“No se tra­ta de en­ten­der de vino o de mú­si­ca, sino de que te gus­te o no te gus­te”

Al éxi­to mu­si­cal de «La Rei­na Pez», el úl­ti­mo tra­ba­jo de la can­tan­te y com­po­si­to­ra Ve­ga, hay que aña­dir el ex­ce­len­te en­vol­to­rio más que atrac­ti­vo co­mo re­sul­ta­do de una alian­za in­tere­san­te con Pon­te da Bo­ga, que así ini­cia su pri­me­ra edi­ción li­mi­ta­da de vi

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - Entrevista - TEX­TO PA­CHO RODRÍGUEZ FO­TO BE­NI­TO OR­DÓ­ÑEZ

La cor­do­be­sa Ve­ga re­gre­sa al mun­do dis­co­grá­fi­co con un tra­ba­jo que mi­ra ha­cia el No­roes­te en mu­chas de sus hue­llas so­no­ras. Tam­bién via­ja al pop que en ella es cos­tum­bre y ofre­ce can­cio­nes con ma­de­ra de hit. De he­cho, des­de su lan­za­mien­to, Ve­ga ha vuel­to a las po­ten­tes lis­tas en las que se cue­cen las ven­tas co­mer­cia­les. Y com­pi­te a gran al­tu­ra, sien­do, por ejem­plo, su pri­mer sin­gle, el más des­car­ga­do en itu­nes en su pri­me­ra se­ma­na a la ven­ta.

—Des­pués de su dis­co de can­ción ita­lia­na, ¿te­nía ga­nas de su­mer­gir­se de nue­vo en sus pro­pias com­po­si­cio­nes?

—Siem­pre me ha gus­ta­do dar un gi­ro a lo que voy ha­cien­do. Pe­ro co­mo al­go na­tu­ral. Co­mo los cam­bios que tie­ne la pro­pia vi­da. Ca­da eta­pa es di­fe­ren­te. Tie­nes hi­jos, cam­bios en tu vi­da... La mú­si­ca siem­pre es­tá y mi fa­ce­ta de com­po­si­to­ra es muy im­por­tan­te. Aun­que me con­si­de­ro ani­mal de es­ce­na­rio, he com­pues­to can­cio­nes pa­ra Rap­hael, has­ta cua­tro sin­gles pa­ra Bis­bal, te­mas pa­ra Pas­to­ra So­ler...

—¿Qué tie­ne de es­pe­cial que «La Rei­na Pez» sea tam­bién un vino?

—Es un pro­yec­to muy es­pe­cial. Des­de el mo­men­to en el que hay gen­te que quie­re apos­tar por el me­ce­naz­go y quie­ren ha­cer que has­ta un ob­je­to mu­si­cal, co­mo es el ce­dé, que ha per­di­do tan­to va­lor, vuel­va a te­ner tan­to con­te­ni­do, ya es un pro­yec­to que me­re­ce la pe­na.

—Es tam­bién el re­fle­jo de los cam­bios que se han pro­du­ci­do en el ne­go­cio, ¿no? ¿Có­mo lle­va us­ted to­do lo que ha ido su­ce­dien­do en torno a la in­dus­tria mu­si­cal?

—Pa­ra mi, la mú­si­ca es la ra­zón de ser de to­do. Si me pa­ro a pen­sar en el res­to de co­sas, me pier­do.

—Pe­ro tie­ne una pe­que­ña com­pa­ñía de dis­cos, de he­cho par­ti­ci­pa en es­te pro­yec­to con La Ma­dri­gue­ra Re­cords... Aun­que so­lo sea por pen­sar en el pú­bli­co, que es lo más im­por­tan­te de to­do es­te tin­gla­do, al­go de­tec­ta­rá al res­pec­to, ¿no?

—Sí, pe­ro es­ta com­pa­ñía, co­mo tú di­ces ca­si exis­te por amor al ar­te... El pú­bli­co, sí, es lo más im­por­tan­te. Y po­dría ser la ra­zón de ser. Pe­ro te in­sis­to que a mí la par­te de la in­dus­tria, el ne­go­cio en si, per­so­nal­men­te no lo dis­fru­to. Aun­que sé que ten­go que es­tar y, de he­cho, es­toy.

—¿Qué es más fácil de des­cri­bir una can­ción o un dis­co, o un vino...?

—Es di­fí­cil, eh... Aun­que si lo pien­so bien, mi des­crip­ción del vino o de una can­ción ten­drían al­go en co­mún. Por­que par­ti­rían de de­cir­le a quien lo be­ba u oi­ga la can­ción: «No se tra­ta de en­ten­der de vino o de mú­si­ca, sino de que te gus­te o no te gus­te».

—¿Es afi­cio­na­da al vino?

—Yo no be­bo al­cohol, sal­vo vino. Me en­can­ta. Y me gus­ta en mu­chas si­tua­cio­nes. En lo que aquí nos to­ca, pa­ra es­cu­char unas can­cio­nes, tam­bién. Y aquí se mez­cla la Ri­bei­ra Sa­cra con to­do lo ar­te­sa­nal de có­mo es­tá he­cho el ce­dé, que cum­ple en su fa­bri­ca­ción los máximos re­qui­si­tos en cuan­to a sos­te­ni­bi­li­dad, y mis can­cio­nes. Es un dis­co muy de ver­dad en cuan­to a can­cio­nes. Es un dis­co muy de ver­dad y muy ga­lle­go. Mu­chas de las can­cio­nes de es­te dis­co es­tán he­chas en Galicia. —Des­pués del tiem­po que lle­va en la mú­si­ca, ¿a dón­de se di­ri­gen sus can­cio­nes? —No se tra­ta de que cuen­te mi vi­da en ellas, pe­ro sí de que ten­gan que ver con ser quien soy. Y que yo las sien­ta así. La Rei­na Pez es un dis­co don­de cuen­to que no exis­ten las ver­da­des ab­so­lu­tas. Que ca­si lle­gar a esas con­clu­sio­nes es al­go que te pue­de tran­qui­li­zar... A cier­ta edad, cuan­do vas cum­plien­do años, des­cu­bres que so­lo en las ver­da­des re­la­ti­vas en­cuen­tras al­go de ver­dad.

—Aho­ra con es­te vino, po­drá ins­pi­rar­se pa­ra nue­vas can­cio­nes... ¿Le cues­ta vol­ver a la so­le­dad de com­po­ner?

—No me cues­ta na­da. Co­mo te di­je, com­po­ner me lle­na tan­to co­mo to­car. Es­pe­ro que me ins­pi­re nue­vas y bue­nas can­cio­nes. Se­gu­ro.

Edi­ción li­mi­ta­da

Con «La Rei­na Pez», Pon­te da Bo­ga abre una nue­va fa­ce­ta, una se­rie de edi­cio­nes li­mi­ta­das que acom­pa­ñan la obra de au­to­res ins­pi­ra­do­res, co­mo Ve­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.