PA­DRE ÁN­GEL

“Es­ta­mos en un mun­do so­li­da­rio”.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR ANA GUE­RRA

La ge­ne­ro­si­dad del Pa­dre Án­gel co­mien­za por la son­ri­sa y el tra­to ama­ble. Qui­zá eso es lo pri­me­ro que de­be­ría­mos apren­der de él pa­ra to­mar ejem­plo. Él, o más bien su fun­da­ción, Men­sa­je­ros de la Paz, fue uno de los ga­lar­do­na­dos en los IV Pre­mios Co­ra­zón So­li­da­rio. Con­cre­ta­men­te en la ca­te­go­ría de Pro­yec­to So­li­da­rio del Año, pa­tro­ci­na­do por El Cor­te In­glés. La mar­ca es­pa­ño­la fue la en­car­ga­da de do­nar esos 5.000 eu­ros que irán des­ti­na­dos a cu­brir las ne­ce­si­da­des del co­me­dor de la Igle­sia de San An­tón (Ma­drid). El Pa­dre Án­gel apun­ta­ba an­tes de la gala de en­tre­ga de pre­mios, pre­sen­ta­da por Ana Gar­cía Lo­zano en los jar­di­nes del Ho­tel Ritz de Ma­drid, que en verano au­men­tan las per­so­nas que pre­ci­san de es­te ser­vi­cio. «Es­tán los que acu­den siem­pre y los que se han que­da­do so­los en ca­sa

en es­tas fe­chas, no tie­nen quie­nes les ha­gan el desa­yuno o la ce­na y se acer­can a nues­tro co­me­dor», ex­pli­ca­ba con se­re­ni­dad jus­to an­tes de re­co­ger su pre­mio.

«Es­ta­mos en un mun­do so­li­da­rio y de­be­mos de es­tar fe­li­ces y or­gu­llo­sos de es­ta so­cie­dad en la que vi­vi­mos, por­que no es ver­dad que es­to sea So­do­ma y Go­mo­rra. Hay mu­cha so­li­da­ri­dad. Ca­da vez so­mos más so­li­da­rios. La prue­ba es que, ha­ce diez años, ac­tos co­mo es­tos pre­mios no exis­tían y hoy, sí», ex­pli­ca­ba agra­de­cien­do a es­ta re­vis­ta que, año tras año, si­ga re­co­no­cien­do la la­bor al­truis­ta de nues­tros ros­tros co­no­ci­dos y apor­tan­do su gra­ni­to de are­na con la ce­le­bra­ción de es­tos ga­lar­do­nes.

«La re­vis­ta Co­ra­zón ha­bla de que­rer y de­jar­se que­rer y yo creo que de­be­mos se­guir pro­mo­cio­nan­do el amor. El men­sa­je de la Igle­sia es que hay que que­rer­se y preo­cu­par­se por los de­más. Y es­ta re­vis­ta, es ver­dad que otras ve­ces ha­bla de otro amor dis­tin­to, pe­ro yo creo que el co­ra­zón no pue­de ha­blar de odio», con­ti­nua­ba con sus pi­ro­pos ha­cia nues­tra pu­bli­ca­ción.

AD­MI­RA­CIÓN

Jun­to al sa­cer­do­te acu­dió una de las me­jo­res em­ba­ja­do­ras de Men­sa­je­ros de La Paz des­de ha­ce tan­tos años que nin­guno de los dos re­cuer­da cuán­do co­men­zó con­cre­ta­men­te su re­la­ción: Terelu Cam­pos. «No sé ni si es­ta­ba ca­sa­da to­da­vía si­quie­ra», bro­mea­ba el Pa­dre.

«Siem­pre que he po­di­do echar­le una mano, he es­ta­do. Aun­que con­si­de­ro que siem­pre se pue­de ser más so­li­da­rio. To­dos nos que­da­mos cor­tos», nos con­ta­ba Terelu en el pho­to­call. Lo ha­cía an­tes de po­ner en va­lor la fi­gu­ra de su gran ami­go: «Voy a en- tre­gar el pre­mio a un hom­bre que res­pe­to y ad­mi­ro, y creo que ha­ce una la­bor por la que nos te­ne­mos que qui­tar el som­bre­ro. Me pa­re­ce que ha re­nun­cia­do a una vi­da pa­ra en­tre­gar­se a los de­más. Po­cas per­so­nas son ca­pa­ces de te­ner esa ge­ne­ro­si­dad». No es la pri­me­ra vez que, des­de que se crea­ran nues­tros pre­mios, nos acom­pa­ña el Pa­dre Án­gel. Es uno de nues­tros ros­tros más fie­les. «Yo soy fiel allí don­de ha­ya per­so­nas que me apo­yan y, de una ma­ne­ra es­pe­cial, hoy que ven­go acom­pa­ña­do por Terelu Cam­pos, que nos une mu­cha amis­tad. Va a ha­cer que ese di­ne­ro lle­gue a Men­sa­je­ros de la Paz», nos co­men­ta­ba. Tam­bién apro­ve­chó la oca­sión pa­ra re­fle­xio­nar so­bre la im­por­tan­cia de que los me­dios se unan a es­tas cau­sas be­né­fi­cas: «Sin nin­gu­na du­da, son im­por­tan­tes. Lo sa­ben los po­lí­ti­cos, la Igle­sia, los mé­di­cos… Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción son los que pue­den man­dar ese men­sa­je a la gen­te, co­mo la re­vis­ta Co­ra­zón, que re­par­te es­tos pre­mios a los que más lo ne­ce­si­tan».

Si el lec­tor de es­ta re­vis­ta quie­re apo­yar la cau­sa de es­te sa­cer­do­te que des­de ni­ño su­po que su sino era ayu­dar a los de­más y a ha­cer de es­te un mun­do me­nos ma­lo, pue­de ha­cer­lo en­tran­do en su pá­gi­na web (www.men­sa­je­ros­de­la­paz. org). Allí en­con­tra­rá to­da la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria.

de le­jos La re­la­ción del Pa­dre Án­gel y Terelu co­men­zó ha­ce tan­to tiem­po que ni lo re­cuer­dan.

Terelu des­ta­có la enor­me ge­ne­ro­si­dad del sa­cer­do­te.

el pre­mio Ber­nar­do Cru­za, di­rec­tor de Res­pon­sa­bi­li­dad so­cial empresarial de El Cor­te In­glés, en­tre­gán­do­les el che­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.