«El nue­vo equi­po de den­sio­me­tría es un gran avan­ce para la co­mar­ca»

En po­cas se­ma­nas el an­ti­guo hospital ge­ne­ral con­ta­rá con un mo­derno apa­ra­to que no so­lo ser­vi­rá para es­tu­diar la os­teo­po­ro­sis, sino tam­bién en­fer­me­da­des de ni­ños y de obe­sos

La Voz de Galicia (Barbanza) - Especiales1 - - Infraestructuras Sanitarias - BEA ABELAIRAS

Bal­bino Ló­pez Seoa­ne (Lu­go, 56 años) es el je­fe del ser­vi­cio de Ra­dio­lo­gía del Hospital Juan Car­do­na, un cen­tro que ya es­tá rea­li­zan­do el 60 % de las prue­bas del área sa­ni­ta­ria, gra­cias a un con­cier­to con Sa­ni­da­de, y que ha­rá mu­chas más gra­cias a nue­vas ad­qui­si­cio­nes co­mo la que es­pe­ran es­tre­nar en unas se­ma­nas: un nue­vo apa­ra­to para den­sio­me­trías que per­mi­ti­rá ha­cer es­tu­dios com­ple­tos para to­das las eda­des (no so­lo para mu­je­res con os­teo­po­ro­sis) y que evi­ta­rá que los pa­cien­tes ten­gan que des­pla­zar­se a otras ciu­da­des, co­mo su­ce­día has­ta aho­ra.

— ¿Qué su­po­ne la ad­qui­si­ción de es­te nue­vo apa­ra­to?

—Para em­pe­zar es un gran avan­ce para los pa­cien­tes que su­fren os­teo­po­ro­sis, en es­pe­cial para las mu­je­res, que son una po­bla­ción de ries­go ele­va­do, so­bre to­do a par­tir de la me­no­pau­sia. La gran ma­yo­ría de los es­tu­dios irán en­fo­ca­dos a la va­lo­ra­ción de la den­si­dad mi­ne­ral ósea, para el diagnóstico de la os­teo­po­ro­sis. Es fun­da­men­tal ha­cer un diagnóstico pre­coz de la os­teo­po­ro­sis para pro­por­cio­nar un tra­ta­mien­to ade­cua­do y pre­ve­nir el ries­go de frac­tu­ra. Tam­bién ha­ce po­si­ble la de­ter­mi­na­ción de te­ji­do vis­ce­ral adi­po­so (di­fe­ren­cián­do­lo de la gra­sa sub­cu­tá­nea) iden­ti­fi­can­do de es­te mo­do la po­bla­ción con ma­yor ries­go para la sa­lud, da­do que el au­men­to de la gra­sa vis­ce­ral es­tá re­la­cio­na­do, a me­nu­do, con la dia­be­tes, dis­li­pe­mia, hi­per­ten­sión ar­te­rial, así co­mo con en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res y ac­ci­den­tes ce­re­bro­vas­cu­la­res. Otra no­ve­dad que ha­ce po­si­ble es la in­te­gra­ción con la he­rra­mien­ta FRAX de la OMS, que se uti­li­za para cal­cu­lar el ries­go de frac­tu­ra os­teo­po­ró­ti­ca a diez años. Ade­más, el equi­po de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que he­mos ad­qui­ri­do per­mi­te el es­tu­dio de ca­de­ras con pró­te­sis, lo que ayu­da a va­lo­rar la os­teoin­te­gra­ción de las mis­mas.

—Per­mi­ti­rá afi­nar más los diag­nós­ti­cos...

—Así es, se pue­de uti­li­zar para es­tu­dios de com­po­si­ción cor­po- ral to­tal, con de­ter­mi­na­ción de la ma­sa gra­sa, lo que tie­ne una gran uti­li­dad en el se­gui­mien­to y pla­ni­fi­ca­ción de tra­ta­mien­tos en pa­cien­tes con pro­ble­mas nu­tri­cio­na­les, co­mo obe­si­dad, anore­xia, se­gui­mien­to de ci­ru­gía ba­riá­tri­ca, et­cé­te­ra. Ade­más, hoy en día se uti­li­za tam­bién en de­por­tis­tas de al­to ni­vel, ya que per­mi­te va­lo­rar la can­ti­dad de ma­sa ósea, de ma­sa gra­sa y de ma­sa ma­gra (fun­da­men­tal­men­te múscu­los), tan­to de for­ma glo­bal en to­do el cuer­po, co­mo por re­gio­nes, co­mo los bra­zos pier­nas, pel­vis, ab­do­men, tó­rax, lo que per­mi­te pla­ni­fi­car en­tre­na­mien­tos más es­pe­cí­fi­cos. Per­mi­te, asi­mis­mo, ha­cer es­tu­dios pe­diá­tri­cos, con po­si­bi­li­dad de rea­li­zar me­di­cio­nes de den­si­dad mi­ne­ral ósea y com­po­si­ción cor- po­ral a par­tir de tres años, por­que la ra­dia­ción de es­ta den­sio­me­tría es mu­cho más ba­ja.

—¿Po­drán diag­nos­ti­car an­tes la os­teo­po­ro­sis?

—Por su­pues­to. La os­teo­po­ro­sis es una en­fer­me­dad in­fra­diag­nos­ti­ca­da, que se co­no­ce co­mo la epi­de­mia si­len­cio­sa, por­que no pro­du­ce sín­to­mas has­ta que sur­gen las com­pli­ca­cio­nes, fun­da­men­tal­men­te las frac­tu­ras en la co­lum­na, la ca­de­ra y el an­te­bra­zo, con las po­si­bles de­for­mi­da­des es­que­lé­ti­cas e in­ca­pa­ci­dad fun­cio­nal co­rres­pon­dien­tes. La idea ex­ten­di­da de que el do­lor es de­bi­do a la pér­di­da de ma­sa ósea es fal­sa, so­lo se pro­du­ce do­lor cuan­do ya hay una frac­tu­ra. Es de gran uti­li­dad en aque­llos pa­cien­tes con fac­to­res de ries­go ele­va­do co­mo to­ma de me­di­ca­men­tos, co­mo cor­ti­cos­te­roi­des, in­su­fi­cien­cia re­nal, he­pa­to­pa­tía, ade­más de mu­chos otros.

—Con más se­gu­ri­dad...

— Sí. Los mé­to­dos fun­da­men­ta­les para el diagnóstico de la os­teo­po­ro­sis son la den­si­to­me­tría por ul­tra­so­ni­dos, en el ta­lón); la den­si­to­me­tría ósea por TAC y la den­si­to­me­tría con tecno- lo­gía DEXA, es de­cir, la ab­sor­cio­me­tría por ra­yos-X de ener­gía dual. Es­ta úl­ti­ma es la que re­co­mien­da la OMS co­mo téc­ni­ca fun­da­men­tal de diagnóstico por su ba­ja ra­dia­ción, pre­ci­sión, se­gu­ri­dad y fia­bi­li­dad, ya que la va­ria­ción de so­lo un 1-2%, y es­ta tec­no­lo­gía es la uti­li­za­da en el equi­po que ha ad­qui­ri­do el hospital.

—¿Qué otras prue­bas se rea­li­zan en es­te ser­vi­cio que son pio­ne­ras o fun­da­men­ta­les para los pa­cien­tes de la ciu­dad?

— En nues­tro ser­vi­cio de ra­dio­diag­nós­ti­co uti­li­za­mos la ma­yo­ría de las prue­bas de ima­gen que es­tán dis­po­ni­bles en la ac­tua­li­dad. No hay que ol­vi­dar que la ra­dio­lo­gía sim­ple y la eco­gra­fía son téc­ni­cas muy ac­ce­si­bles que si­guen sien­do fun­da­men­ta­les para el diagnóstico. No obs­tan­te, en nues­tra Uni­dad dis­po­ne­mos de un TAC mul­ti­cor­te de 16 cor­tes que nos per­mi­te rea­li­zar es­tu­dios de prác­ti­ca­men­te to­do el cuer­po, con re­cons­truc­cio­nes mul­ti­pla­na­res y en 3D, así co­mo es­tu­dios es­pe­cí­fi­cos co­mo co­lo­nos­co­pia vir­tual, es­tu­dio del nó­du­lo pul­mo­nar o es­tu­dios de per­fu­sión ce­re­bral.

—¿De qué apa­ra­to es­tán más or­gu­llo­sos?

—Dis­po­ne­mos de una RMN de al­to cam­po que, por la gran re­so­lu­ción de con­tras­te y la po­si­bi­li­dad de es­tu­dios, es una he­rra­mien­ta de gran ayu­da para el diagnóstico de pa­to­lo­gía muscu­loes­que­lé­ti­ca, ce­re­bral o ab­do­men. Hoy en día son de mu­cha uti­li­dad los es­tu­dios de es­ta­dia­je del cán­cer de rec­to, de ma­ma, del cán­cer de prós­ta­ta, es­tu­dio de en­fer­me­dad in­fla­ma­to­ria in­tes­ti­nal, ca­rac­te­ri­za­ción de ma­sas he­pá­ti­cas, en­do­me­trio­sis...

—¿Cuá­les son los pla­nes para el ser­vi­cio de ca­ra al fu­tu­ro?

—Nues­tra in­ten­ción es se­guir apos­tan­do por la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca, ya que un ser­vi­cio de ra­dio­diag­nós­ti­co re­quie­re una in­ver­sión con­ti­nua­da para po­der apro­ve­char las ven­ta­jas que nos ofre­cen los avan­ces tec­no­ló­gi­cos, siem­pre pen­san­do en me­jo­rar la aten­ción. De he­cho, es­tá en pro­yec­to la ad­qui­si­ción de un nue­vo equi­po de eco­gra­fía de al­tas pres­ta­cio­nes que com­ple­te la do­ta­ción ac­tual.

«Hoy en día se usa para va­lo­rar la ma­sa ósea de de­por­tis­tas de al­to ni­vel «La os­teo­po­ro­sis se co­no­ce co­mo la epi­de­mia si­len­cio­sa»

FO­TO JO­SÉ PAR­DO

El ra­dió­lo­go Bal­bino Ló­pez Seoa­ne lle­va on­ce años en el Car­do­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.