RES­PON­SA­BI­LI­DAD POR AC­CI­DEN­TE LA­BO­RAL

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - con­sul­to­rio­la­bo­ral@la­voz.es

He su­fri­do un ac­ci­den­te la­bo­ral cuan­do tra­ba­ja­ba pa­ra una em­pre­sa que ha­bía si­do sub­con­tra­ta­da por otra pa­ra ta­reas en el te­ja­do del cen­tro de tra­ba­jo. La ins­pec­ción ha le­van­ta­do ac­ta de in­frac­ción so­li­ci­tan­do la im­po­si­ción de un re­car­go de pres­ta­cio­nes con­tra mi em­pre­sa. Va a en­trar en con­cur­so y no ten­drá li­qui­dez pa­ra ha­cer fren­te al re­car­go. ¿Po­dría ser res­pon­sa­ble la otra em­pre­sa que nos ha­bía sub­con­tra­ta­do?

La cla­ve pa­ra acor­dar la res­pon­sa­bi­li­dad es el he­cho de que el tra­ba­jo que es­tá desa­rro­llan­do el ope­ra­rio en el mo­men­to del ac­ci­den­te, tie­ne o de­be te­ner lu­gar ba­jo el con­trol y la ins­pec­ción de la em­pre­sa prin­ci­pal o de la con­tra­tis­ta o en re­la­ción con lu­ga­res, cen­tros de tra­ba­jo, de­pen­den­cias o ins­ta­la­cio­nes de és­tas, y que ade­más los fru­tos y consecuencias de ese tra­ba­jo re­per­cu­ten en és­ta. Es, por tan­to, el he­cho de la pro­duc­ción del ac­ci­den­te den­tro de la es­fe­ra de la res­pon­sa­bi­li­dad del em­pre­sa­rio prin­ci­pal en ma­te­ria de se­gu­ri­dad e higiene lo que de­ter­mi­na en ca­so de in­cum­pli­mien­to la ex­ten­sión a aquel de la res­pon­sa­bi­li­dad en la re­pa­ra­ción del da­ño cau­sa­do.

El ar­tícu­lo 24.3 de la Ley de Pre­ven­ción de Ries­gos La­bo­ra­les es­ta­ble­ce que las em­pre­sas que con­tra­ten o sub­con­tra­ten con otras la rea­li­za­ción de obras o ser­vi­cios co­rres­pon­dien­tes a la pro­pia ac­ti­vi­dad de aque­llas y que se desa­rro­llen en sus pro­pios cen­tros de tra­ba­jo de­be­rán vi­gi­lar el cum­pli­mien­to por di­chos

con­tra­tis­tas y sub­con­tra­tis­tas de la nor­ma­ti­va de pre­ven­ción de ries­gos la­bo­ra­les, nor­ma que se co­rres­pon­de con el ar­tícu­lo 42.3 del RDL 5/2000 y el ar­tícu­lo 123. LGSS.

En el pre­sen­te ca­so una em­pre­sa que con­tra­ta a otra pa­ra efec­tuar unos tra­ba­jos de lim­pie­za en el te­ja­do del cen­tro de tra­ba­jo; es de­cir la ac­ti­vi­dad que es­ta­ba rea­li­zan­do el tra­ba­ja­dor cuan­do se pro­du­jo el ac­ci­den­te se lle­va­ba a ca­bo en el cen­tro de tra­ba­jo de la prin­ci­pal y las consecuencias de ese tra­ba­jo re­per­cu­ten en ella, be­ne­fi­cián­do­se de ello, pues de no rea­li­zar­se di­cha ac­ti­vi­dad de man­te­ni­mien­to, a re­que­ri­mien­to del em­pre­sa­rio, ta­les tra­ba­jos ten­drían que ser asu­mi­dos por la prin­ci­pal. Lo que de­ter­mi­na, de acuer­do con la doc­tri­na ex­pues­ta, la ex­ten­sión de la res­pon­sa­bi­li­dad a la em­pre­sa con­tra­tis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.