­mo­ria

Des­de el atrio del tem­plo se re­cor­dó la fi­gu­ra de dos agen­tes que fa­lle­cie­ron du­ran­te es­te año: Da­niel Pérez y Juan Car­los Ma­ri­ño Romero, des­ti­na­dos en el cuar­tel boi­ren­se y en el pues­to po­bren­se, res­pec­ti­va­men­te. La ce­re­mo­nia de ho­me­na­je, una de las más sen­ti­das de la ma­ña­na, con­ti­nuó con la ofren­da de una co­ro­na a la Vir­gen, mien­tras el co­ro em­be­le­sa­ba con su can­to a to­dos los asis­ten­tes.

La ci­ta con­gre­gó a los agen­tes vecinos de los pues­tos de Rian­xo y A Po­bra, así co­mo a re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos e ins­ti­tu­cio­na­les. Al igual que en Noia, no fal­tó tam­po­co la pre­sen­cia de los militares del EVA-10, de la Po­li­cía Lo­cal, de Pro­tec­ción Ci­vil y de Guar­da­cos­tas.

Una vez con­clui­da la eu­ca­ris­tía, a las puer­tas de la igle­sia, to­dos los pre­sen­tes com­par­tie­ron abra­zos, son­ri­sas, re­cuer­dos y anéc­do­tas. Hu­bo hue­co tam­bién pa­ra fo­tos de fa­mi­lia, ade­más de otras imá­ge­nes en­tre vie­jos co­no­ci­dos que vol­vían a ver­se las ca­ras tiem­po des­pués. A pe­sar del sa­bor agri­dul­ce de es­te día del Pi­lar, la Vir­gen se me­re­cía es­te mo­men­to de tre­gua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.