La pro­mo­ción tu­rís­ti­ca de los con­ce­llos ga­lle­gos, a de­ba­te

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Cris­tó­bal Ra­mí­rez

En la ofi­ci­na de tu­ris­mo de la is­la da­ne­sa de Sam­soe, es­tos días sin fo­ras­te­ros a la vis­ta y con el ter­mó­me­tro que ha­ce ím­pro­bos es­fuer­zos pa­ra su­bir de los ce­ro gra­dos, de re­pen­te pa­re­cen te­ner re­tran­ca ga­lle­ga: ¡Quién nos die­ra! Así con­tes­tan a la pre­gun­ta de es­te pe­rió­di­co so­bre las ayu­das que re­ci­ben por par­te del Go­bierno cen­tral. De for­ma que otro ce­ro, aunque el equi­va­len­te —en gran­de— de las dipu­tacio­nes es­pa­ño­las sí echa una mano a la ho­ra de as­pec­tos como re­for­mar las ins­ta­la­cio­nes.

Y en el ca­so de Sam­soe, una is­la eco­ló­gi­ca no con­ta­mi­nan­te que pre­su­me de te­ner emi­sio­nes ne­ga­ti­vas de an­hí­dri­do car­bó­ni­co, se es­ti­ran un po­co más. Pe­ro en ge­ne­ral, ter­cer ce­ro del tex­to: los mu­ni­ci­pios se bus­can la vi­da como pue­den, se be­ne­fi­cian de una gran trans­fe­ren­cia glo­bal de fon­dos del Go­bierno cen­tral y cons­ti­tu­yen los pul­mo­nes del país.

Na­da com­pa­ra­ble a Ga­li­cia, don­de los ba­jos im­pues­tos (que siem­pre pa­re­cen muy al­tos) mantienen mu­chas ar­cas en si­tua­ción pe­no­sa, a lo que hay que su­mar el ba­ta­ca­zo de­mo­grá­fi­co: me­nos co­ti­zan­tes. El re­sul­ta­do es que nu­me­ro­sos con­ce­llos no pue­den ha­cer fren­te a la pres­ta­ción de ser­vi­cios que se es­pe­ra de ellos. Y ahí es­tá el tu­ris­mo.

Es en ese con­tex­to en el que se pro­du­ce una re­duc­ción en el apo­yo de la Xun­ta a los ayun­ta­mien­tos de­cla­ra­dos tu­rís­ti­cos, como in­for­mó es­te pe­rió­di­co el jue­ves pa­sa­do: de 8.000 eu­ros a 5.200. Na­va Cas­tro, di­rec­to­ra de la Axen­cia Ga­le­ga de Tu­ris­mo, nie­ga la ma­yor: «Tan­to nes­te ano como no pa­sa­do ese apoio é de 250.000 eu­ros, po­lo que non hou­bo nin­gún re­cor­te», y ar­gu­men­ta que en el 2015 que­da­ron fue­ra va­rios mu­ni­ci­pios que aho­ra en­tran en el re­par­to, lo cual dis­mi­nu­ye la can­ti­dad to­tal a per­ci­bir per ca­pi­ta.

¿A qué se des­ti­na ese cuar­to de mi­llón? A pa­gar nó­mi­nas. El suel­do me­dio de un in­for­ma­dor tu­rís­ti­co es de 1.733 eu­ros, in­clu­yen­do la Se­gu­ri­dad So­cial, y ba­sán­do­se en eso Tu­ris­mo de Ga­li­cia de­ci­dió «axus­tar a can­ti­da­de a re­ci­bir por ca­da un dos mu­ni­ci­pios» por­que en­tien­de que es «su­fi­cien­te pa­ra o ob­xec­to da sub­ven­ción». O sea, que vie­ne a cu­brir el sa­la­rio de tres me­ses de un tra­ba­ja­dor.

Por su­pues­to que tal in­ter­pre­ta­ción no fi­gu­ra como axio­ma in­mu­ta­ble en los ma­nua­les de economía tu­rís­ti­ca. Es dis­cu­ti­ble, y los al­cal­des ya han sa­li­do a la pa­les­tra pa­ra la­men­tar lo que en­tien­den que sí es un re­cor­te. Pe­ro en nin­gún ca­so ni eso ni lo con­tra­rio sol­ven­ta el problema de fon­do: quién de­be asu­mir como con­cep­to la pro­mo­ción tu­rís­ti­ca de los mu­ni­ci­pios ga­lle­gos.

Des­car­ta­do el mo­de­lo da­nés, ¿de­be te­ner pre­sen­cia la Xun­ta (es- tas sub­ven­cio­nes son co­sa de es­ta le­gis­la­tu­ra)? ¿Las dipu­tacio­nes? ¿Los con­sor­cios, al­gu­nos de ellos tan pa­ra­li­za­dos como el del Ca­mino In­glés? ¿El clús­ter de tu­ris­mo, que ni si­quie­ra se ha pro­nun­cia­do so­bre la po­lé­mi­ca? ¿Es me­jor se­guir los pa­sos de Pon­te­ve­dra y crear un pa­tro­na­to con fuer­za como es el de Rías Bai­xas?

Un mon­tón de pre­gun­tas. ¿Y qué ca­li­fi­ca­ción me­re­ce el de­ba­te en cur­so? Pues otro ce­ro más.

Pe­re­gri­nos que ha­cen la ru­ta del Ca­mino In­glés ha­cia San­tia­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.