Le­che de pas­tos es­pa­ño­les

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Al­bino Prada

En un re­cien­te do­cu­men­to del Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia se rea­li­za un com­ple­to diag­nós­ti­co del sec­tor lác­teo ga­lle­go por par­te de un ex­per­to ana­lis­ta del sec­tor. En el in­for­me se abor­dan to­das las fa­ses del pro­ce­so: des­de el ga­na­de­ro al su­per­mer­ca­do. Nos cen­tra­mos en es­te aná­li­sis en el ám­bi­to es­pa­ñol y en un vec­tor con­cre­to de la co­mer­cia­li­za­ción

La con­vul­sa co­yun­tu­ra que vi­ve el sec­tor lác­teo en Ga­li­cia acon­se­ja re­fle­xio­nar so­bre la ac­tual si­tua­ción de los mer­ca­dos de di­cho pro­duc­to, así co­mo eva­luar la even­tual dis­po­si­ción de los con­su­mi­do­res pa­ra pri­mar de­ter­mi­na­das ca­rac­te­rís­ti­cas de un pro­duc­to ali­men­ta­rio bá­si­co co­mo el que nos ocu­pa.

Co­mo quie­ra que pa­ra el sec­tor lác­teo ga­lle­go es de­ter­mi­nan­te lo que su­ce­da en el mer­ca­do es­pa­ñol, con­vie­ne pre­ci­sar el gra­do de co­ber­tu­ra ac­tual de la pro­duc­ción lác­tea in­ter­na res­pec­to a la de­man­da de los ho­ga­res es­pa­ño­les. En un pri­mer grá­fi­co pre­sen­ta­mos los da­tos pa­ra el año 2014 de los res­pec­ti­vos sal­dos co­mer­cia­les en sus tres ca­pí­tu­los más im­por­tan­tes: le­che, man­te­qui­lla y que­so.

Co­mo se ob­ser­va, Es­pa­ña ano­ta un dé­fi­cit co­mer­cial por más de mil mi­llo­nes de eu­ros so­bre to­do en le­che lí­qui­da (un ter­cio) y que­sos (dos ter­cios). Con­tras­ta es­ta si­tua­ción con la del país ve­cino que es jus­to en esas par­ti­das en las que dis­po­ne de un abul­ta­do su­pe­rá­vit co­mer­cial. Po­dría con­cluir­se, por tan­to, que se­ría ra­zo­na­ble pa­ra Es­pa­ña imi­tar la si­tua­ción fran­ce­sa y neu­tra­li­zar la ne­ga­ti­va ba­lan­za co­mer­cial glo­bal es­pa­ño­la.

Un tal ob­je­ti­vo en­ca­ja­ría en el plan­tea­mien­to de la po­lí­ti­ca agra­ria eu­ro­pea de bus­car la au­to­no­mía ali­men­ta­ria (cru­cial en cual­quier si­tua­ción de rup­tu­ra de los mer­ca­dos) ajus­tán­do­la a la es­ca­la de ca­da es­ta­do miem­bro, so­bre to­do si pa­ra ha­cer­lo se po­ten­cian los atri­bu­tos de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial y am­bien­tal de nues­tra ac­ti­vi­dad ga­na­de­ra.

Di­cho ob­je­ti­vo, con esos atri­bu­tos, que­da­ría al­can­za­do me­dian­te una mar­ca de ca­li­dad que ga­ran­ti­za­se que ca­da li­tro de le­che ba­jo tal de­no­mi­na­ción pro­ce­da de pas­tos y em­pleo ru­ral in­terno. Una cer­ti­fi­ca­ción de ori­gen (del ali­men­to y del tra­ba­jo em­plea­do) que fa­vo­re­ce­ría, a su vez, la con­se­cu­ción de dos ob­je­ti­vos. El pri­me­ro la no de­pen­den­cia de con­cen­tra­dos y pien­sos que hay que im­por­tar y, al mis­mo tiem­po, la mo­vi­li­za­ción de su­per­fi­cies ru­ra­les ac­tual­men­te en aban­dono. Un do­ble óp­ti­mo am­bien­tal. El se­gun­do evi­tar los da­ños so­cia­les que ac­tual­men­te de­ri­va de la vo­la­ti­li­dad de los pre­cios, pro­vo­can­do el cie­rre por go­teo de ex­plo­ta­cio­nes.

Una tal mar­ca («le­che de alta ca­li­dad con pas­tos y em­pleo ru­ral es­pa­ñol») po­dría co­mer­cia­li­zar­se en los pun­tos de ven­ta a 1 eu­ro el li­tro pa­ra ga­ran­ti­zar al agri­cul­tor unos in­gre­sos mí­ni­mos de re­fe­ren­cia de 0,40 eu­ros por li­tro. Si los con­su­mi­do­res res­pal­da­sen en los mer­ca­dos ese pro­duc­to así cer­ti­fi­ca­do con­se­gui­ría­mos evi­tar la des­apa­ri­ción del ca­pi­tal pro­duc­ti­vo pro­pio, re­equi­li­brar la ba­lan­za co­mer­cial y ges­tio­nar me­jor nues­tro es­pa­cio ru­ral. To­dos ob­je­ti­vos cru­cia­les pa­ra el sec­tor ga­lle­go.

¿Es po­si­ble y via­ble una tal es­tra­te­gia? ¿Qué opi­nan los con­su­mi­do­res? Se­gún un es­tu­dio de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Agri­cul­tu­ra de la UE (Agra CEAS con­sul­ting, 2013) sa­be­mos que pa­ra el 47 % de los con­su­mi­do­res eu­ro­peos es muy im­por­tan­te el ori­gen de los pro­duc­tos ali­men­ta­rios que con­su­men, mien­tras que el pre­cio al­can­za esa va­lo­ra­ción pa­ra el 48 %.

De ma­ne­ra que par­ti­ría­mos de una ra­zo­na­ble dis­po­si­ción del con­su­mi­dor pa­ra res­pal­dar el ori­gen cer­ti­fi­ca­do; un res­pal­do a la cer­ti­fi­ca­ción del ori­gen que pa­ra el ca­so de los pro­duc­tos lác­teos sube has­ta el 54 % de los con­su­mi­do­res eu­ro­peos. El es­tu­dio aña­de que el con­su­mi­dor es­ta­ría dis­pues­to a pa­gar más ca­ro por tal ex­tre­mo.

En un ba­ró­me­tro so­bre el cli­ma de con­fian­za del sec­tor agroa­li­men­ta­rio del mis­mo año se con­cre­ta, ya so­lo pa­ra Es­pa­ña, que el 68 % de los con­su­mi­do­res no bus­ca­rían la le­che más ba­ra­ta (pa­ra el 32 % sí); que la ca­li­dad su­pera al pre­cio co­mo fac­tor más im­por­tan­te de com­pra. De ma­ne­ra que ha­bría que in­cor­po­rar el ori­gen tal co­mo aquí se es­pe­ci­fi­ca (pas­tos y em­pleo pro­pios) co­mo atri­bu­to de ca­li­dad, por me­dio de una am­plia cam­pa­ña in­for­ma­ti­va al con­su­mi­dor (cam­pa­ñas que, por cier­to, el 72 % echa en fal­ta).

En di­cho ba­ró­me­tro se in­clu­ye, pa­ra el pe­río­do 2006-2011, la im­por­tan­cia que da el con­su­mi­dor a que en el eti­que­ta­do de los pro­duc­tos ali­men­ta­rios fi­gu­re su pro­ce­den­cia u ori­gen. Esos da­tos pa­ra el 2011 los in­clui­mos en otro grá­fi­co. Con una pun­tua­ción en­tre 7,5 y 7,2 —en una es­ca­la de 10— pa­re­ce ob­vio que una par­te sig­ni­fi­ca­ti­va de nues­tros con­su­mi­do­res no se­rían in­sen­si­bles a tal ex­tre­mo si, ade­más, con ello tu­vie­sen ga­ran­tías de que los ga­na­de­ros es­ta­bi­li­za­sen su si­tua­ción so­cio­eco­nó­mi­ca y el te­rri­to­rio ru­ral es­tu­vie­se me­jor ges­tio­na­do.

Re­cien­te­men­te, Son­da­xe reali­zó qui­nien­tas en­cues­tas so­bre el par­ti­cu­lar en Ga­li­cia (véa­se el grá­fi­co ad­jun­to). Se con­fir­ma que pa­ra el con­su­mi­dor ga­lle­go la con­si­de­ra­ción del ori­gen de los pro­duc­tos lác­teos no es un atri­bu­to de im­por­tan­cia se­cun­da­ria.

Los da­tos eu­ro­peos, es­pa­ño­les y ga­lle­gos so­bre el par­ti­cu­lar pa­re­cen res­pal­dar la con­ve­nien­cia de una ini­cia­ti­va, pú­bli­ca y a es­ca­la es­pa­ño­la, que cer­ti­fi­que pa­ra el con­su­mi­dor una le­che sos­te­ni­ble so­cial y am­bien­tal­men­te a un pre­cio su­pe­rior al de op­cio­nes que no lo ha­gan. Una par­te sig­ni­fi­ca­ti­va de los con­su­mi­do­res res­pal­da­rían tal pro­duc­to si se les in­for­ma y ga­ran­ti­za so­bre tal ex­tre­mo.

Com­ple­men­ta­ria­men­te a es­ta es­tra­te­gia se­ría con­ve­nien­te des­ple­gar otras ac­tua­cio­nes so­bre el sec­tor. Se ha­ce ne­ce­sa­ria sin du­da una lí­nea pú­bli­ca de apo­yo a la ex­ten­si­fi­ca­ción de las ex­plo­ta­cio­nes que evi­te que el sec­tor lác­teo se pa­rez­ca ca­da vez más a lo que se lla­ma ga­na­de­ría sin tie­rra. En es­te asun­to mo­vi­li­zar el ban­co de tie­rras con con­tra­tos de arren­da­mien­to pa­re­ce prio­ri­ta­rio. Una es­tra­te­gia coo­pe­ra­ti­va de los ga­na­de­ros (co­mo se hi­zo en Nue­va Ze­lan­da) de ca­ra a la co­mer­cia­li­za­ción y trans­for­ma­ción de sus pro­duc­tos fa­vo­re­ce­ría el re­equi­li­brio del ex­ce­si­vo po­der de mer­ca­do que aho­ra tie­ne la in­dus­tria y los ca­na­les de dis­tri­bu­ción ma­si­va. Y en cuan­to a la trans­for­ma­ción pa­re­ce im­pres­cin­di­ble con­tar con apo­yos pú­bli­cos a las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias tal co­mo en su mo­men­to se hi­zo en Fran­cia. Con los bue­nos re­sul­ta­dos que veía­mos en nues­tro pri­mer grá­fi­co. De to­do ello se ocu­pa con ri­gor el do­cu­men­to del Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia.

Pa­ra el con­su­mi­dor la con­si­de­ra­ción del ori­gen de los pro­duc­tos lác­teos es un atri­bu­to al que le da im­por­tan­cia

AL­BINO PRADA es doc­tor en Eco­no­mía

| M. MÍ­GUEZ

Arren­dar ban­cos de tie­rra pa­ra ex­plo­ta­cio­nes es una po­si­ble so­lu­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.