Ven­ti­lar la ca­sa un par de ho­ras al día ayu­da a evi­tar los po­si­bles efec­tos so­bre la sa­lud del gas ra­dón

Ven­ti­lar la ca­sa al me­nos dos ho­ras al día es una de las re­co­men­da­cio­nes de los ex­per­tos pa­ra evi­tar la ra­dia­ción

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - PORTADA - RA­QUEL IGLE­SIAS

Co­mo un fan­tas­ma que se cue­la en las vi­vien­das a tra­vés de las grie­tas del sue­lo, el for­ja­do sa­ni­ta­rio o los con­duc­tos de sa­nea­mien­to. El gas ra­dón es in­vi­si­ble, inodo­ro e in­sí­pi­do y su pre­sen­cia so­lo pue­de de­tec­tar­se con me­di­do­res es­pe­cí­fi­cos que ca­da vez son más de­man­da­dos en la co­mar­ca de Bar­ban­za. El La­bo­ra­to­rio de Ra­dón de Ga­li­cia es el se­gun­do del país con más me­di­cio­nes del gas ra­diac­ti­vo y a es­te or­ga­nis­mo pue­de di­ri­gir­se to­do aquel que sos­pe­che que su sa­lud es­tá en pe­li­gro por una ele­va­da ex­po­si­ción. La re­la­ción en­tre es­te elemento y el cáncer de pul­món se ha­ce ca­da vez más evi­den­te en los es­tu­dios cien­tí­fi­cos.

¿En qué me­di­da es­tá afec­ta­da por el gas ra­dón la co­mar­ca de Bar­ban­za?

A ex­cep­ción de Lou­sa­me y Ma­za­ri­cos, to­dos los ayun­ta­mien­tos de la zo­na se ti­ñen de ro­jo en un ma­pa ela­bo­ra­do por el La­bo­ra­to­rio de Ra­dón de Ga­li­cia que es­ta­ble­ce el por­cen­ta­je de vi­vien­das con más ra­dia­ción. Con es­te co­lor se se­ña­la a aque­llos en los que hay más de un 10 % de ca­sas afec­ta­das; de na­ran­ja se pin­tan los que tie­nen una ci­fra que os­ci­la en­tre el 5 y el 10 %, y de ama­ri­llo los me­nos afec­ta­dos. Si­guien­do las pau­tas in­ter­na­cio­na­les, las áreas te­rri­to­ria­les se dis­tri­bu­yen de­pen­dien­do de los ho­ga­res en los que los me­di­do­res re­gis­tran más de 200 bec­que­re­lios por me­tro cú­bi­co, el lí­mi­te que se re­co­mien­da no so­bre­pa­sar. En los con­ce­llos bar­ban­za­nos es di­fí­cil en­con­trar el tono más cla­ro, del que sí pre­su­men en otros de la pro­vin­cia, co­mo es el ca­so de Na­rón o Me­li­de.

¿Cuá­les son los con­ce­llos más afec­ta­dos por las emi­sio­nes de es­te gas ra­diac­ti­vo?

El La­bo­ra­to­rio de Ra­dón de Ga­li­cia ha ela­bo­ra­do otro ma­pa to­da­vía más sig­ni­fi­ca­ti­vo en el que se pin­tan de ro­jo los con­ce­llos en los que hay más de un 10 % de vi­vien­das con me­di­cio­nes de más de 300 bec­que­re­lios por me­tro cua­dra­do. Ri­bei­ra, Mu­ros, Noia y Ou­tes con­ti­núan se­ña­la­dos en es­te co­lor, si bien por los pe­los se sal­van los tér­mi­nos de Boi­ro y Rian­xo, con un 10 % y 9,7 %, res­pec­ti­va­men­te.

¿Por qué se al­can­zan es­tas ci­fras en el te­rri­to­rio bar­ban­zano?

Por los ma­te­ria­les en los que se asien­tan las vi­vien­das y tam­bién los que se uti­li­zan pa­ra su cons­truc­ción. El ra­dón es un gas ra­diac­ti­vo que pro­ce­de de la de­sin­te­gra­ción de ele­men­tos quí­mi­cos del ura­nio pre­sen­tes en la tie­rra y en las ro­cas, co­mo el gra­ni­to.

¿Qué se pue­de ha­cer pa­ra librarse de sus efec­tos?

Pa­ra que en las ca­sas no se al­can­cen al­tos ni­ve­les de es­tas emi­sio­nes se re­co­mien­da la ins­ta­la­ción de un sis­te­ma de des­ga­si­fi­ca­ción que, se­gún las fuen­tes con­sul­ta­das, ape­nas su­pon­dría un gas­to ex­tra en los ho­ga­res de nue­va cons­truc­ción. En el La­bo­ra­to­rio de Ra­dón de Ga­li­cia ofre­cen so­lu­cio­nes cons­truc­ti­vas sim­ples pa­ra evi­tar la con­cen­tra­ción de es­te gas en ca­sas y es­pa­cios de tra­ba­jo de más an­ti­güe­dad, si bien las ac­tua­cio­nes a lle­var a ca­bo de­pen­de­rán del es­tu­dio pre­vio de la oro­gra­fía, los pla­nos de la vi­vien­da y la con­sul­ta del in­for­me de las me­di­cio­nes rea­li­za­das. Ven­ti­lar el in­mue­ble al me­nos dos ho­ras al día es la re­co­men­da­ción que se es­tá dan­do a los en­fer­mos de cáncer de pul­món que ya han cons­ta­ta­do a tra­vés de las me­di­cio­nes la pre­sen­cia del gas ra­dón.

¿Las Ad­mi­nis­tra­cio­nes es­tán dan­do pa­sos pa­ra po­ner freno a las ra­dia­cio­nes?

Los ex­per­tos coin­ci­den en se­ña­lar que es res­pon­sa­bi­li­dad de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes ve­lar por la se­gu­ri­dad de los ciu­da­da­nos, ya no so­lo en sus ca­sas sino tam­bién en sus cen­tros de tra­ba­jo, don­de pa­san bue­na par­te del día. Creen que has­ta que no se con­tro­le la ins­ta­la­ción de los sis­te­mas de des­ga­si­fi­ca­ción y se es­ta­blez­can las co­rres­pon­dien­tes san­cio­nes a quien no cum­pla la nor­ma­ti­va, la sa­lud de los ve­ci­nos se se­gui­rá po­nien­do en pe­li­gro.

¿Có­mo se ins­ta­lan los apa­ra­tos de me­di­ción en las vi­vien­das?

Los in­tere­sa­dos pue­den so­li­ci­tar in­for­ma­ción al La­bo­ra­to­rio de Ra­dón de Ga­li­cia so­bre dos ti­pos de me­di­cio­nes. La in­te­gra­da es de lar­ga du­ra­ción —de­be­ría per­ma­ne­cer en el ho­gar un mí­ni­mo de tres me­ses —y arro­ja una me­dia pon­de­ra­da en un lar­go pe­río­do de ex­po­si­ción y ajus­ta­da por coe­fi­cien­tes de es­ta­cio­na­li­dad. Y es que, tie­ne en cuen­ta las va­ria­cio­nes tem­po­ra­les se­gún la es­ta­ción cli­ma­to­ló­gi­ca del año. Se tra­ta de un apa­ra­to ade­cua­do pa­ra co­lo­car en di­ver­sos pun­tos de la ca­sa, ya que no pre­ci­sa una ins­ta­la­ción com­ple­ja y tie­ne el ta­ma­ño de un tu­bo co­mo el que se uti­li­za pa­ra guar­dar los ca­rre­tes de fotos. Otros or­ga­nis­mos co­mo el Cen­tro Cien­tí­fi­co Ga­le­go tam­bién ofre­cen es­te ser­vi­cio.

¿Son se­gu­ros los cen­tros de tra­ba­jo?

Las me­di­cio­nes tam­bién se pue­den rea­li­zar en un pe­río­do de tiem­po más cor­to —tres o cua­tro días— con un sis­te­ma ade­cua­do pa­ra el es­tu­dio rá­pi­do de los ni­ve­les de ra­dón, so­bre to­do en lu­ga­res de tra­ba­jo o edi­fi­cios pú­bli­cos. La uti­li­za­ción de es­te sis­te­ma exi­ge la fir­ma de un do­cu­men­to ti­po con­tra­to de al­qui­ler por el tiem­po de su co­lo­ca­ción, por lo que el clien­te se com­pro­me­te a la cus­to­dia es­tric­ta del apa­ra­to y de­be­rá ga­ran­ti­zar la in­te­gri­dad del mis­mo, tal y co­mo ex­pli­can en el La­bo­ra­to­rio de Ra­dón de Ga­li­cia.

¿Exis­te le­gis­la­ción al res­pec­to?

La nor­ma­ti­va es­pa­ño­la afec­ta so­lo al ám­bi­to la­bo­ral y es­pe­ci­fi­ca que es ne­ce­sa­rio de­ter­mi­nar la ex­po­si­ción al ra­dón en cier­tos es­pa­cios co­mo ga­le­rías, es­ta­ble­ci­mien­tos ter­ma­les y sub­te­rrá­neos. Tal y co­mo in­for­ma­ron fuen­tes es­pe­cia­li­za­das, la di­rec­ti­va europea Eu­ra­tom in­di­ca que no de­ben su­pe­rar­se los 300 bec­que­re­lios por me­tro cú­bi­co en vi­vien­das y cen­tros de tra­ba­jo, si bien la es­ca­sez de san­cio­nes has­ta el mo­men­to pa­re­ce es­tar fre­nan­do los con­tro­les.

¿Có­mo afec­ta a la sa­lud?

Se ha de­mos­tra­do que el ra­dón par­ti­ci­pa en bue­na par­te de los ca­sos de cáncer de pul­món de­tec­ta­dos, y al­gu­nos es­tu­dios re­cien­tes se atre­ven a se­ña­lar que tam­bién tie­ne mu­cho que ver con los de esó­fa­go o len­gua. Si bien el ta­ba­quis­mo es la prin­ci­pal cau­sa de la apa­ri­ción de tu­mo­res de pul­món, unido a los efec­tos del ra­dón pue­de te­ner con­se­cuen­cias muy gra­ves. La pre­ven­ción es la me­jor ar­ma pa­ra com­ba­tir es­te ti­po de en­fer­me­da­des.

Más del 10 % de las vi­vien­das de Ri­bei­ra, Mu­ros, Noia y Ou­tes su­fren emi­sio­nes ele­va­das La ins­ta­la­ción de sis­te­mas de des­ga­si­fi­ca­ción en los in­mue­bles ali­via­ría las ci­fras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.