El sou­to da Re­tor­ta, pa­ra con­gra­ciar­se con los eu­ca­lip­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - AL LORO - JUAN CAR­LOS MARTÍNEZ

El que su­fra fobia al eu­ca­lip­to y quie­ra cu­rár­se­la de­be ir a Cha­vín, en Vi­vei­ro, y ren­dir vi­si­ta a O Avó, el árbol más gran­de de Es­pa­ña, un eu­caly­ptus glo­bu­lus plan­ta­do en 1880 que ejer­ce su je­rar­quía so­bre otros cien­tos de eu­ca­lip­tos cen­te­na­rios en el en­can­ta­dor sou­to da Re­tor­ta.

Ya no se pue­de abra­zar al gi­gan­te: aho­ra una va­lla pro­te­ge su pie pa­ra que no se pi­so­tee y se com­pac­te la tie­rra, lo que po­dría cor­tar­le la res­pi­ra­ción. Pe­ro hay otros mu­chos gi­gan­tes que abra­zar a su al­re­de­dor.

El pa­seo es cor­to y agra­da­ble. Se pue­de ha­cer más lar­go vi­nien­do a pie des­de Vi­vei­ro, y así se re­co­rren tam­bién las ori­llas fron­do­sas del Lan­dro en don­de to­dos los me­ses de agos­to se ce­le­bra la romería de O Na­sei­ro. Un po­co más ade­lan­te lle­ga­mos al an­ti­guo com­ple­jo in­dus­trial de Ba­rro-Cha­vín, mo­nu­men­to fa­bril a la me­mo­ria de José Ba­rro, pio­ne­ro de la in­dus­tria del au­to­mó­vil en Ga­li­cia. El mis­mo sou­to es ce­sión de aquel em­pre­sa­rio que tan­to con­tri­bu­yó al li­de­raz­go de Vi­vei­ro.

Pa­ra vi­si­tar al abue­lo se si­gue un sen­de­ro que sa­le jun­to a la mu­ra­lla de la an­ti­gua fá­bri­ca, bor­dean­do el ca­nal que le lle­va­ba agua y fuer­za mo­triz y que aho­ra cría tru­chas. En­tre el ca­nal y el Lan­dro, po­cos me­tros más aba­jo, cre­ce un bos­que de ar­ces que ya ex­tien­den sus ho­jas nue­vas al sol, más ma­dru­ga­do­res en ve­ge­ta­ción que los car­ba­llos sal­pi­ca­dos por aquí y por allá. Y de pron­to apa­re­cen los gi­gan­tes, apre­ta­dos al bor­de del río. Po­cas par­ce­las del mun­do de­ben sos­te­ner tan­ta ma­de­ra como es­ta ri­be­ra; ba­jo los fus­tes de los eu­ca­lip­tos uno se vuel­ve pe­que­ño, como un ra­tón a los pies de una ma­na­da de ele­fan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.