La pre­sión po­li­cial po­ne co­to y re­du­ce al mí­ni­mo los ro­bos en cha­lés de la cos­ta

La Guar­dia Ci­vil com­ple­tó dos ope­ra­cio­nes en el úl­ti­mo año que per­mi­tie­ron con­tro­lar los hur­tos

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - BARBANZA-MUROS-NOIA - Á. SE­VI­LLA / J. M. SAN­DE

Era una san­gría con­tra la que na­da se po­día ha­cer. O eso era lo que se creía has­ta es­te año. La pre­sión po­li­cial ha con­se­gui­do po­ner co­to a los ro­bos en cha­lés de la cos­ta bar­ban­za­na, que han caí­do has­ta mí­ni­mos his­tó­ri­cos. Es­tas vi­vien­das, nor­mal­men­te de se­gun­da re­si­den­cia, eran un blan­co fá­cil pa­ra los la­dro­nes, que po­dían ha­cer de las su­yas sin ser vis­tos.

El buen pa­pel rea­li­za­do por la Guar­dia Ci­vil y la Po­li­cía Na­cio­nal ha per­mi­ti­do que es­te in­vierno, una de las eta­pas más con­flic­ti­vas en re­la­ción a es­te ti­po de de­li­tos, los hur­tos fue­sen ín- fi­mos. Los úl­ti­mos se re­gis­tra­ron en dos cha­lés de Aguiei­ra. Era el mes de oc­tu­bre cuan­do un de­lin­cuen­te ha­bi­tual fue de­te­ni­do por agen­tes de la Po­li­cía Lo­cal y de la Guar­dia Ci­vil. Es­te fue arres­ta­do cuan­do sa­lía de una de las vi­vien­das de ve­ra­neo con dos te­le­vi­so­res y di­ver­sos uten­si­lios de co­ci­na, que se re­cu­pe­ra­ron.

A pe­sar de que es en Por­to do Son don­de más ro­bos de es­te ti­po se ve­nían pro­du­cien­do en los úl­ti­mos tiem­pos, en Es­tei­ro, Mu­ros, la si­tua­ción tam­bién era des­ta­ca­ble. Sin em­bar­go, el im­por­tan­te tra­ba­jo rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to Ar­ma­do tam­bién ha con­se­gui­do re­du­cir es­tas sus­trac­cio­nes.

Dos ope­ra­cio­nes

Fuen­tes de la Guar­dia Ci­vil di­ri­gen su mi­ra­da a dos ope­ra­cio­nes rea­li­za­das en el úl­ti­mo año co­mo cla­ve pa­ra lle­gar a es­ta si­tua­ción. Una de ellas ex­plo­tó a fi­na­les de ma­yo del pa­sa­do año, cuan­do se de­tu­vo a cua­tro ve­ci­nos de Noia acu­sa­dos de ocho ro­bos en vi­vien­das de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas. Al pa­re­cer, en al­guno de es­tos in­mue­bles, al sa­ber que es­ta­ban des­ha­bi­ta­dos, in­clu­so lle­ga­ron a ce­nar. Los agen­tes del Ins­ti­tu­to Ar­ma­do re­cu­pe­ra­ron más de 200 ob­je­tos.

El se­gun­do ope­ra­ti­vo tu­vo lu­gar a prin­ci­pios de año, cuan­do la Guar­dia Ci­vil arres­tó a sie­te per­so­nas vin­cu­la­das con la mis­ma fa­mi­lia, a las que impu­taban más de una trein­te­na de de­li­tos en Noia y las lo­ca­li­da­des ve­ci­nas.

En Ri­bei­ra, la pro­ble­má­ti­ca tam­bién ha des­apa­re­ci­do, aun­que na­die lan­za las cam­pa­nas al vue­lo por si las mos­cas. En lo que se lle­va de año, no se tie­ne cons­tan­cia de nin­gún ro­bo en cha­lés. Sin em­bar­go, sí se han in­ves­ti­ga­do sus­trac­cio­nes de ma­qui­na­ria en gal­po­nes anexos a vi­vien­das va­ca­cio­na­les. Un gru­po de sos­pe­cho­sos ha­bi­tua­les, que aca­bó de­te­ni­do, fue re­la­cio­na­do con es­tos de­li­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.