Ga­li­cia tien­ta los pa­la­da­res de Seúl

Un gru­po de co­ci­ne­ros y su­mi­lle­res pa­sa­ron una se­ma­na dan­do a co­no­cer los me­jo­res bo­ca­dos y vi­nos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - De Actualidad - TEXTO BEA ABELAIRAS

LaS­pa­nish Ex­tra­va­gan­za es una mi­sión es­pe­cial pa­ra al­gu­nos de los su­mi­lle­res y co­ci­ne­ros ga­lle­gos con más re­co­rri­do. Ya han vi­si­ta­do de­ce­nas de ciu­da­des, co­mo Lon­dres, Pa­rís o la ca­pi­tal de Chi­na y su úl­ti­mo des­tino ha si­do Seúl (el pró­xi­mo se­rá Bom­bay). Allí los su­mi­lle­res Ale­jan­dro y Luis Paa­dín (au­to­res de la Guía de

Vi­nos de Ga­li­cia y del li­bro

Las pie­dras que ha­cían vino) echa­ron mano de es­tos con­te­ni­dos pa­ra dar a co­no­cer los vi­nos ga­lle­gos a la vez que su tra­di­ción, que pe­sa mu­cho en la cul­tu­ra co­rea­na. «El ob­je­ti­vo prin­ci­pal es atraer vi­si­tan­tes a Ga­li­cia, a pe­sar de que ya son mi­les los que llegan ca­da año de­trás de los mis­te­rios del Ca­mino de San­tia­go, por ejem­plo, y por eso la his­to­ria mi­le­na­ria de los la­ga­res es un gran atrac­ti­vo», ex­pli­ca Luis Paa­dín.

Ale­jan­dro cree que es­ta pro­pues­ta en­tron­ca es­pe­cial­men­te con un país que mi­ma a los ma­yo­res has­ta en la me­sa: «Hay que ser­vir­les de una de­ter­mi­na­da ma­ne­ra, aga­rran­do la bo­te­lla con las dos ma­nos y los co­men­sa­les jó­ve­nes no pue­den brin­dar con la co­pa más ele­va­da que ellos». Los co­ci­ne­ros de la ex­pe­di­ción tu­vie­ron re­tos na­da sen­ci­llos de los que sa­lie­ron ai­ro­sos gra­cias a los clá­si­cos co­mo la pae­lla o la tor­ti­lla, pe­ro tam­bién con las re­ce­tas más crea­ti­vas. Fue­ron ca­pa­ces de ten­tar a unos pa­la­da­res que es­tán acos­tum­bra­dos a co­mer sin sal y que tie­nen re­ser­vas pa­ra al­gu­nas pre­pa­ra­cio­nes cru­das, mez­clan­do a la vez pla­tos que en Ga­li­cia se­rían pri­me­ros o se­gun­dos cla­ros. «En con­tra de lo que pue­da pa­re­cer, las coc­cio­nes ba­jas no siem­pre en­ca­jan e in­clu­so en­con­tra­ban sa­la­dos los pla­tos sin sal», cuen­ta el co­ci­ne­ro Iván Do­mín­guez, del gru­po Al­bo­ra­da, que, a pe­sar de las in­ten­sas jor­na­das de tra­ba­jo, tu­vo tiem­po pa­ra sa­car ideas que se re­fle­ja­rán pron­to en las car­tas de sus lo­ca­les, co­mo las me­sas-bar­ba­coa co­rea­nas.

A Iván lo acom­pa­ña­ban Ra­fael Cen­teno, del res­tau­ran­te Ma­ru­ja Li­món de Vi­go; Be­nigno Cou­so, de la Ta­ber­na Pa­tou­ro (tam­bién de Vi­go); San­ti Al­muí­ña, del res­tau­ra­ten­te Co­lón y Héc­tor Ló­pez, del Es­pa­ña, am­bos en Lu­go. To­dos re­ci­bie­ron a crí­ti­cos, su­mi­lle­res y pres­crip­to­res en el ho­tel de cin­co es­tre­llas Four Sea­sons de Seúl, que fue el cam­pa­men­to ba­se en el que to­das es­ta ma­nos die­ron a co­no­cer Ga­li­cia co­mo des­tino tu­rís­ti­co. Hu­bo des­de se­sio­nes fo­to­grá­fi­cas pa­ra los prin­ci­pa­les me­dios de co­mu­ni­ca­ción del país has­ta co­mi­das de ar­mo­nías de ta­pas y vi­nos pa­ra im­por­ta­do­res, ca­tas pri­va­das y talleres de co­ci­na pa­ra clien­tes VIP del Four Sea­sons.

«Les gus­ta­ron los vi­nos no de­ma­sia­do áci­dos, por eso los de Mon­te­rrei en­ca­ja­ron per­fec­ta­men­te, en es­pe­cial los tin­tos con ta­ni­nos más pu­li­dos», ex­pli­ca Ale­jan­dro Paa­dín, en­car­ga­do de guiar ma­ri­da­jes en un país que co­mien­za a te­ner plan­ta­cio­nes de vi­nos, al­gu­nas de ca­sas tan co­no­ci­das co­mo Moet Chan­don y don­de no gus­tan los vi­nos muy al­cohó­li­cos. «Es­tán acos­tum­bra­dos a un vino de arroz y por eso los ga­lle­gos, por su aci­dez y aro­ma, en­ca­jan muy bien en unas co­mi­das en las que se mez­clan sa­bo­res muy di­fe­ren­tes a la vez», cuen­tan es­tos em­ba­ja­do­res gas­tro­nó­mi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.