Ocho (y más) gran­des tí­tu­los pa­ra leer de un ti­rón

Si la vi­da son dos días, se­re­mos bre­ves, al me­nos por hoy. La ca­li­dad li­te­ra­ria no va al pe­so, hay gran­des li­bros que ca­ben en un bol­si­llo. La bre­ve­dad es una cor­te­sía, y a ve­ces, ¡obra maes­tra! «La me­ta­mor­fo­sis», de Kaf­ka; «La per­la», de Stein­beck, o «El

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - EN PORTADA . HISTORIAS QUE DURAN UN SUSPIRO - TEX­TO: ANA ABELENDA

Zweig, Mai­ral y Pei­xo­to, en­tre los pre­fe­ri­dos de las li­bre­ras

Má­ta­me si quie­res, pe­ro sé bre­ve, por Dios. La bre­ve­dad es una cor­te­sía. Y el me­jor fi­nal, que­dar­se con ga­nas de más.

La uru­gua­ya (Pe­dro Mai­ral, 144 pá­gi­nas) fue uno de los gran­des bre­ves (¡dos ve­ces bue­nos!) que nos dio el 2017. Lo re­co­men­dó Fu­gas en su día. Y hoy re­edi­ta la re­co­men­da­ción del bra­zo de la li­bre­ra Mer­ce­des Corbillón, de Cro­no­pios. «La uru­gua­ya es tan bre­ve co­mo per­fec­ta», va­lo­ra quien en­tre sus cor­tos fa­vo­ri­tos des­ta­ca Ni­ve­les de vi­da

(Ju­lian Bar­nes, 152 pá­gi­nas).

Si­guien­do la lí­nea de El pa­dre in­fiel, de An­to­nio Scu­ra­ti, Mai­ral re­la­ta en

La uru­gua­ya en un sus­pi­ro, o en un la­men­to, la odi­sea fa­tal de un pa­dre pri­me­ri­zo que co­rre tras una fan­ta­sía eró­ti­ca en pleno tsu­na­mi fa­mi­liar. La tra­ma tie­ne la ca­den­cia de un poe­ma y un gi­ro sor­pre­sa de fi­nal.

Del ca­jón de no­ve­da­des pe­que­ñas y de­li­cio­sas, co­mo bom­bo­nes, Mer­ce­des Corbillón sa­ca «el mi­núscu­lo y do­lo­ro­so»

Te me mo­ris­te (Jo­sé Luís Pei­xo­to, 64 pá­gi­nas), en la mis­ma edi­to­rial que nos dio una pe­que­ña jo­ya de ho­me­na­je pa­ter­no­fi­lial en La is­la (G. Stu­pa­rich, 126 pá­gi­nas).

Dis­tan­cia de res­ca­te (124 pá­gi­nas), la pe­sa­di­lla en que nos su­mer­ge Samanta Schweblin en la no­ve­la que le dio el Ti­gre Juan 2015, es una de mis fa­vo­ri­tas, tan­to que más que un li­bro la sen­tí una alu­ci­na­ción pro­pia. Sin sa­lir de esa chis­te­ra de fic­cio­nes con mi­ga que es el

ám­bi­to fa­mi­liar, Pa­re­ce que fue­ra es pri­ma­ve­ra (Con­ci­ta de Gre­go­rio, 176 pá­gi­nas) es una de las lec­tu­ras ac­tua­les de un ti­rón que pro­po­ne Est­her Gó­mez, de la li­bre­ría Moi­to Con­to. Es la crónica so­bria, ten­sa, de­sola­da de una madre, Irina Lu­di­ci, que no vol­vió más a ver a sus hi­jas ge­me­las des­pués de que su pa­dre se las lle­va­se.

En ca­da me­mo­ria vi­ve un no­ve­lis­ta, aun­que no lle­gue a ver la luz. Un na­rra­dor con me­mo­ria bri­lla su­til­men­te en En­tre ellos (Ri­chard Ford, 168 pá­gi­nas), el ho­me­na­je re­cién sa­li­do del horno edi­to­rial de Ford a sus pa­dres, un ál­bum con con­ta­das fotos de fa­mi­lia, reales, ca­si pal­pa­bles, re­ve­la­do­ras de la esen­cia del víncu­lo fu­rio­so en­tre pa­dres e hi­jos que atra­vie­sa la vi­da.

El gol­pe con pu­ño de pa­ro­dia que ases­ta Ca­mi­lle­ri al fas­cis­mo es otra cla­se de li­ge­ro y pro­ve­cho­so Ho­me­na­je: ochen­ta pá­gi­nas que re­ve­lan el hu­mor co­mo ar­ma pa­ra di­na­mi­tar men­ti­ras y de­jar en evi­den­cia las me­me­ces y fi­nes es­pu­rios que es­con­den los idea­les po­lí­ti­cos.

Ca­da año trae ba­jo el bra­zo una nue­va edi­ción de Amé­lie Not­homb (ca­si idén­ti­ca a la an­te­rior), se­rial wri­ter bel­ga-ja­po­ne­sa que desata pa­sio­nes en­con­tra­das. Tie­nen en­tre los fres­cos El cri­men del con­de Ne­vi­lle, un gui­ño a Os­car Wilde pa­ra los que van por li­bre en el hu­mor con una agu­da ob­ser­va­ción: «¿Por qué in­ven­tar el in­fierno cuan­do exis­te el in­som­nio?». Los que sue­ñan con dor­mir la apre­cia­rán.

El gran Zweig bri­lla en­tre las no­ve­da­des 70 años des­pués de ser un bes­tse­ller. Mie­do (75 pá­gi­nas) es una de las úl­ti­mas re­edi­cio­nes de Acantilado, y la pro­pues­ta de Ale­jan­dra Bar­bei­to, de la li­bre­ría Ber­bi­ria­na, pa­ra nues­tra bi­blio­te­ca de bre­ves. «Mie­do es una no­ve­la in­quie­tan­te y es­tre­me­ce­do­ra que te de­ja en es­ta­do de shock. Zweig crea adic­ción», ase­gu­ra. Es­ta­mos con ella. Proponemos in­clu­so maratonear a Zweig, un im­pres­cin­di­ble en fon­do de ar­ma­rio que com­po­nen los clá­si­cos dos ve­ces bue­nos. En­tre los pre­fe­ri­dos del au­tor Ma­nuel Ri­vas es­tán La me­ta­mor­fo­sis (Kaf­ka, 180 pá­gi­nas), Vi­das se­cas (Gra­ci­liano Ra­mos, 110) y A Es­mor­ga (Blan­co Amor, 120). Les su­ma­mos El vie­jo y el mar (He­ming­way, 127), El asien­to del con­duc­tor (Mu­riel Spark, 136), La per­la (Stein­beck, 144), El bai­le (Irè­ne Né­mi­rovsky, 96) y el res­to de los que son por­ta­da en Fu­gas. Aña­di­mos otro, a su­ge­ren­cia de la aca­dé­mi­ca Chus Pa­to, La Prin­ce­sa de Clè­ves (Ma­da­me de La Fa­yet­te, 184 pá­gi­nas).

Y El tú­nel (Er­nes­to Sa­ba­to, 160 pá­gi­nas), que re­sue­na en ti, que du­ra lo que un tú­nel sin fi­nal en el re­cuer­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.