¿Estamos an­te el fin de la ten­den­cia ba­jis­ta en el oro?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - FINANZAS - Car­los Suá­rez Mo­ra­le­da

El re­pun­te del va­lor del me­tal ama­ri­llo ha­ce pen­sar a los aho­rra­do­res si po­dría ser el co­mien­zo de al­go mu­cho más gran­de La com­ple­ja si­tua­ción po­lí­ti­ca obli­ga al se­lec­ti­vo es­pa­ñol a ce­der po­si­cio­nes

El oro es­tá te­nien­do un buen desem­pe­ño des­de co­mien­zos del año. Con un re­pun­te pró­xi­mo al 6,2 %, su com­por­ta­mien­to es­tá re­sul­tan­do me­jor que el de la ma­yo­ría de ín­di­ces bur­sá­ti­les, que pre­sen­tan ren­di­mien­tos muy ne­ga­ti­vos. Con los ban­cos cen­tra­les eje­cu­tan­do po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias ex­tre­ma­da­men­te ex­pan­si­vas tras el ini­cio de la cri­sis eco­nó­mi­ca del 2008, los in­ver­so­res com­pra­ron oro con la pre­mi­sa de que se­ría a la vez un va­lor re­fu­gio y una co­ber­tu­ra con­tra la in­fla­ción. Pos­te­rior­men­te, la fal­ta de in­fla­ción y la con­ti­nua ame­na­za de la de­fla­ción ayu­da­ron a pre­ci­pi­tar su dra­má­ti­ca caí­da.

Mien­tras que el oro se man­tie­ne en un mer­ca­do a la ba­ja, hay una se­rie de fac­to­res en jue­go que po­drían afec­tar a los pre­cios du­ran­te y a lo lar­go de es­te año. La gran pre­gun­ta en la men­te de los aho­rra­do­res es si el re­cien­te mo­vi­mien­to al­cis­ta po­dría ser el co­mien­zo de al­go mu­cho más gran­de.

El va­lor del oro de­pen­de de una com­bi­na­ción del sec­tor de la jo­ye­ría, la in­ver­sión y la de­man­da in­dus­trial, así como un re­sur­gi­mien­to en su uti­li­dad como mo­ne­da de re­ser­va.

La de­man­da de oro pa­ra la jo­ye­ría ha cre­ci­do en Es­ta­dos Uni­dos gra­cias al ma­yor va­lor del dó­lar que ha­ce que sea más ba­ra­to pa­ra los con­su­mi­do­res. En mer­ca­dos cla­ve como Chi­na e In­dia, la de­man­da tam­bién se man­tu­vo fir­me du­ran­te la ma­yor par­te del año pa­sa­do. El Go­bierno de la In­dia in­clu­so ha in­tro­du­ci­do un sis­te­ma de mo­ne­ti­zar las re­ser­vas del me­tal ama­ri­llo en po­der de sus ciu­da­da­nos, que se es­ti­ma en al­re­de­dor de 22.000 to­ne­la­das, al­go que po­dría im­pul­sar la de­man­da. Los europeos, por su par­te, tam­bién han man­te­ni­do cons­tan­tes los ni­ve­les de de­man­da.

Des­de una pers­pec­ti­va de in­ver­sión, el oro se ha con­ver­ti­do en un va­lor ba­jis­ta de­bi­do al au­men­to de los ti­pos de in­te­rés en EE.UU., lo que in­cre­men­ta el cos­te de opor­tu­ni­dad de man­te­ner una mer­can­cía no pro­duc­ti­va. Es­ta di­ná­mi­ca ha si­do par­cial­men­te com­pen­sa­da por los in­ver­so­res que lo uti­li­zan como una co­ber­tu­ra, da­da la vo­la­ti­li­dad del mer­ca­do en es­te ini­cio de año.

El mer­ca­do tam­bién se ha vis­to afec­ta­do por los ban­cos cen­tra­les mun­dia­les. En par­ti­cu­lar, el Ban­co Po­pu­lar de Chino (PBoC) ha tri­pli­ca­do sus te­nen­cias de lin­go­tes de oro des­de abril del 2009 a 3.610 to­ne­la­das. Ru­sia tam­bién fue un im­por­tan­te com­pra­dor del me­tal pre­cio­so en las se­cue­las de la cri­sis eco­nó­mi­ca y es­ta acu­mu­la­ción de re­ser­vas se ace­le­ró a par­tir del 2009.

Los pre­cios del oro es­tán en una en­cru­ci­ja­da des­de un pun­to de vis­ta téc­ni­co. El va­lor jus­to aca­ba de so­bre­pa­sar su pro­me­dio mó­vil de 200 días en 1.130,46 dó­la­res. Con una lec­tu­ra ín­di­ce de fuer­za re­la­ti­va (RSI) de 68,773, el va­lor pa­re­ce es­tar so­bre­com­pra­do en el cor­to pla­zo. Sin em­bar­go, el MACD apun­ta a un mo­vi­mien­to al­cis­ta. Los pre­cios han so­bre­pa­sa­do va­rias ve­ces la me­dia mó­vil de 200 días en el pa­sa­do, pe­ro han re­tro­ce­di­do rá­pi­da­men­te en todos los ca­sos. Da­das es­tas cir­cuns­tan­cias, los ope­ra­do­res de­ben te­ner cuen­ta en los pró­xi­mos me­ses: —Una rup­tu­ra sig­ni­fi­ca­ti­va y sos­te­ni­ble por en­ci­ma de la me­dia mó­vil de 200 días. —Un cru­ce de la me­dia mó­vil de 50 días por en­ci­ma de la me­dia mó­vil de 200 días. —Una rup­tu­ra sos­te­ni­da de la lí­nea de ten­den­cia.

Por su par­te, las Bol­sas con­ti­núan con du­das en torno al es­ce­na­rio eco­nó­mi­co glo­bal sin que el In­for­me de Em­pleo de Es­ta­dos Uni­dos del vier­nes con­si­guie­ra di­si­par­las, al que­dar­se por de­ba­jo de lo es­pe­ra­do. El Ibex 35 re­tro­ce­de un 3,6 % en una semana en la que el miér­co­les lle­gó a per­der mo­men­tá­nea­men­te los 8.200 pun­tos por pri­me­ra vez des­de ju­lio del 2013.

Téc­ni­ca­men­te, y las­tra­do tam­bién por la com­ple­ja si­tua­ción po­lí­ti­ca ac­tual, to­do pa­re­ce in­di­car que nues­tro se­lec­ti­vo se­gui­rá ce­dien­do po­si­cio­nes a cor­to pla­zo, sien­do los 8.200 y es­pe­cial­men­te los 8.000 pun­tos los so­por­tes en los que se po­drían fre­nar las ven­tas. Su gráfico no me­jo­ra­rá mien­tras que no su­pere los 8.896 pun­tos, má­xi­mos del pri­mer día de fe­bre­ro.

| EFE | SER­GIO BARRENECHEA

El Ibex 35 re­tro­ce­dió a ni­ve­les de ju­lio del 2013

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.