No exis­te lluvia ca­paz de ex­tin­guir el car­na­val bar­ban­zano

La co­mar­ca se des­pi­dió de la ce­le­bra­ción de la más­ca­ra y el con­fe­ti con los mí­ti­cos en­tie­rros del Miér­co­les de Ce­ni­za

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - BARBANZA-MUROS-NOIA - P. BRETAL, J. M. SANDE

Bien es cier­to que si en Noia se to­ma­ba la de­ci­sión de in­dul­tar por ter­cer año con­se­cu­ti­vo a la Sar­di­ña de su en­tie­rro, el To­ri­bi­ño rian­xei­ro ga­na­ba al me­nos cua­tro días an­tes de aca­bar sien­do pas­to de las lla­mas. No obs­tan­te, la te­mi­da lluvia que se pre­veía pa­ra el Miér­co­les de Ce­ni­za no fue su­fi­cien­te pa­ra aguar­le la fies­ta a cen­te­na­res de bar­ban­za­nos que se des­pi­die­ron del car­na­val en­tre llan­tos y car­ca­ja­das, sin­gu­lar mez­cla que so­lo pue­den des­ti­lar es­te ti­po de en­tie­rros.

Sin em­bar­go, no en to­dos los con­ce­llos se apos­tó por rea­li­zar al­gu­na de las mí­ti­cas ce­re­mo­nias que po­nen punto y fi­nal al car­na­val. Es­te fue el ca­so de Car­no­ta, don­de, ya de ma­ña­na, los pe­que­ños de en­tre 6 y 12 años pu­die­ron dis­fru­tar de al­gu­nos de los jue­gos que tu­vie­ron lu­gar en el po­li­de­por­ti­vo La­mas de Cas­te­lo. En­tre­tan­to, los noie­ses pu­die­ron acer­car­se al mer­ca­do mu­ni­ci­pal pa­ra ob­ser­var a la sar­di­na per­do­na­da que co­ro­na­ba, apro­pia­da­men­te, uno de los pues­tos de ven­ta de pes­ca­do.

La si­guien­te pa­ra­da tu­vo lu­gar en Ou­tes, don­de a par­tir de las cin­co de la tar­de se ce­le­bró el tra­di­cio­nal con­cur­so de dis­fra­ces en el po­li­de­por­ti­vo de A Se­rra. Un to­tal de seis com­par­sas, cin­co gru­pos y mu­chos par­ti­cu­la­res com­pi­tie­ron por lle­var­se al­guno de los pre­mios. Cuan­do fi­na­li­zó el cer­ta­men tu­vo lu­gar el en­tie­rro de la Sar­di­ña, al son de la cha­ran­ga BB+, pa­ra des­pe­dir­se con cho­co­la­te y biz­co­cho.

En Mu­ros fue la Ban­da de Trom­pe­tas y Cor­ne­tas Don Die­go de Mu­ros la que pu­so me­lo­día a un des­fi­le me­nos con­cu­rri­do que en otras oca­sio­nes, pe­ro al que no fal­ta­ron las se­ño­ras llo­ro­nas en la co­mi­ti­va que acom­pa­ñó a Fa­cun­do a su desen­la­ce.

Las úl­ti­mas pa­ra­das

Los otros dos gran­des en­tie­rros tu­vie­ron lu­gar en Ri­bei­ra y en Por­to do Son cuan­do el re­loj mar­ca­ba las sie­te de la tar­de. Los so­nen­ses par­tían de la ca­sa de la cul­tu­ra pa­rar echar­se a re­co­rrer las prin­ci­pa­les ca­lles de la lo­ca­li­dad en di­rec­ción a O Ten­de­doi­ro, la úl­ti­ma pa­ra­da del que­ri­do Fe­li­pi­ño an­tes de ser in­ci­ne­ra­da ba­jo la mi­ra­da de cen­te­na­res de ve­ci­nos.

«Adeus, Fe­li­pe, adeus», po­día es­cu­char­se de las de­ce­nas de bo­cas ocul­tas tras ne­gros ve­los de las llo­ro­nas ri­bei­ren­ses. Ese fue el punto de par­ti­da que dio ini­cio a un pa­sa­ca­lles que des­ple­gó a una ma­rea de fies­te­ros en los úl­ti­mos com­pa­ses del car­na­val, in­ter­pre­ta­dos, por su­pues­to, por la cha­ran­ga O San­tia­gui­ño de Pa­drón.

Una vez que la fi­gu­ra rea­li­za­da por Jo­sé Ca­llón fue ex­hi­bi­da por los prin­ci­pa­les pun­tos del cas­co ur­bano de la capital bar­ban­za­na, el acom­pa­ña­mien­to fú­ne­bre lle­gó a la pla­za de Pon­te­ve­dra, don­de to­dos los la­men­tos fue­ron apa­ga­dos por el cre­pi­tar de un fue­go que se tra­gó a Fe­li­pe y, con él, se avi­va­ron los re­cuer­dos de di­ver­sión re­co­gi­dos por ca­da uno de los pre­sen­tes du­ran­te los úl­ti­mos días. So­lo que­da es­pe­rar la caí­da de ho­jas del ca­len­da­rio.

MAR­COS CREO

RI­BEI­RA «Adeus, Fe­li­pe, adeus». Tras el mul­ti­tu­di­na­rio des­fi­le por las ca­lles de San­ta Uxía, el Fe­li­pe fue de­vo­ra­do por el fue­go en la pla­za de Pon­te­ve­dra, an­te cen­te­na­res de asis­ten­tes.

MAR­COS CREO

NOIA

Ter­cer año de in­dul­to. La sar­di­na noie­sa vol­vió a sal­var­se de aca­bar en la ho­gue­ra.

MAR­COS CREO

POR­TO DO SON La mar­cha de Fe­li­pi­ño. Los so­nen­ses le pren­die­ron fue­go en O Ten­de­doi­ro.

SANDE

OU­TES Lá­gri­mas y pa­ra­guas. La sar­di­na ou­tien­se ob­tu­vo una me­re­ci­da des­pe­di­da.

SANDE

MU­ROS

El ve­la­to­rio de Fa­cun­do. No fal­ta­ron vi­si­tas en los úl­ti­mos mo­men­tos del di­fun­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.