El «tax lea­se» era le­gal

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - FERNANDO SAL­GA­DO

El tax lea­se era le­gal y la Co­mi­sión Eu­ro­pea «co­me­tió un error» al prohi­bir­lo. El sis­te­ma de in­cen­ti­vos fis­ca­les a la con­tra­ta­ción de bu­ques en los as­ti­lle­ros es­pa­ño­les no vio­la­ba nin­gu­na nor­ma co­mu­ni­ta­ria ni vul­ne­ra­ba el prin­ci­pio de li­bre com­pe­ten­cia. Así de ta­jan­te, en sen­ten­cia in­ape­la­ble, se pro­nun­cia el Tri­bu­nal Ge­ne­ral de la Unión Eu­ro­pea. ¿Y aho­ra, qué? ¿Quién re­pa­ra el da­ño cau­sa­do al sec­tor de la cons­truc­ción na­val de Ga­li­cia?

Mi com­pa­ñe­ra Ma­no­li Sío, una au­to­ri­dad en es­ta ma­te­ria, es­ti­ma que la su­pre­sión de las ayu­das du­ran­te los dos úl­ti­mos años re­cor­tó en 2.000 mi­llo­nes de eu­ros la fac­tu­ra­ción de los as­ti­lle­ros pri­va­dos ga­lle­gos, abo­có al cie­rre a cen­te­na­res de em­pre­sas au­xi­lia­res y des­tru­yó más de 8.000 em­pleos di­rec­tos e in­di­rec­tos. De una fac­tu­ra­ción me­dia no in­fe­rior a 1.400 mi­llo­nes al año en el pe­río­do 2006-2010, en el úl­ti­mo bie­nio los as­ti­lle­ros so­lo ob­tu­vie­ron pe­di­dos por im­por­te de 200 mi­llo­nes. Y aun­que no to­da la caí­da sea acha­nal. ca­ble a la ley se­ca de­cre­ta­da por el co­mi­sa­rio Joa­quín Al­mu­nia, por­que la cri­sis fi­nan­cie­ra tam­bién hi­zo de las su­yas en el sec­tor na­val, el per­jui­cio cau­sa­do por una de­ci­sión in­jus­ta ha si­do co­lo­sal.

La de­ci­sión del tri­bu­nal europeo me sus­ci­ta, a bo­te pron­to, dos re­fle­xio­nes. La pri­me­ra, so­bre la de­mo­ra de su res­pues­ta: lle­ga tar­de. La len­ti­tud con­vier­te la jus­ti­cia —lo sa­be­mos bien los es­pa­ño­les— en in­jus­ti­cia. De po­co sir­ve te­ner ra­zón si, a la ho­ra del re­co­no­ci­mien­to, el da­ño es irre­ver­si­ble. Por po­ner un ejem­plo de menor cuan­tía, pe­ro sig­ni­fi­ca­ti­vo: us­ted y yo, ami­go lec­tor, mo­ri­re­re­mos es­pe­ran­do a que nos de­vuel­van los «cén­ti­mos sa­ni­ta­rios» que nos qui­ta­ron ile­gal­men­te ca­da vez que lle­va­mos el co­che a re­pos­tar com­bus­ti­ble.

La otra re­fle­xión ver­sa so­bre el tris­te pa­pe­lón desem­pe­ña­do por Joa­quín Al­mu­nia en es­ta his­to­ria. Un co­mi­sa­rio no re­pre­sen­ta a nin­gún Es­ta­do miem­bro, sino a la UE en su con­jun­to. No po­de­mos exi­gir­le, por tan­to, nin­gu­na dis­cri­mi­na­ción o tra­to de fa­vor ha­cia es­ta o aque­lla ban­de­ra na­cio- Has­ta ahí, es­ta­mos de acuer­do.

Pe­ro hay dos fa­ce­tas de las que Al­mu­nia, por más que fue­se in­ves­ti­do co­mi­sa­rio de to­dos los eu­ro­peos, no po­día des­pren­der­se: su na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la y sus cre­den­cia­les so­cial­de­mó­cra­tas. Co­mo ti­tu­lar de un DNI y en su con­di­ción de ex­mi­nis­tro de­be­ría pre­su­po­nér­se­le, cuan­do me­nos, ma­yor co­no­ci­mien­to del na­val es­pa­ñol que del ho­lan­dés o del co­reano. Con me­no­res po­si­bi­li­da­des, por tan­to, de co­me­ter un error tan gra­ve. Y co­mo so­cial­de­mó­cra­ta, ca­bría es­pe­rar de él una ma­yor sen­si­bi­li­dad an­te las ac­tua­cio­nes del Es­ta­do y un menor ape­go al fun­da­men­ta­lis­mo del mer­ca­do y la teo­ría de la com­pe­ten­cia per­fec­ta. Ac­tuó Al­mu­nia en el ca­so del tax lea­se co­mo un li­be­ral a ul­tran­za que per­si­gue to­da ayu­da pú­bli­ca por­que dis­tor­sio­na la li­bre com­pe­ten­cia. In­clu­so se pa­só de ros­ca en su ata­que a to­da in­tro­mi­sión o in­cen­ti­vo pú­bli­co y vio fan­tas­mas don­de no los ha­bía, co­mo aho­ra le re­cuer­da el pro­pio tri­bu­nal de jus­ti­cia.

CONS­TRUC­CIÓN NA­VAL. LAS AYU­DAS PÚ­BLI­CAS AL SEC­TOR NA­VAL ES­PA­ÑOL CO­NO­CI­DAS CO­MO «TAX LEA­SE» NO ERAN ILE­GA­LES, SE­GÚN UNA SEN­TEN­CIA DEL TRI­BU­NAL DE JUS­TI­CIA DE LA UNIÓN EU­RO­PEA

MA­TA­LO­BOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.