VIMIANZO

UN CAS­TI­LLO VI­VO PA­RA VIA­JAR GRA­TIS AL ME­DIE­VO LA FOR­TA­LE­ZA ME­DIE­VAL ES EL CEN­TRO Y EL ELE­MEN­TO AGLUTINADOR DE TO­DA UNA SE­RIE DE RE­CUR­SOS CUL­TU­RA­LES Y PA­TRI­MO­NIA­LES, CUI­DA­DOS A TRA­VÉS DEL TEA­TRO, LA MÚ­SI­CA, LA AR­TE­SA­NÍA...

La Voz de Galicia (Barbanza) - Especiales1 - - Portada -

Po­seer un cas­ti­llo no es algo que di­ga de­ma­sia­do de un pue­blo de la pe­nín­su­la ibé­ri­ca. Aho­ra bien, que con­ser­ve tres to­rres, ade­más de la del Ho­me­na­je, bue­na par­te de las al­me­nas en pun­ta de dia­man­te, su fo­so, el res­to de la in­fra­es­truc­tu­ra de­fen­si­va ya es otra co­sa. Más, cuan­do a to­do ello se le aña­de la aper­tu­ra gra­tui­ta al pú­bli­co to­da la se­ma­na ma­ña­na y tar­de ex­cep­to los lu­nes y eso vie­ne acom­pa­ña­do de vi­si­tas tea­tra­li­za­das, es­pec­tácu­los, mú­si­ca, de­mos­tra­cio­nes de ar­te­sa­nía en vi­vo... Va­mos, di­fí­cil­men­te se pue­da en­con­trar, al me­nos en Ga­li­cia, otro va­lor si­mi­lar en el que po­der ex­pe­ri­men­tar, de verdad, lo que era la vi­da del me­die­vo, tan­to pa­ra el que na­cía no­ble, co­mo pa­ra la gran ma­yo­ría a los que les to­ca­ba ser va­sa­llos.

His­to­ria.

Con par­tes to­da­vía del si­glo XII, la for­ta­le­za, tam­bién co­no­ci­da co­mo To­rres de Mar­te­lo, por el au­tor de su gran res­tau­ra­ción en el si­glo XIX, es­tá cons­trui­da so­bre to­do en los si­glos XIV y XV. En ma­nos de los Tra­ba, los Al­ta­mi­ra y otras fa­mi­lias no­bles que do­mi­na­ron las Te­rras de

So­nei­ra, fue es­ce­na­rio de to­do ti­po de ava­ta­res his­tó­ri­cos. Sir­vió co­mo ob­je­to de re­vuel­tas cam­pe­si­nas, las que hoy se re­crean en la fies­ta del Asal­to, y tam­bién co­mo pri­sión pa­ra el obis­po Diego de Mu­ros o el arzobispo Alon­so II de Fon­se­ca. Y eso es so­lo una pe­que­ña par­te de la his­to­ria y el pa­tri­mo­nio que ate­so­ra Vimianzo, que va des­de la ri­que­za me­ga­lí­ti­ca y cas­tre­ña, has­ta la ar­qui­tec­tu­ra se­ño­rial, re­fle­ja­da en ejem­plos co­mo el Pa­zo de Tra­sa­riz. Ade­más, pa­ra to­do ello exis­ten pla­nes de pues-

ta en va­lor, que dan sus fru­tos en for­ma de con­ser­va­ción y di­fu­sión. Na­tu­ra­le­za.

Aun­que el pa­tri­mo­nio, el re­li­gio­so in­clui­do, por­que exis­ten tam­bién ru­tas se­ña­li­za­das, al igual que en el Cas­ti­llo, que se pue­den se­guir des­de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les a tra­vés de có­di­gos QR, des­ta­ca es­pe­cial­men­te; Vimianzo tam­bién es­tá pro­vis­to de gran­das atrac­ti­vos na­tu­ra­les, so­bre to­do en cuan­to a mon­tes y es­pa­cios flu­via­les, pe­ro tam­bién aca­ri­cia el mar por Sa­ba­de­lle.

FO­TO BA­SI­LIO BE­LLO

Las vi­si­tas tea­tra­li­za­das son la prin­ci­pal atrac­ción de la for­ta­le­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.