Tec­no­lo­gía que fa­lla

Sam­sung se ha en­con­tra­do con un gra­ve pro­ble­ma en su dis­po­si­ti­vo más no­ve­do­so y po­ten­te, el Ga­laxy No­te 7. Ba­te­rías que ex­plo­tan, ter­mi­na­les que se que­man y al­gu­nos usua­rios con da­ños per­so­na­les. Han so­lu­cio­na­do su desas­tre, pe­ro no es su­fi­cien­te. Se ha e

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Portada - DA­VID SE­RAN­TES

Del an­te­na­ga­te del iPho­ne 4 al bat­tery­ga­te del Sam­sung No­te 7

La con­fian­za so­lo se pier­de una vez. Es la fra­se que es­tá pre­sen­te en el día a día de los di­rec­ti­vos de Sam­sung en las úl­ti­mas se­ma­nas. A me­dia­dos de es­te ca­lu­ro­so mes de agos­to pa­sa­do se pu­so a la ven­ta en va­rios paí­ses el smartp­ho­ne más gran­dio­so que ha di­se­ña­do la em­pre­sa coreana: el Sam­sung Ga­laxy No­te 7. Un ter­mi­nal que por ta­ma­ño de pan­ta­lla en­ca­ja den­tro de la de­no­mi­na­ción pha­blet o dis­po­si­ti­vo a me­di­do ca­mino entre un Pho­ne y un Ta­blet.

Una pre­sen­ta­ción es­pec­ta­cu­lar, unas ca­rac­te­rís­ti­cas avan­za­das res­pec­to a sus com­pe­ti­do­res e in­clu­so la fe­cha de su pre­sen­ta­ción, ade­lan­ta­da a la de Ap­ple, ha­cían de la es­tra­te­gia de Sam­sung una ju­ga­da maes­tra. Con in­de­pen­den­cia de lo que pre­sen­ta­sen los ca­li­for­nia­nos en el mes de sep­tiem­bre, se­ría mu­cho el te­rreno co­mi­do gra­cias a su en­vi­dia­ble ter­na de dis­po­si­ti­vos de ga­ma al­ta. Los Ga­laxy S7, S7 Ed­ge y No­te 7 da­rían mu­cha gue­rra. Na­die lo du­da­ba.

Sin em­bar­go, al­go su­ce­dió con al­gu­nos de los ele­men­tos del sis­te­ma de car­ga y de al­gu­nas ba­te­rías de los No­te 7. Al me­nos 92 son los ca­sos en los que se han no­ti­fi­ca­do in­for­mes de so­bre­ca­len­ta­mien­to de ba­te­rías, entre ellos 26 de que­ma­du­ras de los usua­rios y 55 si­tua­cio­nes en las que se han pro­du­ci­do da­ños a la pro­pie­dad de di­ver­sas cuan­tías. Y es­to so­lo en Es­ta­dos Uni­dos.

Sam­sung de­ci­dió in­cluir la ca­rac­te­rís­ti­ca de «car­ga rá­pi­da» en el nue­vo No­te 7, pro­me­tien­do ob­te­ner una car­ga de más del 50% de la ba­te­ría en me­nos de 30 mi­nu­tos. Ade­más, tam­bién se unió al ca­rro de uti­li­zar un co­nec­tor de car­ga re­ver­si­ble co­mo es el USB Ti­po-C. Am­bos son sin du­da un mo­ti­vo de sa­tis­fac­ción enor­me pa­ra los usua­rios. La du­ra­ción de la ba­te­ría es unos de los as­pec­tos más crí­ti­cos de los smartp­ho­nes, pe­ro ha po­di­do ser en es­te ca­so uno de los cau­san­tes de ese es­trés adi­cio­nal al que se so­me­ten las ba­te­rías, ca­len­tán­do­se en ex­ce­so y ar­dien­do fi­nal­men­te.

A me­dia­dos de sep­tiem­bre Sam­sung ya ha­bía dis­tri­bui­do en to­do el mun­do más de 2,5 mi­llo- nes de dis­po­si­ti­vos No­te 7 y, aun­que el por­cen­ta­je de equi­pos afec­ta­dos por es­tos so­bre­ca­len­ta­mien­tos pa­re­ce pe­que­ño, de­ci­die­ron de­te­ner las ven­tas a ni­vel glo­bal e ini­ciar un pro­ce­so de sus­ti­tu­ción del ter­mi­nal por uno re­vi­sa­do o de­vol­ver el im­por­te del mis­mo a to­dos los com­pra­do­res. Pa­re­ce jus­to y cohe­ren­te con la pro­tec­ción de la se­gu­ri­dad de sus clien­tes.

Es­ta mis­ma se­ma­na Sam­sung co­men­zó a en­tre­gar en Co­rea del Sur nue­vos Ga­laxy No­te 7 a los usua­rios que de­ci­die­ron aten­der la lla­ma­da a re­vi­sión. Los ter­mi­na­les que se es­tán en­tre­gan­do a los con­su­mi­do­res tie­nen el in­di­ca­dor de la ba­te­ría en co­lor ver­de pa­ra di­fe­ren­ciar­se de la pri­me­ra ver­sión.

Otra co­sa se­rán las con­se­cuen­cias que ten­ga pa­ra la com­pa­ñía es­te pro­ble­ma en el que se han vis­to en­vuel­tos. Mu­chos usua­rios no que­rrán arries­gar­se a com­prar un mo­de­lo de ter­mi­nal que ha te­ni­do una sa­li­da al mer­ca­do tan so­na­da en los me­dios y de cu­ya so­lu­ción sin em­bar­go no se ha ha­bla­do tan­to; in­clu­so mu­chos otros des­con­fia­rán de aho­ra en de­lan­te de cual­quier pro­duc­to que pre­sen­ten los co­rea­nos.

La evi­den­cia es que Sam­sung ha al­can­za­do una ma­du­rez muy in­tere­san­te con sus úl­ti­mos dis­po­si­ti­vos de la se­rie 7. Ha es­ta­do va­rios años bus­can­do su Nor­te, de­jan­do de uti­li­zar ma­te­ria­les plás­ti­cos pa­ra en­con­trar la fu­sión per­fec­ta entre el cris­tal y el ace­ro o bus­can­do el en­ca­je de sus pan­ta­llas cur­va­das en sus ter­mi­na­les. El re­sul­ta­do es una pie­za co­mo el No­te 7, que reúne lo me­jor de to­da su ex­pe­rien­cia. Pe­ro cla­ro, la con­fian­za so­lo se pier­de una vez.

SAM­SUNG HA AL­CAN­ZA­DO LA MA­DU­REZ CON LOS DIS­PO­SI­TI­VOS DE LA SE­RIE 7

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.