FA­LLE­CI­MIEN­TO EN EL TRA­BA­JO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

CON­SUL­TO­RIO LA­BO­RAL

Mi ma­ri­do tra­ba­ja­ba co­mo trans­por­tis­ta pa­ra una em­pre­sa. Fa­lle­ció de ma­dru­ga­da de un de­rra­me ce­re­bral en el in­te­rior del ca­mión mien­tras des­can­sa­ba. ¿Pue­do re­cla­mar que la pres­ta­ción de viu­de­dad que me han re­co­no­ci­do sea de­ri­va­da de ac­ci­den­te de tra­ba­jo?

El art. 115 de la LGSS dis­po­ne que «se pre­su­mi­rá, sal­vo prue­ba en con­tra­rio, que son cons­ti­tu­ti­vas de ac­ci­den­te de tra­ba­jo las le­sio­nes que su­fra el tra­ba­ja­dor du­ran­te el tiem­po y en el lu­gar del tra­ba­jo.»

El ar­tícu­lo 34.5 del ET in­di­ca que el tiem­po de tra­ba­jo se compu­tará de mo­do que tan­to al co­mien­zo co­mo al fi­nal de la jor­na­da dia­ria el tra­ba­ja­dor se en­cuen­tre en su pues­to de tra­ba­jo.

Aun­que la muer­te se pro­du­ce en tiem­po de des­can­so, no pue­de cues­tio­nar­se que el tra­ba­ja­dor fa­lle­ció en el in­te­rior del ca­mión, y co­mo ya es doc­tri­na del Tri­bu­nal Su­pre­mo «aun­que es­tu­vie­ra dur­mien­do en el ca­mión, se ha­lla­ba en el mis­mo cen­tro de tra­ba­jo y pres­tan­do el ser­vi­cio de vi­gi­lan­cia del vehícu­lo, he­cho que vin­cu­la­ba la le­sión con el tra­ba­jo, exis­tien­do un apa­ren­te ne­xo cau­sal (...)».

En es­tos ca­sos, la con­clu­sión de que la muer­te es de­ri­va­da de ac­ci­den­te de tra­ba­jo se pro­du­ce al con­si­de­rar­se que no pue­de en­ten­der­se que se hu­bie­re pro­du­ci­do rup­tu­ra del ne­xo cau­sal en­tre tra­ba­jo y

da­ño cor­po­ral con re­sul­ta­do de muer­te, te­nien­do en cuen­ta que su­ce­de a bor­do del ca­mión, con pre­sen­cia y dis­po­ni­bi­li­dad ple­na en el pro­pio pues­to de tra­ba­jo.

En de­fi­ni­ti­va, con­cu­rre la pre­sun­ción de la­bo­ra­li­dad en que el «ac­ci­den­te» se ha pro­du­ci­do en tiem­po y lu­gar de tra­ba­jo. En cuan­to al lu­gar de tra­ba­jo, por­que el óbi­to se pro­du­jo den­tro del ca­mión. Y en cuan­to al tiem­po de tra­ba­jo, aten­dien­do a las cir­cuns­tan­cias en­co­men­da­das al tra­ba­ja­dor fa­lle­ci­do, con­cu­rre el ne­xo cau­sal de­ri­va­do del he­cho de que su des­can­so en el in­te­rior de ca­mión te­nía una cla­ra fi­na­li­dad de vi­gi­lan­cia, ade­más de des­can­sar, por lo que en reali­dad nos en­con­tra­mos an­te un lap­so tem­po­ral de pre­sen­cia, pues aun­que no se pres­ta tra­ba­jo efec­ti­vo de con­duc­ción, se es­tá rea­li­zan­do ser­vi­cio de guar­dia y vi­gi­lan­cia den­tro del ca­mión, sin que se des­vir­túe el ne­xo cau­sal exi­gi­do.

CA­TA­RI­NA CAPEANS AME­NE­DO es le­tra­da del de­par­ta­men­to la­bo­ral de Igle­sias Abo­ga­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.