DES­PI­DO CO­LEC­TI­VO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

La res­ci­sión de un con­tra­to de tra­ba­jo a raíz de la ne­ga­ti­va del tra­ba­ja­dor a acep­tar una mo­di­fi­ca­ción uni­la­te­ral y sus­tan­cial de los ele­men­tos esen­cia­les de di­cho con­tra­to en su per­jui­cio, ¿es un des­pi­do a efec­tos de des­pi­dos co­lec­ti­vos?

A efec­tos del cálcu­lo del nú­me­ro de des­pi­dos, se asi­mi­la­rán a es­tos las ex­tin­cio­nes de con­tra­to de tra­ba­jo pro­du­ci­das por ini­cia­ti­va del em­pre­sa­rio. Se­gún la ley es­pa­ño­la, en las em­pre­sas que ocu­pen en­tre 100 y 300 tra­ba­ja­do­res, se en­tien­de por «des­pi­do co­lec­ti­vo» la ex­tin­ción de con­tra­tos de tra­ba­jo por cau­sas ob­je­ti­vas cuan­do, en un pe­río­do de 90 días, la ex­tin­ción afec­te co­mo mí­ni­mo al 10 % del nú­me­ro de tra­ba­ja­do­res.

Si en­tre es­tas ex­tin­cio­nes se pro­du­jo la de una tra­ba­ja­do­ra que acep­tó un acuer­do de ex­tin­ción con­trac­tual tras ser in­for­ma­da de la mo­di­fi­ca­ción de sus con­di­cio­nes de tra­ba­jo ha de compu­tar­se a efec­tos del des­pi­do co­lec­ti­vo, pues si se tie­nen en cuen­ta las ex­tin­cio­nes de con­tra­to pro­du­ci­das en los pe­río­dos de 90 días que pre­ce­die­ron y si­guie­ron a su pro­pio des­pi­do, se al­can­zó el um­bral nu­mé­ri­co es­ta­ble­ci­do por la ley es­pa­ño­la.

Pa­ra de­ter­mi­nar si se tra­ta de un des­pi­do co­lec­ti­vo de acuer­do con la le­gi­la­ción eu­ro­pea, la con­di­ción se­gún la cual es pre­ci­so que los des­pi­dos sean al me­nos 5 no se re­fie­re a las ex­tin­cio­nes de con­tra­to de tra­ba­jo asi­mi­la­das a un des­pi­do, sino a los des­pi­dos en sen­ti­do es­tric­to.

Pa­ra el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE, el he­cho de que un em­pre­sa­rio pro­ce­da a mo­di­fi­car ele­men­tos esen­cia­les del con­tra­to de tra­ba­jo por mo­ti­vos no in­he­ren­tes al tra­ba­ja­dor es­tá com­pren­di­do en el con­cep­to de «des­pi­do». Es­tos se ca­rac­te­ri­zan por la fal­ta de con­sen­ti­mien­to del tra­ba­ja­dor, de mo­do que la ex­tin­ción de la re­la­ción la­bo­ral de la em­plea­da que ac­ce­dió a un acuer­do de res­ci­sión en­cuen­tra su ori­gen en la mo­di­fi­ca­ción uni­la­te­ral in­tro­du­ci­da por el em­pre­sa­rio en un ele­men­to esen­cial del con­tra­to por mo­ti­vos no in­he­ren­tes a la tra­ba­ja­do­ra. Di­cha ex­tin­ción es, por lo tan­to, un des­pi­do y el des­pi­do pue­de ca­li­fi­car­se co­mo des­pi­do co­lec­ti­vo.

CA­TA­RI­NA CAPEANS AME­NE­DO es le­tra­da del de­par­ta­men­to la­bo­ral de Igle­sias Abo­ga­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.