WIND1000, LA RE­FE­REN­CIA GA­LLE­GA QUE SIR­VE A LA IN­DUS­TRIA EÓ­LI­CA

WIND1000 tie­ne fi­lia­les en Bra­sil, Uru­guay, Mé­xi­co y Chi­le Su ac­ti­vi­dad es­tá sal­pi­ca­da por los cin­co con­ti­nen­tes aunque es en Fran­cia, Ita­lia, Ale­ma­nia, Bél­gi­ca y Po­lo­nia don­de con­cen­tra más ne­go­cio

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Lui­sa Ló­pez

Wind1000 es una de las em­pre­sas del año en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga. Es­ta fir­ma, que tie­ne su se­de en San­tia­go, rea­li­za una des­ta­ca­da va­rie­dad de ser­vi­cios pa­ra la in­dus­tria eó­li­ca. Por ci­fra de ne­go­cio, su ac­ti­vi­dad prin­ci­pal es la ins­ta­la­ción de ae­ro­ge­ne­ra­do­res, con más de 2.400 me­ga­va­tios ins­ta­la­dos, se­gui­da de la su­per­vi­sión y di­rec­ción de obra, pues­ta en mar­cha y man­te­ni­mien­to de equi­pos. La com­pa­ñía, que da a em­pleo a 245 pro­fe­sio­na­les, es­tá pre­sen­ta a tra­vés de fi­lia­les en Bra­sil, Uru­guay, Mé­xi­co y Chi­le, pe­ro ade­más ha eje­cu­ta­do ac­ti­vi­dad en unos 43 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes. La in­ter­na­cio­na­li­za­ción ha si­do la cla­ve de su éxi­to, en­tre los que se en­cuen­tra el ser dis­tin­gui­da con el Pre­mio Jo­ven Em­pre­sa­rio 2015, que otor­ga la AJE A Co­ru­ña.

Los so­cios fun­da­do­res, Je­sús Gar­cía, Die­go Ga­rri­do y Car­los Lou­zao coin­ci­den en que la di­fe­ren­cia­ción ha si­do una de las claves de con­so­li­da­ción de su ne­go­cio. «En La­ti­noa­mé­ri­ca, sin du­da, el fac­tor di­fe­ren­cial es la uti­li­za­ción de equi­pos de mano de obra mix­tos con téc­ni­cos lo­ca­les com­ple­men­ta­dos por gru­pos más re­du­ci­dos de téc­ni­cos ga­lle­gos que apor­tan mu­cho co­no­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad. Es­to nos per­mi­te al­can­zar unos es­tán­da­res de ca­li­dad muy al­tos, un ni­vel de pre­cio de mer­ca­do y el cum­pli­mien­to de los es­tán­da­res de pre­ven­ción de ries­gos que exi­ge el sec­tor», afir­man.

Des­de un prin­ci­pio, los em­pre­sa­rios tu­vie­ron cla­ro que «se­ría com­pli­ca­do cre­cer como em­pre­sa li­mi­tan­do la ac­ti­vi­dad a Es­pa­ña». «No tar­da­mos mu­cho tiem­po en su­frir el pa­rón del sec­tor que fue evi­den­te en el 2012. Por suer­te, ya es­tá­ba­mos im­plan­ta­dos en Bra­sil y te­nía­mos car­ga de tra­ba­jo con bas­tan­te re­gu­la­ri­dad en Eu­ro­pa. A día de hoy, la fac­tu­ra­ción de tra­ba­jos rea­li­za­dos en Es­pa­ña se re­du­ce a un 5 %. En cuan­to al pro­ce­so de in­ter­na­cio­na­li­za­ción, en nues­tro ca­so de­ci­di­mos evi­tar cual­quier aso­cia­ción en los paí­ses en los que nos he­mos im­plan­ta­do, aunque siem­pre bus­ca­mos alian­zas con em­pre­sas lo­ca­les que nos apor­tan co­no­ci­mien­to del país».

Sus fun­da­do­res de­fi­nen Wind1000 como una em­pre­sa «jo­ven, es­pe­cia­li­za­da, fle­xi­ble, ágil y di­ná­mi­ca», que tie­ne por de­lan­te un año lleno de re­tos pro­fe­sio­na­les. «En el 2016 em­pe­za­re­mos con una lí­nea de ne­go­cio que com­ple­men­ta­ría nues­tra ac­ti­vi­dad ges­tio­nan­do los equi­pos de ele­va­ción ne­ce­sa­rios pa­ra la ins­ta­la­ción y man­te­ni­mien­to de ae­ro­ge­ne­ra­do­res. En pa­ra­le­lo, cons­trui­re­mos la nue­va se­de de la em­pre­sa en San­tia­go, e in­ten­ta­re­mos con­so­li­dar la com­pa­ñía», apun­tan.

La em­pre­sa rea­li­za una des­ta­ca­da va­rie­dad de ser­vi­cios pa­ra la in­dus­tria eó­li­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.