«Ser ma­dre no es un te­cho de cris­tal, es de hor­mi­gón»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - L. Míguez

Más de 140.000 per­so­nas si­guen las pe­ri­pe­cias de es­ta pu­bli­cis­ta con dos ni­ñas trans­for­ma­da en ca­be­za vi­si­ble de un mo­vi­mien­to que lu­cha por vi­si­bi­li­zar a las «ma­las­ma­dres», aque­llas que lu­chan con­tra los es­te­reo­ti­pos y se plan­tean la pe­lea de la con­ci­lia­ción como al­go más que un la­men­to. Su ba­ta­lla ha tras­pa­sa­do lo di­gi­tal y sus reivin­di­ca­cio­nes se han trans­for­ma­do en mar­ca

Ca­da día 140.000 per­so­nas que si­guen su Fa­ce­book son­ríen y re­fle­xio­nan con las ideas de Lau­ra Bae­na, una pu­bli­cis­ta que con­vir­tió su ma­ter­ni­dad en el eje de un hu­ra­cán di­gi­tal que ha ter­mi­na­do por con­ver­tir­se en una em­pre­sa. El club de «ma­las­ma­dres», con más de 30.000 so­cias re­gis­tra­das, cuen­ta ya con tien­da, una se­de fí­si­ca en Ma­drid, ac­ti­vi­dad ha­bi­tual en con­gre­sos y char­las, ob­je­ti­vos cla­ros mar­ca­dos y una ba­ta­lla por de­lan­te: la con­ci­lia­ción.

—De un blog a un pro­yec­to con se­de re­cién es­tre­na­da.

—Fue pa­ra aca­bar el año 2015 de mo­do in­ten­so. Ikea nos apo­yó en las Ma­las­ma­dres Hou­se, un es­pa­cio pa­ra or­ga­ni­zar que­da­das, ha­cer reunio­nes, te­ner la tien­da... Ha­bía mu­chas ga­nas de des­vir­tua­li­zar el club.

—¿Có­mo fue el ori­gen?

—Ha­ce dos años, en una cuen­ta de Twit­ter, un do­min­go de ma­dru­ga­da de­ci­dí es­cri­bir, pa­ra desaho­gar­me y des­mi­ti­fi­car el mi­to de la ma­dre per­fec­ta. El blog lle­gó po­co des­pués, ha­ce año y me­dio y en el 2015 ya me de­di­qué de mo­do com­ple­to, con una es­truc­tu­ra de­trás, es­te fue el año. Fue sú­per in­ten­so y el re­su­men que hice en su día me hi­zo dar­me cuen­ta de las co­sas que pa­sa­ron. El año em­pe­zó con el li­bro y en mar­zo na­ció mi se­gun­da hi­ja. Tam­bién fue el en­cuen­tro de ma­dres blo­gue­ras, jor­na­das de char­las, en­cuen­tros. Y na­ció la tien­da.

—Un me­dio de dar ren­ta­bi­li­dad a la idea ori­gi­nal.

—Sur­gió como una ne­ce­si­dad, las mu­je­res que­rían unas ca­mi­se­tas con las fra­ses que col­gá­ba­mos. Yo era di­se­ña­do­ra grá­fi­ca, pe­ro no que­ría ha­cer so­lo pro­duc­tos pu­bli­ci­ta­rios, que­ría una co­lec­ción más tra­ba­ja­da, con men­sa­jes chu­los. La res­pues­ta de la gen­te ha si­do ex­tra­or­di­na­ria, se ha crea­do una iden­ti­dad pro­pia y una co­mu­ni­dad.

—No era el pri­mer blog so­bre ma­ter­ni­dad, pe­ro es­te ca­ló.

—El club na­ce pa­ra reír­nos de los in­ten­tos fa­lli­dos de ser ma­dres per­fec­tas. De la fal­ta de con­ci­lia­ción, yo te­nía muy mal ho­ra­rio, no exis­tía for­ma de com­pa­gi­nar el tra­ba­jo. Tie­nes que ha­cer co- mo que no eres ma­dre y lue­go no tie­nes tiem­po pa­ra tu hi­jo y vas fa­llan­do. Así lle­gas a la cul­pa­bi­li­dad y la frus­tra­ción. Nos han en­ga­ña­do con el men­sa­je de si quie­res pue­des. Ser ma­dre no es un te­cho de cris­tal, es de hor­mi­gón pa­ra mu­chas mu­je­res. Y no de­be­ría pa­sar. La gen­te em­pe­zó a con­tar sus pro­ble­mas y el pa­no­ra­ma es des­alen­ta­dor.

—Y así sur­gió el mo­vi­mien­to más reivin­di­ca­ti­vo.

—Se cru­zó May­te con el te­ma de la con­ci­lia­ción, que­ría­mos ha­cer al­go y ese era el te­ma que más preo­cu­pa­ba. Lan­za­mos la en­cues­ta el 13 de fe­bre­ro por­que no que­ría­mos ser un gri­to ais­la­do, si no una he­rra­mien­ta de lu­cha. Con­tes­ta­ron en tres días 4.500 ma­dres. De ahí, con­clui­mos que a mu­chas les que­dan 54 mi­nu­tos de tiem­po li­bre res­tan­do el de la pro­fe­sión y el de la ma­ter­ni­dad. La mu­jer hoy es­tá pe­na­li­za­da en mu­chos ca­sos por ser ma­dre. Hi­ci­mos un es­tu­dio so­cio­ló­gi­co y en ju­lio pre­sen­ta­mos los da­tos y sa­ca­mos la cam­pa­ña de Si Ju­lia no exis­tie­ra yo tam­po­co. Que­ría­mos lan­zar el men­sa­je de que son el fu­tu­ro. Se hi­zo vi­ral, fue tren­ding to­pic, sa­li­mos en los me­dios y se oyó nues­tro gri­to, por­que reivin­di­car no es que­jar­se. En ve­rano se pa­ró un po­co, pe­ro lue­go vol­vi­mos al tra­ba­jo.

| BE­NI­TO OR­DÓ­ÑEZ

Lau­ra Bae­na es­tre­nó re­cien­te­men­te una se­de fí­si­ca de Ma­las­ma­dres en Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.