He­rra­mien­tas «on­li­ne» pa­ra el sec­tor edu­ca­ti­vo

La di­gi­ta­li­za­ción de la edu­ca­ción se con­ci­be co­mo un pro­yec­to en el que es in­dis­pen­sa­ble la im­pli­ca­ción de to­da la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va: fa­mi­lias, do­cen­tes y alum­na­do. La ini­cia­ti­va Abalar pu­so en mar­cha di­fe­ren­tes he­rra­mien­tas que fa­ci­li­tan la co­mu­ni­ca­ció

La Voz de Galicia (Barbanza) - Especiales1 - - News - POR A. L.

Es­pa­zoA­ba­lar es el por­tal pa­ra fa­mi­lias, alum­na­do y do­cen­tes im­pli­ca­dos en la di­gi­ta­li­za­ción del ám­bi­to edu­ca­ti­vo, Cuen­ta con un re­po­si­to­rio de con­te­ni­dos, una pla­ta­for­ma que po­si­bi­li­ta la ges­tión, la di­fu­sión y el em­pleo de los re­cur­sos edu­ca­ti­vos di­gi­ta­les exis­ten­tes. Se creó en el arran­que del pro­yec­to pa­ra fo­men­tar que la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va com­par­ta los con­te­ni­dos que con­si­de­ren de uti­li­dad y am­pliar así la ofer­ta de ma­te­ria­les di­gi­ta­les.

La se­lec­ción de con­te­ni­dos, cla­si­fi­ca­dos por ni­vel edu­ca­ti­vo y ma­te­ria, es­tá ac­ce­si­ble pa­ra los di­fe­ren­tes agen­tes, que pue­den rea­li­zar bús­que­das en fun­ción de la ma­te­ria, el cur­so, el ti­po de re­cur­so que quie­ren en­con­trar o el es­pa­cio tem­po­ral en el que ha si­do pu­bli­ca­do.

Las per­so­nas que ela­bo­ran ma­te­rial edu­ca­ti­vo y es­tán in­tere­sa­das en ce­der­lo pa­ra su uso en el re­po­si­to­rio de con­te­ni­dos di­gi­ta­les dis­po­nen de un pro­ce­di­mien­to en el que se le ex­pli­can los pa­sos a se­guir.

La úl­ti­ma ac­tua­li­za­ción se reali­zó en enero pa­sa­do, con 56 nue­vos con­te­ni­dos edu­ca­ti­vos en for­ma­to di­gi­tal, y al­can­zó un to­tal de 3.139 re­cur­sos, dis­po­ni­bles en va­rios idio­mas —ga­lle­go (49%), cas­te­llano (31%), in­glés (16%), fran­cés...— pa­ra los ni­ve­les de in­fan­til, pri­ma­ria, se­cun­da­ria, ba­chi­lle­ra­to y ci­clos for­ma­ti­vos. El nú­me­ro anual de des­car­gas es­tá en 2.350.000.

En el es­pa­cio Fa­mi­lias del por­tal pa­dres y ma­dres pue­den con­sul­tar to­da la in­for­ma­ción aca­dé­mi­ca de sus hi­jos: da­tos per­so­na­les del alumno/a, ca­li­fi­ca­cio­nes, in­for­ma­ción re­la­ti­va al cur­so en el que es­tá, gru­po ho­ra­rio o ma­te­rias que cur­sa, fal­tas de con­duc­ta, ca­len­da­rio aca­dé­mi­co... Tam­bién pue­den sus­cri­bir­se a las no­ve­da­des aca­dé­mi­cas de su hi­jo/a, que re­ci­bi­rán có­mo no­ti­fi­ca­cio­nes a tra­vés de co­rreo elec­tró­ni­co; jus­ti­fi­car fal­tas, con­cer­tar ci­tas con el pro­fe­so­ra­do, ges­tio­nar ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios —las pa­ra­das de trans­por­te es­co­lar, el me­nú del co­me­dor—, rea­li­zar el pa­go te­le­má­ti­co del co­me­dor o ac­ce­der al re­po­si­to­rio de con­te­ni­dos edu­ca­ti­vos.

Los do­cen­tes cuen­tan en el por­tal con su pro­pio es­pa­cio. Una vez au­ten­ti­ca­do, el pro­fe­sor ac­ce­de a su pro­pio per­fil, don­de con­sul­ta to­da la in­for­ma­ción ahí re­co­gi­da, tan­to per­so­nal co­mo a la re­la­ti­va al gru­po del que es tu­tor. Des­de es­te es­pa­cio pue­de ges­tio­nar los jus­ti­fi­can­tes de las fal­tas rea­li­za­dos por los res­pon­sa­bles de los alum­nos des­de el es­pa­cio Fa­mi­lias, o re­ci­bir una so­li­ci­tud de tu­to­ría.

En el apar­ta­do de in­ci­den­tes en el au­la el tu­tor pue­de vi­sua­li­zar a to­dos los alum­nos a los que im­par­te cla­se, el nom­bre de los res­pon­sa­bles y si es­tos es­tán sus­cri­tos o no a es­te ti­po de no­ti­fi­ca­cio­nes. Tam­bién pue­de en­viar avi­sos a los res­pon­sa­bles de los alum­nos que es­tán sus­cri­tos y ver los in­ci­den­tes crea­dos an­te­rior­men­te.

App aba­la­rMó­bil

Ade­más de la web, el pro­yec­to Abalar ofre­ce a pa­dres y ma­dres la op­ción de se­guir la ac­ti­vi­dad edu­ca­ti­va de sus hi­jos des­de cual­quier lu­gar y en cual­quier mo­men­to en el mó­vil o ta­ble­ta con la app aba­la­rMó­bil. La apli­ca­ción tras­la­da al dis­po­si­ti­vo las fun­cio­na­li­da­des del por­tal y evi­ta el uso del cer­ti­fi­ca­do di­gi­tal o del DNI elec­tró­ni­co. Ac­tual­men­te cuen­ta con más de 92.200 usua­rios.

Es im­por­tan­te sub­ra­yar que hay fun­cio­na­li­da­des, co­mo la con­sul­ta de ca­li­fi­ca­cio­nes o de las fal­tas de asis­ten­cia, que es­tán ac­ce­si­bles a to­dos los pro­ge­ni­to­res in­de­pen­dien­te­men­te de que el cen­tro em­plee el res­to de fun­cio­na­li­da­des o no.

Por su par­te, los do­cen­tes pue­den en­viar avi­sos ge­ne­ra­les, que afec­tan a to­do el gru­po o in­ci­den­tes par­ti­cu­la­res a ca­da alumno. En­tre los pro­fe­so­res el uso es muy va­ria­do: des­de in­di­car los días de los exá­me­nes y con­tro­les a la pu­bli­ca­ción de no­tas par­cia­les, sa­li­das cul­tu­ra­les, com­por­ta­mien­tos, etc.

Re­dei­ras

La red so­cial de los pro­fe­so­res Re­dei­ras pro­por­cio­na un es­pa­cio de co­mu­ni­ca­ción y co­la­bo­ra­ción don­de in­ter­cam­biar ideas, pro­pues­tas, re­cur­sos, ac­ti­vi­da­des e ini­cia­ti­vas, pro­mo­vien­do así una fi­lo­so­fía de co­no­ci­mien­to abier­to. Per­mi­te la in­ter­ac­ción en­tre los usua­rios (ex­clu­si­va­men­te pro­fe­so­ra­do de los cen­tros edu­ca­ti­vos ga­lle­gos), la crea­ción de blogs per­so­na­les, la par­ti­ci­pa­ción en los gru­pos crea­dos por los pro­pios pro­fe­so­res/ as, la pu­bli­ca­ción de no­ti­cias, la crea­ción de even­tos, así co­mo otras he­rra­mien­tas de in­ter­ac­ción so­cial.

El nú­me­ro de des­car­gas de los con­te­ni­dos de es­pa­zoA­ba­lar se si­túa ya en 2.350.000

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.