García pi­de un re­le­vo na or­ga­ni­za­ción

La Voz de Galicia (Barbanza) - Especiales1 - - Portada - A. LO­REN­ZO RI­BEI­RA

Hay fies­tas cu­yos or­ga­ni­za­do­res aca­ban de lle­gar, otras en las que lle­van al­gu­nos años, y unas po­cas en las que prác­ti­ca­men­te han ocu­pa­do el car­go du­ran­te dé­ca­das. En es­te úl­ti­mo gru­po es­tá Jo­sé García, más co­no­ci­do co­mo Par, que lle­va más de la mi­tad de su vi­da —35 años pa­ra ser exac­tos— al fren­te de la or­ga­ni­za­ción de los fes­te­jos del Na­za­reno. García lle­va tan­to tiem­po que ya lo con­si­de­ra co­mo una afi­ción «que cuan­do se em­pie­za es di­fí­cil sa­lir», pe­ro tam­bién es cons­cien­te de que se ne­ce­si­ta un re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal que se ha­ga car­go de la or­ga­ni­za­ción, o que in­clu­so sea el pro­pio Ayun­ta­mien­to el que sa­que ade­lan­te las fies­tas.

—¿Cuán­do se es­tre­nó co­mo pre­si­den­te de los fes­te­jos?

—Co­mo en to­do, pri­me­ro se en­tra de mi­nis­tro y lue­go de pre­si- den­te. Allá por el año 80 me lia­ron pa­ra que ayudara en la or­ga­ni­za­ción de las fies­tas, y al si­guien­te año ya me en­car­ga­ron la pre­si­den­cia. Lue­go se­guí has­ta el año 86, que de­ci­dí de­jar­las, pe­ro ese mis­mo año el pre­si­den­te se pu­so ma­lo y las tu­ve que co­ger. Vol­ví a se­guir has­ta el 89, que las de­jé por unos años, y en el 91 tu­ve que vol­ver a ha­cer­me car­go. Des­de aque­lla nun­ca me de­ja­ron sa­lir. Con to­das las bro- mas pa­sa­ron ya 35 años, y es­toy pen­san­do que el pro­ble­ma de que no ten­ga­mos re­le­vo es que la gen­te jo­ven siem­pre me ha co­no­ci­do a mí co­mo pre­si­den­te de las fies­tas y de­be pen­sar que es mío.

—¿Tie­ne re­com­pen­sa tan­to tra­ba­jo?

—Cuan­do las co­sas sa­len bien, tie­nes la re­com­pen­sa de que la gen­te es­tá sa­tis­fe­cha y tú tam­bién. No­so­tros no po­de­mos de- cir que nos ha­ya­mos que­da­do in­sa­tis­fe­chos al­gún año. El pro­ble­ma gra­ve es cuan­do que­das en­deu­da­do y la fies­ta en­ci­ma sa­le mal. A no­so­tros eso nun­ca nos ha pa­sa­do. Siem­pre que­re­mos su­pe­rar­nos un po­co más, pe­ro al lle­var tan­to tiem­po, ya lo ha­ce­mos co­mo rutina y no sa­be­mos ha­cer­lo de otra for­ma. Por eso, se­ría bueno que hu­bie­ra una re­no­va­ción, que vi­nie­ra gen­te jo­ven.

«Los fuegos van a ser algo fue­ra de se­rie»

Jo­sé García lo tie­ne cla­ro. Lo más im­por­tan­te del pro­gra­ma es la pro­ce­sión. «Ade­más es­te año yo creo que va a ha­ber más gen­te, por­que ya me lla­ma­ron pa­ra ve­nir au­to­bu­ses de Cuen­ca, Mo­ra­ña… Yo creo que las 40.000 per­so­nas sí que se van a su­pe­rar. Ade­más, te­ne­mos dos de las ban­das me­jo­res de Ga­li­cia, buenas or­ques­tas, y los fuegos, que van a ser es­pec­ta­cu­la­res. No se ve na­da igual en la re­don­da por­que no tie­nen el es­pa­cio que te­ne­mos no­so­tros. Van a ser algo fue­ra de se­rie».

—Cuan­do aca­ban los fes­te­jos, ya se em­pie­za con los del año pró­xi­mo. ¿Se­gui­rá co­mo pre­si­den­te?

— Una fies­ta co­mo es­ta, que es­tá en lo al­to, si se de­ja en ma­nos de gen­te con po­ca ilu­sión y sa­le mal, lue­go cues­ta le­van­tar­la mu­cho. Si no la co­ge na­die, se­gui­ré al fren­te.

MAR­COS CREO

García lle­va 35 años or­ga­ni­zan­do las fies­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.