Totti no es­tá pa­ra chis­tes

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - EL PERSONAJE - Por Je­sús Flo­res

EL PE­RIO­DIS­TA LE DI­CE A TOTTI: «CAR­PE DIEM». Y EL FUT­BO­LIS­TA RES­PON­DE: «LO SIEN­TO, NO HA­BLO IN­GLÉS». LA ANÉC­DO­TA, REAL, FOR­MA PAR­TE DEL LI­BRO SO­BRE CHIS­TES SU­YOS QUE EL PRO­PIO JU­GA­DOR DE LA RO­MA PRE­SEN­TÓ EN SU DÍA. PE­RO ES­TOS DÍAS TOTTI NO ES­TÁ PA­RA BRO­MAS: SU EN­TRE­NA­DOR, SPA­LLE­TI, PA­RE­CE DIS­PUES­TO A RE­LE­GAR­LO DE LA TI­TU­LA­RI­DAD. A SUS 39 AÑOS, EL CRAC, QUE EN SU DÍA RE­NUN­CIÓ IR AL MA­DRID, DI­CE QUE ME­RE­CE «UN ME­JOR FI­NAL»

En sep­tiem­bre cum­pli­rá 40 años. De­ma­sia­dos pa­ra un fut­bo­lis­ta de al­to ni­vel, in­clu­so pa­ra Francesco Totti, el úl­ti­mo gran mi­to en ac­ti­vo del fút­bol ita­liano. Y el en­tre­na­dor de la Ro­ma, Lu­ciano Spa­lle­ti, ha co­men­za­do a qui­tar­le mi­nu­tos de jue­go es­ta tem­po­ra­da. Un po­qui­to aquí, al­go más allá... el problema es que en vez de ha­blar del asun­to con el ju­ga­dor, el téc­ni­co de­ci­dió ti­rar por la ca­lle del me­dio has­ta pro­vo­car las que­jas pú­bli­cas del cen­tro­cam­pis­ta, que pe­se a la fa­ma de «po­cas lu­ces» que arras­tra tam­po­co se chu­pa el de­do: «Es nor­mal que cuen­ten me­nos con­mi­go, pe­ro pi­do res­pe­to», ex­cla­mó an­te los pe­rio­dis­tas. Es­tas de­cla­ra­cio­nes mo­les­ta­ron a Spa­lle­ti y lo de­ja­ron fue­ra de la con­vo­ca­to­ria el pa­sa­do do­min­go, aunque es­te lu­nes vol­vió a los en­tre­na­mien­tos. Pe­ro Il ca­pi­tano, to­do ca­rác­ter, es­tá dis­pues­to a ven­der ca­ra su pér­di­da de pro­ta­go­nis­mo en la Ro­ma, don­de es el gran ído­lo des­de 1992. La afi­ción tam­po­co se ca­lla. El úl­ti­mo fin de semana, la lle­ga­da del ve­te­rano fut­bo­lis­ta a la zo­na VIP del es­ta­dio Olím­pi­co de Ro­ma, don­de su equi­po ju­ga­ba con­tra el Pa­ler­mo mien­tras él se dis­po­nía a ver­lo des­de la gra­da, se con­vir­tió en una ma­ni­fes­ta­ción co­lec­ti­va del apo­yo que el ca­ris­má­ti­co 10 de la Ro­ma tie­ne en su club. Pan­car­tas en las que po­día leer­se «Yo es­toy con Totti» o «res­pe­to pa­ra Totti» le de­ja­ron muy cla­ro a Spa­lle­ti de qué la­do es­ta­ban en la po­lé­mi­ca. su­po el aho­ra téc­ni­co del Bar­ce­lo­na, Luis En­ri­que, du­ran­te su pa­so por el ban­qui­llo de la Ro­ma. Pe­ro tam­bién es un ti­po ca­paz de reír­se de sí mis­mo has­ta el pun­to de con­ver­tir­se en uno de los per­so­na­jes más que­ri­dos de Ita­lia. Ha au­to­ri­za­do va­rios li­bros de chis­tes so­bre él, con fi­nes be­né­fi­cos, e in­clu­so pro­ta­go­ni­za una guía tu­rís­ti­ca de Ro­ma en la que, como él mis­mo ex­pli­có, es como si te pa­sea­ras por la ciu­dad a tra­vés de sus pá­gi­nas., Bueno, él no lo di­ría exac­ta­men­te así si no hu­bie­se cá­ma­ras por me­dio. Ha­bría que tra­du­cir­lo del dia­lec­to ro­mano en el que se ex­pre­sa ha­bi­tual­men­te y que a más de un com­pa­ñe­ro le ha crea­do pro­ble­mas pa­ra en­ten­der­se con él en el cam­po. «Mo je fac­cio er cuc­chiaio» («le voy a ha­cer la cu­cha­ra»), le di­jo en una oca­sión en ro­ma­nes­co, an­tes de ti­rar un pe­nal­ti, a un per­ple­jo Maldini, que no en­ten­día ni una pa­la­bra de lo que de­cía. El por­te­ro tam­po­co le oyó ni me­nos le en­ten­dió, así que el ba­lón se co­ló por en­ci­ma de su ca­be­za. a lo que con­tri­bu­ye su ma­tri­mo­nio con la ex­plo­si­va pre­sen­ta­do­ra de te­le­vi­sión Illary Blas­si (la con­duc­to­ra del pro­gra­ma Las hie­nas, que el pa­sa­do mes de oc­tu­bre sal­tó a la ac­tua­li­dad es­pa­ño­la por el asal­to de dos pe­rio­dis­tas ita­lia­nos a la ca­sa de Marc Márquez) con la que lle­va diez años casado y tie­ne dos hi­jos. Es una pa­re­ja tan bien ave­ni­da que in­clu­so pro­ta­go­ni­za uno de los chis­tes más fa­mo­sos de sus li­bros: —Illa­na in­ten­tan­do de­fen­der a su ma­ri­do: «Es más cul­to de lo que pa­re­ce, ¿ver­dad que has leí­do al­go de Sha­kes­pea­re?» —Sí, pe­ro no me acuer­do quién es­cri­bió el li­bro. Es­tos días Francesco Totti no es­ta pa­ra chis­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.