ZOOM

TRAS CA­SI DOS DÉ­CA­DAS DE MA­TRI­MO­NIO, LA MO­DE­LO CINDY CRAW­FORD Y EL EM­PRE­SA­RIO RANDE GER­BER HAN FOR­MA­DO, JUN­TO CON SUS HI­JOS, PRESLEY Y KAIA, UN GRAN EM­PO­RIO ECO­NÓ­MI­CO.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO -

Ger­ber-Craw­ford, los nue­vos Beck­ham.

Da­vid Beck­ham, Vic­to­ria, y sus vás­ta­gos es­tán vien­do tam­ba­lear su trono en el olim­po de las fa­mi­lias me­diá­ti­cas más ren­ta­bles del mun­do. Los in­gre­sos pu­bli­ci­ta­rios del ex­fut­bo­lis­ta, los ne­go­cios de la di­se­ña­do­ra y los su­cu­len­tos con­tra­tos con di­ver­sas fir­mas de Brooklyn, Romeo y Cruz –la pe­que­ña Har­per aun no ha de­bu­ta­do en el bu­si­ness– se es­tán que­dan­do en

pec­ca­ta mi­nu­ta si los com­pa­ra­mos con el im­pe­rio que es­tán con­for­man­do los

Ger­ber-Craw­ford. Y es que, en los úl­ti­mos me­ses, a los fruc­tí­fe­ros ne­go­cios de lo­ca­les noc­tur­nos del em­pre­sa­rio Rande Ger­ber (55) y los mi­llo­na­rios in­gre­sos co­mo ima­gen de Cindy Craw­ford (51) pa­ra fir­mas co­mo Si­les­to­ne, se han su­ma­do las cuan­tio­sas ga­nan­cias de los hi­jos de la pa­re­ja: Presley y Kaia.

FULGURANTES CA­RRE­RAS

El pri­me­ro en dar el sal­to a las pa­sa­re­las fue Presley, que aun­que apun­ta­ba pa­ra fo­tó­gra­fo, de­ci­dió pa­sar­se al otro la­do el pa­sa­do año. Lo hi­zo des­fi­lan­do pa­ra Mos­chino en Los Án­ge­les. Des­de en­ton­ces, es­te jo­ven de 18 años, he­re­de­ro del lu­nar de su ma­dre, no ha de­ja­do de en­ca­de­nar tra­ba­jos den­tro y fue­ra de las pa­sa­re­las –ba­jo la su­per­vi­sión de la pres­ti­gio­sa agen­cia IMG–, com­pa­gi­nán­do­los con sus es­tu­dios de se­cun­da­ria

on­li­ne en el Ma­li­bu High School, don­de ha coin­ci­di­do con las her­ma­nas Ha­did. En­tre sus ami­gos ade­más de ellas, es­tán Harry Sty­les y Ca­ra De­le­vin­gne, y man­tie­ne des­de ha­ce me­ses un ro­man­ce con la mo­de­lo Cay­ley King (19).

Por su par­te, su her­ma­na Kaia se subió a la pa­sa­re­la por pri­me­ra vez el pa­sa­do 8 de sep­tiem­bre en la Se­ma­na de la mo­da de Nue­va York. Cua­tro días an­tes ha­bía cum­pli­do los 16 años –edad mí­ni­ma exi­gi­da– y su ma­dre ocu­pa­ba or­gu­llo­sa el front row, aje­na a la crí­ti­cas que alu­dían a la ju­ven­tud de su hi­ja. Ella mis­ma co­men­zó en la mo­da a esa edad. Y si, has­ta en­ton­ces, la carrera de su hi­ja ha­bía avan­za­do con pa­so len­to pe­ro se­gu­ro, de­bu­tan­do a los diez años co­mo ima­gen de Ver­sa­ce y fi­chan­do tam­bién por la agen­cia IMG, des­de su de­but en la ciu­dad de los ras­ca­cie­los, ha re­co­rri­do, en un mes, to­das las gran­des pa­sa­re­las: Lon­dres, Mi­lán y ha­ce unos días, Pa­rís. Pre­ci­sa­men­te ahí, pu­di­mos ver a la fa­mi­lia al com­ple­to asis­tien­do a la inau­gu­ra­ción de la ex­po­si­ción Her

Ti­me, or­ga­ni­za­da por la fir­ma Ome­ga, de la que los cua­tro son ima­gen. Co­mo mues­tra, la fo­to­gra­fía de la cam­pa­ña que les en­se­ña­mos (iz­da.), to­ma­da por Pe­ter Lind­bergh, en la man­sión de la fa­mi­lia de Ma­li­bú.

No hay du­da de que Cindy es­tá de­trás de las ca­rre­ras de sus re­to­ños, pe­ro si al­guien cree que ella les ha pa­sa­do de­fi­ni­ti­va­men­te el tes­ti­go, es­tá equi­vo­ca­do: su ima­gen jun­to a otras su­per­mo­de­los en el ho­me­na­je a Ver­sa­ce ba­tió ré­cord de li­kes en la pa­sa­re­la de Mi­lán. Y aho­ra, que la má­qui­na de ha­cer di­ne­ro no de­ja de fun­cio­nar, la top ve ca­da vez más le­jos la re­ti­ra­da.

Los cua­tro, que son ima­gen de la fir­ma Ome­ga, re­tra­ta­dos por el fo­tó­gra­fo Pe­ter Lind­bergh.

Arri­ba, Kaia des­fi­lan­do en Nue­va York, su ma­dre, Cindy, en Mi­lán y su her­mano, Presley, en Los Án­ge­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.