¿MAN­TE­NER O DE­JAR DE PA­GAR LA LLE­GA­DA DE VUE­LOS?

Vi­go sub­ven­cio­na con 4,4 mi­llo­nes el desembarco de Rya­nair, mien­tras A Co­ru­ña su­pri­me el con­ve­nio de 1,4 con Air Eu­ro­pa Las ter­mi­na­les ga­lle­gas ga­na­ron 281.000 via­je­ros en el 2015 lo que les per­mi­te afian­zar su re­cu­pe­ra­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Serafín Lo­ren­zo

Vi­go se in­cor­po­ra a la po­lí­ti­ca de subvencionar al sec­tor ae­ro­por­tua­rio mien­tras que A Co­ru­ña la aban­do­na. Las ciu­da­des con ae­ro­puer­tos reha­cen sus po­lí­ti­cas en un mo­men­to en que el sec­tor se re­cu­pe­ra.

Los ae­ro­puer­tos ga­lle­gos le­van­tan el vue­lo. Des­pués de fre­nar en el 2014 una pro­fun­da cri­sis que los lle­vó a per­der más de 800.000 clien­tes en el bie­nio an­te­rior, las tres ter­mi­na­les han ce­rra­do el 2015 con unos re­sul­ta­dos que afian­zan su re­cu­pe­ra­ción y les per­mi­ten su­pe­rar la ba­rre­ra de los 4 mi­llo­nes de via­je­ros por vez pri­me­ra des­de el 2011. Es­tos re­sul­ta­dos alien­tan las ex­pec­ta­ti­vas de un año que ha arran­ca­do con no­ve­da­des en la to­ma de de­ci­sio­nes de las ciu­da­des. Tan­to A Co­ru­ña como Vi­go han in­ter­ve­ni­do en ma­te­ria de ayu­das pú­bli­cas que pue­den in­fluir en la evo­lu­ción del trá­fi­co de sus res­pec­ti­vos ae­ro­puer­tos. Y son me­di­das opues­tas. Mien­tras el Go­bierno co­ru­ñés ha acor­da­do la no re­no­va­ción del con­ve­nio que el Ayun­ta­mien­to sus­cri­bió en la pri­ma­ve­ra del 2013 con Glo­ba­lia (Air Eu­ro­pa) por 1,4 mi­llo­nes, en Vi­go ya ha co­men­za­do a ope­rar Rya­nair, tras im­po­ner­se en sep­tiem­bre en un con­cur­so del Concello que per­mi­ti­rá a la ae­ro­lí­nea ir­lan­de­sa in­gre­sar 4,4 mi­llo­nes por ope­rar en Pei­na­dor du­ran­te los pró­xi­mos tres años.

En el ca­so de A Co­ru­ña, la de­ci­sión mu­ni­ci­pal de no re­no­var el acuer­do ha en­cen­di­do al­gu­na alar­ma, an­te la po­si­bi­li­dad de que Air Eu­ro­pa op­te por un re­plie­gue que afec­ta­ría al que es el re­sor­te prin­ci­pal en la reac­ti­va­ción de Al­ve­dro: los vue­los con Ma­drid. Por lo que res­pec­ta a Vi­go, la apues­ta del Go­bierno de Abel Ca­ba­lle­ro per­si­gue po­ner a Pei­na­dor en el ma­pa de los ae­ro­puer­tos con una ofer­ta com­pe­ti­ti­va de vue­los de ba­jo cos­te. El mo­vi­mien­to re­cuer­da a la es­tra­te­gia que em­pren­dió San­tia­go a me­dia­dos de la dé­ca­da pa­sa­da, al ini­ciar con la low cost ir­lan­de­sa una re­la­ción que la ha lle­va­do a mo­ver más de un mi­llón de via­je­ros al año. La di­fe­ren­cia, al me­nos por aho­ra, es que la apues­ta de La­va­co­lla es­tá más orien­ta­da a ex­pri­mir su po­ten­cia­li­dad en las co­ne­xio­nes in­ter­na­cio­na­les, mien­tras Pei­na­dor arran­ca con una ru­ta a Bar­ce­lo­na.

De mo­men­to, San­tia­go no ha rea­li­za­do nin­gún mo­vi­mien­to. El an­te­rior Go­bierno lo­cal, del PP, ase­gu­ró en su mo­men­to que el Concello des­ti­na­ba 2,3 mi­llo­nes al año a su es­tra­te­gia de pro­mo­ción de la ciu­dad, en la que es­ta­ban en­mas­ca­ra­das las ayu­das a las com­pa­ñías aé­reas.

Las ciu­da­des tra­tan de com­pen­sar así la de­ci­sión de la Xun­ta de ce­rrar el gri­fo al sec­tor ae­ro­por­tua- rio, al que in­yec­tó 15 mi­llo­nes en­tre el 2005 y el 2012. La­va­co­lla fue el más fa­vo­re­ci­do por esas ayu­das, con 7,8 mi­llo­nes, mien­tras Al­ve­dro se lle­vó 3,87, y Pei­na­dor, 3,72.

CI­FRAS PA­RA LA CON­SO­LI­DA­CIÓN

En to­do ca­so, el ba­lan­ce del 2015 cons­ta­ta que los ae­ro­puer­tos ga­lle­gos han sa­bi­do su­pe­rar una cri­sis que re­gis­tró sus peo­res ci­fras coin­ci­dien­do con esa re­ti­ra­da de las sub­ven­cio­nes au­to­nó­mi­cas. Es­ta re­cu­pe­ra­ción tie­ne más va­lor por cuan­to se pro­du­ce en el mis­mo con­tex­to ad­ver­so que acen­tuó el im­pac­to de la cri­sis del sec­tor en Ga­li­cia. Por­que el sis­te­ma ae­ro­por­tua­rio ga­lle­go si­gue arras­tran­do las mis­mas de­bi­li­da­des de­ri­va­das de una alar­man­te fal­ta de coor­di­na­ción in­ter­na que lle­va a com­pe­tir en­tre sí a ter­mi­na­les dis­tan­cia­das por ape­nas 150 ki­ló­me­tros de au­to­pis­ta. De ese agujero se nu­tre, en bue­na me­di­da, el es­pec­ta­cu­lar as­cen­so de Opor­to. Con­ver­ti­do en el ae­ro­puer­to de re­fe­ren­cia del no­roes­te pe­nin­su­lar, su am­plia ofer­ta de vue­los in­ter­na­cio­na­les si­gue pro­pul­san­do el Sá Car­nei­ro. Si las ter­mi­na­les ga­lle­gas re­ba­sa­ron el lis­tón de los 4 mi­llo­nes de usua­rios, la de Opor­to sal­tó de me­nos de 7 a más de 8. Las tres de es­ta co­mu­ni­dad ga­na­ron 281.756 pa­sa­je­ros. La lusa, 1,15 mi­llo­nes.

Pe­se a la ame­na­za de un ae­ro­puer­to que cap­ta ca­da año cer­ca de un mi­llón de pa­sa­je­ros en es­te la­do de la raia, y que inevi­ta­ble- men­te se­gui­rá cre­cien­do en Ga­li­cia, los números de las ter­mi­na­les ga­lle­gas re­pre­sen­tan un res­pi­ro tras años de ca­la­mi­da­des. La de San­tia­go ce­rró el 2015 con 2,29 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros, tras ex­pe­ri­men­tar un cre­ci­mien­to de 212.000 res­pec­to al año an­te­rior. La­va­co­lla ob­tu­vo así el ma­yor in­cre­men­to de trá­fi­co, con un re­pun­te del 10,2 % que le per­mi­te con­ser­var su po­si­ción como se­gun­do ae­ró­dro­mo del nor­te del país con más cir­cu­la­ción, so­lo su­pe­ra­do por el de Bil­bao. Son las me­jo­res ci­fras de San­tia­go des­de el 2011, aunque su­po­nen to­da­vía 168.000 clien­tes me­nos que los aten­di­dos en­ton­ces. De nue­vo, la pro­gra­ma­ción in­ter­na­cio­nal se man­tie­ne como el prin­ci­pal motor de des­pe­gue de La­va­co­lla. Aunque el as­pec­to más lla­ma­ti­vo es la cier­ta reac­ti­va­ción de las fre­cuen­cias con Ma­drid, des­pués de la alar­man­te des­aten­ción que pa­de­ció esa ru­ta en los años más du­ros de la cri­sis. Tras per­der más de 330.000 via­je­ros en los en­la­ces con Ba­ra­jas en cua­tro años, en el 2015 San­tia­go ga­nó 32.000 usua­rios en esa ru­ta (526.232). Con to­do, los vue­los en­tre La­va­co­lla y Ma­drid des­pa­chan aho­ra 300.000 bi­lle­tes me­nos al año de los que compu­taba en el 2011.

En esa des­aten­ción de la prin­ci­pal co­ne­xión do­més­ti­ca del sec­tor ae­ro­por­tua­rio por par­te de La­va­co­lla han en­con­tra­do una pa­lan­ca de cre­ci­mien­to Pei­na­dor y, so­bre to­do, Al­ve­dro. Por el ae­ro­puer­to de A Co­ru­ña pa­sa­ron en el 2015 al­go más de un mi­llón de via­je­ros (1,025), con un au­men­to de 36.500 en re­la­ción al ejer­ci­cio an­te­rior. Al me­nos 22.500 de esos nue­vos clien­tes co­rres­pon­den a las fre­cuen­cias con Ma­drid, en las que Al­ve­dro lle­va más de dos años de li­de­raz­go en Ga­li­cia, des­pués de des­ban­car a La­va­co­lla. El 55 % del trá­fi­co del ae­ro­puer­to co­ru­ñés co­rres­pon­de a la ru­ta ma­dri­le­ña. Los 554.817 bi­lle­tes ven­di­dos en el 2015 son 104.000 más que los des­pa­cha­dos en el 2013. En ese mis- mo pe­río­do, y a pe­sar de la re­cu­pe­ra­ción del año pa­sa­do, La­va­co­lla re­gis­tró 16.000 me­nos. En tér­mi­nos globales, los re­sul­ta­dos de Al­ve­dro son los me­jo­res del ae­ro­puer­to des­de el 2010.

Y esa su­pre­ma­cía en las co­ne­xio­nes ae­ro­por­tua­rias de Ga­li­cia con Ma­drid se­gui­rá cre­cien­do. La apues­ta es cla­ra. Mien­tras Al­ve­dro dis­po­ne en es­ta tem­po­ra­da de in­vierno de 55 fre­cuen­cias se­ma­na­les con Ba­ra­jas ( 29 ope­ra­das por Ibe­ria y 26 por Air Eu­ro­pa), La­va­co­lla cuen­ta con 35 (23 de Ibe­ria Ex­press y 12 de Rya­nair). Pei­na­dor es, de he­cho, la se­gun­da ter­mi­nal ga­lle­ga que ofer­ta más vue­los con Ma­drid en es­ta tem­po­ra­da, con 48 fre­cuen­cias a la semana (24 de Air Eu­ro­pa y otras tan­tas de Ibe­ria Ex­press).

Es­te re­fuer­zo de las co­ne­xio­nes con Ma­drid tam­bién ex­pli­ca la me­jo­ra de los re­sul­ta­dos del ae­ro­puer­to de Vi­go. Su trá­fi­co en esa ru­ta au­men­tó el año pa­sa­do en 41.000 pa­sa­je­ros, y se que­dó a 30.000 de todos los que mo­vió San­tia­go con ese mis­mo des­tino (526.232).

Las ciu­da­des tra­tan de com­pen­sar la de­ci­sión de la Xun­ta de ce­rrar el gri­fo al sec­tor ae­ro­por­tua­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.